Publicidad

Las caracterizaciones más impactantes del cine

Boris Karloff le debe su estatus de leyenda a la caracterización que lo convirtió en Frankenstein. Un trabajo de maquillaje bastante impresionante para los años 30.
miércoles 16 abril 2014
  • Boris Karloff le debe su estatus de leyenda a la caracterización que lo convirtió en Frankenstein. Un trabajo de maquillaje bastante impresionante para los años 30.
  • Nadie podría creer que Davy Jones en Pirates of the Caribbean sea el carismático rockero decadente de Love Actually.
  • Eddie Murphy ganó 100 kilos para su personaje de Sherman Klump en The Nutty Professor. Todo fue obra de la magia del maquillaje.
  • Doug Jones es quien da vida al fauno en la obra maestra de Guillermo del Toro. Totalmente irreconocible.
  • Heath Ledger se consagró en su carrera interpretando a The Joker. El maquillaje no lo fue todo, la actitud que le dio al papel fue impecable.
  • Jim Carrey es camaleónico por excelencia. Su personaje en The Grinch es sin duda, una de las caracterizaciones más impactantes que hayamos visto en la historia del cine.
  • ¿Quién pensaría que el irreverente y putrefacto fantasma Beetlejuice es Michael Keaton, quien también diera vida a Batman?
  • Sólo los genios de la caracterización son capaces de convertir a la inocente Linda Blair en Satanás mismo.
  • Pennywise aterrorizó a miles de niños a principios de los 90 y esto marcó al actor que lo personificó, Tim Curry.
  • Ralph Fiennes fue el lienzo blanco para los caracterizadores de Harry Potter quienes hicieron un trabajo impresionante para darle vida a Voldemort.
  • Rebecca Romijn pasa de ser una super sexy modelo a ser una mutante con aspecto de pez en cuestión de horas.
  • Si Robert Englund les parece adorable, piénsenlo dos veces. Él es nada más ni nada menos que el terror de los niños, Freddy Krueger.
  • Todos nos quedamos con la boca abierta al ver a Robin Williams convertido en un robot en The Bicentennial Man.
  • Boris Karloff le debe su estatus de leyenda a la caracterización que lo convirtió en Frankenstein. Un trabajo de maquillaje bastante impresionante para los años 30.
  • Nadie podría creer que Davy Jones en Pirates of the Caribbean sea el carismático rockero decadente de Love Actually.
  • Eddie Murphy ganó 100 kilos para su personaje de Sherman Klump en The Nutty Professor. Todo fue obra de la magia del maquillaje.
  • Publicidad
  • Doug Jones es quien da vida al fauno en la obra maestra de Guillermo del Toro. Totalmente irreconocible.
  • Heath Ledger se consagró en su carrera interpretando a The Joker. El maquillaje no lo fue todo, la actitud que le dio al papel fue impecable.
  • Jim Carrey es camaleónico por excelencia. Su personaje en The Grinch es sin duda, una de las caracterizaciones más impactantes que hayamos visto en la historia del cine.
  • ¿Quién pensaría que el irreverente y putrefacto fantasma Beetlejuice es Michael Keaton, quien también diera vida a Batman?
  • Sólo los genios de la caracterización son capaces de convertir a la inocente Linda Blair en Satanás mismo.
  • Pennywise aterrorizó a miles de niños a principios de los 90 y esto marcó al actor que lo personificó, Tim Curry.
  • Ralph Fiennes fue el lienzo blanco para los caracterizadores de Harry Potter quienes hicieron un trabajo impresionante para darle vida a Voldemort.
  • Rebecca Romijn pasa de ser una super sexy modelo a ser una mutante con aspecto de pez en cuestión de horas.
  • Si Robert Englund les parece adorable, piénsenlo dos veces. Él es nada más ni nada menos que el terror de los niños, Freddy Krueger.
  • Todos nos quedamos con la boca abierta al ver a Robin Williams convertido en un robot en The Bicentennial Man.
Publicidad