Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"No soy Tláloc": la respuesta viral de Samuel García ante falta de agua en NL

El gobernador del estado confía en el bombardeo de nubes para combatir la crisis de agua
miércoles 29 junio 2022
(Required)
El gobernador explicó el plan para combatir la escasez de agua

Una vez más, Samuel García, gobernador de Nuevo León, se convirtió en tendencia en redes sociales por uno de sus dichos. Mientras explicaba la estrategia para combatir la escasez de agua, el político señaló que “no es Tláloc”.

“En toda esta área van a haber muchas nubes (...) Ya estamos empezando a bombardear para que la nube se quede aquí y llueva aquí seis o siete horas, no quiero que se vaya a Galeana, no me interesa que se vaya al norte. Aquí ocupo la nube lloviendo seis o siete horas para que todo ese escurrimiento en la sierra en Santiago me ayude a recuperar La Boca, que está seca. Por eso no puedo ayudar a mandar agua, miren, cero”, comenzó diciendo el mandatario.

Publicidad

Durante la conferencia de prensa, el gobernador explicó el bombardeo de nubes que se está ejecutando desde hace algunas semanas para que llueva en zonas específicas del estado y con ello recargar las presas y los pozos.

“A toda mi gente del sur, yo ahí viví toda mi vida, me hablan todos los días tíos, vecinos, primos, [me dicen] ‘¿Qué p*do, por qué no llega el agua?’, pues porque La Boca alimenta a este sector y está en cero”, agregó el político.

“Primero, no soy Tláloc... si hoy llega la humedad, como se ve, y le atinamos al bombardeo aquí, me escurren todos estos ríos a La Boca y ésta la recuperamos, ya fregamos al menos unas semanas”, dijo el mandatario este martes en conferencia.

 

¿Qué es y para qué sirve el bombardeo de nubes?

Desde hace varias semanas el gobierno del estado norteño ha estado bombardeando nubes para provocar lluvia y recuperar los niveles de agua en pozos y presas ante la crisis por la escasez del líquido vital.

Esta práctica, también conocida como ‘siembra de nubes’, consiste en dispersar sustancias como yoduro de plata y hielo seco en dos tipos de nubes: la cumulonimbus y la nimbostratus, las cuales normalmente son de lluvia.

Esta estimulación artificial de la precipitación se está haciendo a través de un avión King Air y para ello se requiere que haya nubes que contengan agua líquida sobreenfriada, es decir, por debajo de los cero grados Celsius. Cuando se vierte el yoduro de plata se produce un fenómeno en el que esta sustancia actúa como un agente congelante que provoca que el agua que está en estado líquido pase al estado sólido, este cambio de estado produce una liberación de calor que en el fondo calienta la nube, la vuelve inestable y la probabilidad de precipitación aumenta significativamente.

 
Publicidad
Publicidad