Publicidad

Las pérdidas de peso más sorprendentes del espectáculo

A principios de 2011 Demi Moore se veía tan guapa como siempre, pero después de que comenzaron los problemas con su esposo, Ashton Kutcher, la pérdida de peso fue muy notoria.
miércoles 29 febrero 2012
  • John Goodman ya no podrá interpretar más a Pedro Picapiedra ya que redujo 45 kilos y según contó a la revista People, contrató a un experto en programas alimenticios y dejó de tomar alcohol.
  • Conocimos a Jennifer Hudson como una voz privilegiada en ?American Idol?, su sobrepeso era lo de menos dado su gran talento, sin embargo, la cantante se convirtió en vocera de Weight Watchers programa con el que perdió los kilos de más. Confesó a la revista InStyle que pasó de la talla 16 a la 6.
  • Aunque Jordin Sparks aseguró que nunca perdería peso para encajar en Hollywood luego de ganar ?American Idol?, durante una gira con los Jonas Brother su entrenador personal no la dejó ni un momento sola. El resultado: 13 kilos menos.
  • Mariah Carey recuperó sus curvas luego de que nacieron sus gemelos. No es que esté extremadamente delgada, sólo regresó a su antigua anatomía.
  • Afortunadamente Russell Crowe regresó a su peso ideal, luego de que subió unos cuantos kilos para su personaje en la cinta `Body of lies´ que se filmó en 2008.
  • Después de que Kirstie Alley concluyó la serie ` Veronica´s closet´ sus curvas comenzaron a perder forma por su considerable aumento de peso, pero fue el programa `Fat Actress´, basado en su historia personal, en donde bajó 40 kilos.
  • Actualmente Raven Symone luce una figura más tonificada y según confesó a medios estadounidenses su sobrepeso se debió al estrés que sufría.
  • Si pensamos en Seth Rogen se nos viene a la mente la imagen del típico adulto descarriado con sobrepeso y fumador de marihuana. Sin embargo, Seth prefiere que la gente lo recuerde como `The Green Hornet´ y por eso bajó tanto de peso para ese personaje.
  • El baile fue la clave para que Kelly Osbourne se viera espectacular, y es que antes de participar en el reality `Dancing with the stars´ era más bien una chica con sobrepeso y un look emo que también intercambió por glamour.
  • Drew Carey no sólo perdió 36 kilos, sino que pudo curar la diabetes tipo 2 que le habían diagnosticado.
  • Sara Rue pudo perder 22 kilos gracias al programa de Jenny Craig, que se ha vuelto muy famoso entre las celebridades de Hollywood.
  • A principios de 2011 Demi Moore se veía tan guapa como siempre, pero después de que comenzaron los problemas con su esposo, Ashton Kutcher, la pérdida de peso fue muy notoria.
  • Jonah Hill bajó 14 kilos para su personaje en `21 Jump Street´, de acuerdo a medios estadounidenses primero intentó perder peso por su propia cuenta pero no funcionó, así que recurrió a los expertos en nutrición.
  • Snooki dijo al diario Daily Mail que perdió casi 10 kilos de sobrepeso cuando dejó de beber alcohol y se sometió a una alimentación balanceada y nutritiva.
  • Oprah Winfrey es sin duda uno de los ejemplos más perfectos para aquellos que tienen cambios drásticos en su figura. La presentadora y empresaria es un sube y baja en cuanto a su apariencia se refiere.
  • John Goodman ya no podrá interpretar más a Pedro Picapiedra ya que redujo 45 kilos y según contó a la revista People, contrató a un experto en programas alimenticios y dejó de tomar alcohol.
  • Conocimos a Jennifer Hudson como una voz privilegiada en ?American Idol?, su sobrepeso era lo de menos dado su gran talento, sin embargo, la cantante se convirtió en vocera de Weight Watchers programa con el que perdió los kilos de más. Confesó a la revista InStyle que pasó de la talla 16 a la 6.
  • Aunque Jordin Sparks aseguró que nunca perdería peso para encajar en Hollywood luego de ganar ?American Idol?, durante una gira con los Jonas Brother su entrenador personal no la dejó ni un momento sola. El resultado: 13 kilos menos.
  • Publicidad
  • Mariah Carey recuperó sus curvas luego de que nacieron sus gemelos. No es que esté extremadamente delgada, sólo regresó a su antigua anatomía.
  • Afortunadamente Russell Crowe regresó a su peso ideal, luego de que subió unos cuantos kilos para su personaje en la cinta `Body of lies´ que se filmó en 2008.
  • Después de que Kirstie Alley concluyó la serie ` Veronica´s closet´ sus curvas comenzaron a perder forma por su considerable aumento de peso, pero fue el programa `Fat Actress´, basado en su historia personal, en donde bajó 40 kilos.
  • Actualmente Raven Symone luce una figura más tonificada y según confesó a medios estadounidenses su sobrepeso se debió al estrés que sufría.
  • Si pensamos en Seth Rogen se nos viene a la mente la imagen del típico adulto descarriado con sobrepeso y fumador de marihuana. Sin embargo, Seth prefiere que la gente lo recuerde como `The Green Hornet´ y por eso bajó tanto de peso para ese personaje.
  • El baile fue la clave para que Kelly Osbourne se viera espectacular, y es que antes de participar en el reality `Dancing with the stars´ era más bien una chica con sobrepeso y un look emo que también intercambió por glamour.
  • Drew Carey no sólo perdió 36 kilos, sino que pudo curar la diabetes tipo 2 que le habían diagnosticado.
  • Sara Rue pudo perder 22 kilos gracias al programa de Jenny Craig, que se ha vuelto muy famoso entre las celebridades de Hollywood.
  • A principios de 2011 Demi Moore se veía tan guapa como siempre, pero después de que comenzaron los problemas con su esposo, Ashton Kutcher, la pérdida de peso fue muy notoria.
  • Jonah Hill bajó 14 kilos para su personaje en `21 Jump Street´, de acuerdo a medios estadounidenses primero intentó perder peso por su propia cuenta pero no funcionó, así que recurrió a los expertos en nutrición.
  • Snooki dijo al diario Daily Mail que perdió casi 10 kilos de sobrepeso cuando dejó de beber alcohol y se sometió a una alimentación balanceada y nutritiva.
  • Oprah Winfrey es sin duda uno de los ejemplos más perfectos para aquellos que tienen cambios drásticos en su figura. La presentadora y empresaria es un sube y baja en cuanto a su apariencia se refiere.
Publicidad