Margarita Zavala: La Michelle que yo conozco

La ex primera dama de México nos cuenta cómo fueron sus encuentros con la hoy muy influyente esposa del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien visitará México en mayo.
La ex primera dama de México nos cuenta cómo fueron sus encuentros con la hoy muy influyente esposa del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien visitará México en mayo.
 La ex primera dama de México nos cuenta cómo fueron sus encuentros con la hoy muy influyente esposa del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien visitará México en mayo.  (Foto: Tomada de Facebook.com/michelleobama)
Margarita Zavala, ex Primera Dama de México, y Michelle Obama tienen mucho en común; son mujeres preparadas y madres de familia a la vez.
 Margarita Zavala, ex Primera Dama de México, y Michelle Obama tienen mucho en común; son mujeres preparadas y madres de familia a la vez.  (Foto: Getty Images)

Esta es la descripción de la primera dama de Estados Unidos que Margarita Zavala nos entrega en exclusiva: "Michelle Obama es una mujer del siglo XXI. Y por si fuera poco, es muy simpática, amable, sencilla y a mí me cae muy bien". Así habla la esposa del ex presidente de México, Felipe Calderón, de quien fuera su par por algunos años y con quien tuvo varios encuentros muy reportados por la prensa internacional. En una petición de Quién, Margarita nos contó lo que piensa de la señora Obama, quien está en la cúspide del poder y de la fama, rebasando en cariño e influencia entre los estadounidenses al propio Barack Obama, reelegido apenas en noviembre de 2012. Según un sondeo del Pew Research Center (una firma de estudios de EU), la primera dama de ese país es vista en niveles más positivos que su esposo. El centro dice que mientras 67 por ciento de los estadounidenses tiene una opinión favorable de Michelle, Barack Obama se apunta 59 por ciento. Sobre ella se habla lo mismo de su presentación en los pasados premios Oscar como de las campañas de salud que ha emprendido para combatir la obesidad infantil.

La moda ha sido su mejor aliada si de crear empatía con los estadounidenses se trata. Su estilo de bailar ha hecho historia. Según expertos, la señora Obama es un gran activo político para su marido. Son una pareja abierta a mostrar su cariño. El remate de su amor en público se volvió una tendencia mundial por la foto que Barack Obama publicó en su cuenta de Twitter cuando dio a conocer su triunfo electoral y que se conoció como "Cuatro años más" volviéndose la imagen más compartida de la historia de esa red social. Por su carisma, a esta mujer de 49 años ya la comparan con iconos de la política estadounidense como Jackie Kennedy, esposa del presidente John F. Kennedy (1961-1963). Michelle, graduada en Princeton y Harvard en Sociología y Derecho, es todo un fenómeno de popularidad en su país, hoy goza del 73 por ciento de aceptación, según la más reciente encuesta de CNN.

UN IMÁN LLAMADO MICHELLE

Michelle y Margarita se conocieron en un encuentro de esposas de precandidatos a la Presidencia de EU que organizó la periodista Maria Shriver -descendiente de los Kennedy- en abril de 2007, en Estados Unidos. Margarita quedó sorprendida desde el primer minuto que vio la energía de aquella mujer: "No estaba Bill Clinton, el esposo de Hillary (entonces precandidata demócrata a la Presidencia), pero sí Michelle, la esposa del aspirante Barack Obama, aunque, eso sí, no fue protagónica cuando habló. En realidad no lo necesitaba, más bien dio claramente su opinión. Todos la miraron con atención. Si estás en una mesa con ella, le pones atención inmediatamente porque seguro va a decir algo interesante. En ese momento pensé: ‘Ella es una de las mujeres que hay que conocer', así que fui a saludarla. Sin duda, es una mujer muy inteligente". Meses después, sus respectivos esposos serían presidentes de México y EU.

Margarita tiene mucho en común con Michelle: "Las dos somos abogadas, tenemos la misma edad, tenemos hijos, somos esposas de políticos -presidente de Estados Unidos y ex presidente de México- y somos mujeres que siempre hemos trabajado fuera de casa. Compartimos la manera de ver muchas cosas".

Esas coincidencias no son minucias. Para Michelle Obama, ser madre es el principio y fin de su existencia. Es más importante que cualquier proyecto político suyo o de su marido. "Cuando la gente le pregunta a la primera dama de Estados Unidos cómo se describe, ella no duda en contestar que primero y, sobre todo, es mamá de Malia y Sasha", dice el perfil de Michelle publicado en el sitio online de la Casa Blanca.

No obstante, la primera dama de Estados Unidos vivió un proceso complejo cuando se mudó a la sede del poder de EU, recuerda Ana Paula Ordorica, periodista especializada en temas internacionales: "Ella no quería ser esposa de ‘un presidente de EU'. Le daba miedo no poder garantizar una vida estable a sus hijas, temía no poder educarlas o mantenerlas con los pies en la tierra siendo hijas de un hombre con semejante poder".

Hoy parece que Michelle está más que cómoda donde se encuentra. Por lo menos así lo reconoce su marido, el presidente de EU: "Cuando estás bajo todas estas presiones, llegar a casa cada noche y tener a Michelle y las niñas es vivir con los pies en la tierra", le dijo a la presentadora Oprah Winfrey.

PASO POR MÉXICO

Cuando en abril de 2010 Michelle Obama pisó tierras mexicanas, Margarita Zavala le organizó, entre otras actividades, una visita al Museo de Antropología, en la Ciudad de México. Margarita recuerda que "Michelle disfrutó muy intensamente el museo. No se borrará de mi memoria el momento en que se maravilló con el ‘Danzón No. 2', de Arturo Márquez", que ese día fue interpretado especialmente para la invitada por la Orquesta Sinfónica Carlos Chávez bajo la batuta de Enrique Barrios.


Durante su visita a nuestro país se reunió con estudiantes universitarios de México.
 Durante su visita a nuestro país se reunió con estudiantes universitarios de México.  (Foto: AFP)

Durante la visita, Margarita Zavala convocó a 50 mujeres a un encuentro con la señora Obama en la residencia de Los Pinos. El evento fue cautivante. "Fue un ejemplo de lo que es capaz Michelle, porque unió en un solo lugar a mujeres con distintos puntos de vista, de diferentes partidos políticos", revela a Quién Margarita.

En aquel encuentro, Michelle habló sobre su interés en la lucha integral contra las drogas y en una reforma migratoria para su país. Las presentes le aplaudieron y buscaron tomarse una foto con ella para compartirla en las redes sociales. Con todas se fotografió por lo menos una vez.

Antes, la también abogada dio una conferencia magistral en la Universidad Iberoamericana. Luis Núñez Gornés, director de Cooperación Académica de la Ibero, fue uno de los anfitriones de la poderosa mujer, "Aquello era un mundo de gente, unos 4 mil jóvenes de diversas universidades públicas y privadas. A ellos les habló la señora Obama de romper barreras y de lo posible que es luchar por los sueños de la juventud".

Para Margarita Zavala, Michelle tiene mucho que aportar a EU, pero lo que más le reconoce "es que en cualquier momento es ella misma, que no ha cambiado, que sus ideas van más allá de una situación o de cualquier coyuntura por importante que esta sea". Juan Carlos Limón, consultor en comunicación política y quien fue asesor en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, va más allá y cree que Michelle "se ha convertido en un símbolo de autenticidad del gobierno de Obama; su personalidad le suma al proyecto del presidente de EU como el rostro humano del gobierno, siempre sonriente, siempre dispuesta a entablar conexión con la gente".


2010 Con Margarita Zavala impartiendo una clase de educación física en una primaria de New Hampshire.
 2010 Con Margarita Zavala impartiendo una clase de educación física en una primaria de New Hampshire.  (Foto: Getty Images)

LAS CAMPAÑAS DE MICHELLE

Michelle no quiere ser presidenta de EU. Por lo menos eso dice ahora. Ni siquiera le interesa "poner un pie en la oficina oval (donde despacha el presidente de EU). Cuando aparezco por ahí, la gente se asusta, queda en shock", le dijo recientemente a la cadena de televisión ABC. "Eso es lo que la hace tan popular porque se ha mantenido alejada de la política y ha demostrado que, por ahora, no tiene interés por la Presidencia de su país", dice Ordorica. Eso sí, el capital en imagen y actividades de relevancia lo tiene y ella bien podría ser candidata en 2016. El actor Samuel L. Jackson es una de las principales voces que la apoyan y ha dicho que "Michelle es Superwoman y podría tener cualquier puesto que quiera".


Resource Not Found: (image) http://static.quien.com/

Ella no ha tenido puestos de elección pero sí ha hecho campañas como "Let's Move", junto a Big Bird, personaje de Plaza Sésamo. Ahí invita a los niños y a sus madres a comer sanamente y "moverse" para combatir la obesidad. La gente le aplaude con pasión cuando la ve mover las caderas al bailar. "Bailo mejor que el presidente", dijo Michelle a Barbara Walters. Ella es ya "un modelo aspiracional. Fue el elemento emotivo diferenciador entre los dos candidatos presidenciales (Mitt Romney por los republicanos)", dice Limón. "Le ha dado la vuelta a su imagen", asegura Ordorica.

MICHELLE PODRÍA VOLVER

Michelle no ha vuelto a México, aunque envió un gesto autorizando, en 2012, que su hija Malia visitara Oaxaca con sus amigas. Ahora, con un viaje confirmado de Barack Obama a México en mayo próximo es probable que Michelle regrese. Aunque no se ha delineado la agenda, si Michelle viene, se reuniría por primera vez con Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto. Pero por ahora, queda el testimonio de Margarita Zavala sobre la influyente Michelle Obama, a quien quizá un día llamemos "señora presidenta".

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Harrison Ford sorprende en plena avenida y se convierte en agente vial
No te pierdas
×