El estilo de las chicas de Gossip Girl

El estilismo de la serie se ha convertido en un excelente referente de moda para todo tipo de estilos.
 El estilismo de la serie se ha convertido en un excelente referente de moda para todo tipo de estilos.  (Foto: Getty Images)
La serie lleva cinco temporadas al aire.
 La serie lleva cinco temporadas al aire.  (Foto: Getty Images)

Desde su lanzamiento en 2007, la serie Gossip Girl ha sido gran referente de moda luego de incorporar las últimas tendencias excelentemente conjugadas en cada uno de sus personajes: el responsable, Eric Braman, un estadounidense que adjudica su capacidad de estilismo a su época como estudiante de literatura francesa en la Sorbona.

El show juega con los estereotipos y plasma a través de la actuación y el diseño de vestuario la personalidad de cada uno de sus protagonistas.


Se ha especulado que el personaje de Blair Waldorf está inspirado en Olivia Palermo.
 Se ha especulado que el personaje de Blair Waldorf está inspirado en Olivia Palermo.  (Foto: Getty Images)

Para comenzar está la reina del arquetipo de la ubersofisticación estadounidense, Blair Waldorf, quien es encarnada por Leighton Meester. Una queen bee de nuestros tiempos que derrocha feminidad y elegancia en cada uno de sus looks conformados únicamente por piezas claves como faldas, vestidos y minivestidos de estilo clásico y preppy.

Sus outfits dan un giro de Primavera-Verano a Otoño-Invierno con el cambio de texturas, complementos y motivos, así las flores pasan a ser tartán mientras que los tejidos ligeros se convierten en cashmere y lana acompañados con abrigos y medias. Jamás se verá a Blair utilizar prendas de estilo urbano o informal como pantalones y piezas confeccionadas en cuero o mezclilla.

Los atuendos de Waldorf capturan la esencia del Upper East Side y se reflejan por medio de complementos como gabardinas, capas, totes, bandas en la cabeza, delicados collares, cuellos tipo Peter Pan, medias en una amplia gama de colores y texturas, y detalles de plisados y moños, que le dan un aire delicado al personaje.

Para restarle seriedad a los conjuntos clásicos, Braman juega con el color, destacando matices sobrios como el gris o azul marino con toques de colores vivos.

Llama la atención que no existe inclinación hacia ningún tipo de diseñador o firma, si bien se puede decir que los atuendos casuales de Waldorf podrían ser un total look de J.Crew o Brooks Brothers, la realidad es que el excelente trabajo de Braman recopila marcas desde Marc Jacobs pasando por Christian Cota y Stella McCartney, hasta Oscar de la Renta.

Mientras que los atuendos de Blair acentúan su cara y personalidad, los de Serena Van der Woodsen (Blake Lively) dan vida a una sexy bombshell de la elite de Manhattan, así una serie de prendas ceñidas y con escote profundo abren paso a una amplia selección de maxicollares y collares cortos con piedras semipreciosas entre los que se encuentran algunos de firmas como Alexis Bittar y Daniel Espinosa.

El estilo de la protagonista está inspirado en el de la supermodelo Kate Moss por lo que un aire bohemio con toque de glam rockero se plasma en cada uno de sus looks.

Los colores vivos son parte fundamental de la rubia, sus conjuntos de carácter urbano integran la últimas tendencias y propuestas, de esta manera ha lucido desde minifaldas y shorts hasta paperbag pants, nunca sin dejar de enfatizar su curvilínea silueta.

Los blazers, chaquetas y chalecos son fundamentales en sus conjuntos, además de que la rica mezcla de texturas como, lentejuelas con denim o seda orgánica con piel, la posicionan con un estilo único.

No en vano Lively se ganó la simpatía del káiser de la moda, Karl Lagerfeld y se convirtió en un ícono de la moda con el título de "Chanel ambassadress".

Su maquillaje es un poco más cargado que el de Blair pero siempre con un toque fresco que le brindan los tonos satinados.


El estilo de chica mala de Jenny Humphrey es imitado por miles de adolescentes.
 El estilo de chica mala de Jenny Humphrey es imitado por miles de adolescentes.  (Foto: Getty Images)

Por su parte, Taylor Momsen juega el rol de Jenny Humphrey la antagonista inocente, quien “nunca busca dañar a las demás personas”.

A lo largo de las cinco temporadas, el estilo de Momsen ha evolucionado de niña dulce a una adolescente rebelde con un marcado estilo gótico.

Skinny jeans, chamarras de cuero, minifaldas, minivestidos, leggings y botas en una cromática integrada por negro y gris imprimen en Jenny Humphrey una personalidad que conjuga un aire grunge con un toque rockero.

Su maquillaje en tonos oscuros resalta su clara piel y despeinada melena rubia platinada, sus ojos verdes son resaltados con smokey eyes y su boca con tonos ciruela.

Accesorios como botines, botas arriba de la rodilla, medias de red y mitones afirman su estatus de chica mala.

La próxima semana no te pierdas el estilo de los chicos de Gossip Girl.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Así es como The Weeknd intenta olvidar a Selena
No te pierdas
×