Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Ante triunfo de Trump: ¿Se le puede dar buena cara al mal tiempo?

Aunque claro que la mayoría deseaba que fuera Hillary la ganadora y ahora el panorama no pinta muy bien, queda la pregunta en el aire.
viernes 11 noviembre 2016
Con esta noticia, Donald Trump se convierte prácticamente en el candidato a la presidencia por el partido republicano.
Donald Trump Donald Trump tuvo una gran ventaja sobre Hillary Clinton. (Foto: Getty Images)

Aunque la victoria de Donald Trump puso a temblar a gran parte de Estados Unidos, México y el mundo, muchos ya intentan ver el lado no tan negativo (si es que lo hay) del comienzo de una época difícil.

“Hay una grieta en todo, así es como la luz entra”, escribió el cantautor y poeta Leonard Cohen, quien por cierto murió este jueves. La frase nunca había sido más necesaria para tratar de sobrellevar la victoria de Donald Trump, pues él representa una grieta (sin precedentes), ocasionada por el miedo de una clase media blanca a la que le han robado la esperanza del sueño americano y, por ende, ha desenmascarado su lado más racista, sexófobo y sexista.

Publicidad

En la tradición mexicana de darle buena cara al mal tiempo —aunque en el país hoy el sol no haya salido, literalmente—, aquí algunos posibles puntos que pudiéran verse como "positivos" de la victoria de Trump, un evento que ha sacudido los mercados y que para muchos analistas representa el final de una era.

Un golpe para que despierten
Puede ser que la elección de Donald Trump sea como un amargo remedio necesario que motivará a una época era política en la que la sociedad estadounidense tendrá que ser muchísimo más políticamente activa para crear un contrapeso. Este shock político es positivo porque también cuestionará la eficacia y representatividad del sistema de elección presidencial estadounidense —que pocas personas entienden—, pues aunque Clinton obtuvo más votos, perdió la elección porque en el sistema de conteo algunos estados tiene más peso electoral que otros.

Trump se podría moderar como presidente
El discurso de victoria de Trump no fue nada incendiario. Sorprendió porque fue demasiado moderado si se toma en cuenta el tono de sus promesas de campaña. Reconoció el legado político de Hillary Clinton, a quien semanas atrás le dijo en pleno debate que si llegaba a la presidencia la metería a la cárcel. También dijo que tendría una relación de respecto con los otros países. Algunos analistas apuntan que Trump hizo esta campaña estridente para lograr su objetivo y una vez en la Casa Blanca tendrá que desempeñarse dentro de los parámetros de las instituciones y lo políticamente correcto.

No es consuelo, pero…
Aunque Clinton parecía la encarnación de la bondad y la esperanza por el contraste del discurso y promesas de campaña de Trump, tampoco era la mejor opción para Estados Unidos ni el mundo. Fuertemente cuestionada por sus lazos con Wall Street, la candidata demócrata representaba la continuación de una política en la que las grandes corporaciones tienen el poder de la Casa Blanca, de ahí la razón por la que miles de millennials que apoyaron al social demócrata Bernie Sanders no la apoyaron. La victoria de Trump es una reconfiguración de la política y con el tiempo será una valiosa lección (al menos eso se espera).

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad