Publicidad

Oscar: la evolución de los vestidos

Natalie Portman no ha cambiado mucho con los años. Sus decisiones son variadas pero siempre muy femeninas: los materiales ligeros y las telas translúcidas son sus favoritas.
martes 22 febrero 2011
  • Natalie Portman no ha cambiado mucho con los años. Sus decisiones son variadas pero siempre muy femeninas: los materiales ligeros y las telas translúcidas son sus favoritas.
  • Hilary Swank: siempre delgada y con gran porte que le permite lucir algunos vestidos más arriesgados, como de espalda descubierta o de escote amplio.
  • Anne Hathaway tiene preferencia por vestidos muy elegantes, muy tradicionales. Los tonos nude, perla y hueso le quedan bien, al igual que el rojo pues contrasta con su piel.
  • Nicole Kidman siempre va a la segura: vestidos elegantes y sin grandes adornos que pongan los reflectores en ella. Lo que hemos notado es que con los años, su estilo se ha vuelto un poco más aseñorado.
  • Gwyneth Paltrow tiene una debilidad por la paleta de rosas: desde el nude hasta el durazno y el chicle. Su estilo no ha cambiado mucho, pero podemos decir que ahora es más sexy.
  • Charlize Theron hace lo que pocas: experimentar. Tiene el cuerpo y la cara para hacerlo, pues cualquier vestido le va bien. Desde algo muy romántico hasta otro muy arquitectónico, Charlize deslumbra.
  • Vaya que Sandra Bullock ha cambiado con los años, además de estilo al vestir, de look. Aquí la vemos con tres vestidos muy distintos, claramente en mejor es el Marchesa (derecha), en los pasados Oscar cuando ganó como Mejor Actriz.
  • Kate Winslet es posiblemente quien menos haya evolucionado en su estilo: en varias ocasiones la hemos visto con vestido de un solo hombro, incluso en uno de estos vestidos, el Yves Saint Laurent (derecha) fue cuando ganó el cotizado premio.
  • Reese Witherspoon nunca ha tenido un estilo definido, pues la hemos visto usando vestidos muy diferentes en las premiaciones.
  • Con la figura de Halle Berry es imposible no lucir un vestido. Aunque en muchas ocasiones le encanta usar escotes, para los Oscar se reserva looks menos provocativos, pero siempre presumiendo, con vestidos strapless o de tirantes spaguetti, una estructura ósea envidiable.
  • Natalie Portman no ha cambiado mucho con los años. Sus decisiones son variadas pero siempre muy femeninas: los materiales ligeros y las telas translúcidas son sus favoritas.
  • Hilary Swank: siempre delgada y con gran porte que le permite lucir algunos vestidos más arriesgados, como de espalda descubierta o de escote amplio.
  • Anne Hathaway tiene preferencia por vestidos muy elegantes, muy tradicionales. Los tonos nude, perla y hueso le quedan bien, al igual que el rojo pues contrasta con su piel.
  • Publicidad
  • Nicole Kidman siempre va a la segura: vestidos elegantes y sin grandes adornos que pongan los reflectores en ella. Lo que hemos notado es que con los años, su estilo se ha vuelto un poco más aseñorado.
  • Gwyneth Paltrow tiene una debilidad por la paleta de rosas: desde el nude hasta el durazno y el chicle. Su estilo no ha cambiado mucho, pero podemos decir que ahora es más sexy.
  • Charlize Theron hace lo que pocas: experimentar. Tiene el cuerpo y la cara para hacerlo, pues cualquier vestido le va bien. Desde algo muy romántico hasta otro muy arquitectónico, Charlize deslumbra.
  • Vaya que Sandra Bullock ha cambiado con los años, además de estilo al vestir, de look. Aquí la vemos con tres vestidos muy distintos, claramente en mejor es el Marchesa (derecha), en los pasados Oscar cuando ganó como Mejor Actriz.
  • Kate Winslet es posiblemente quien menos haya evolucionado en su estilo: en varias ocasiones la hemos visto con vestido de un solo hombro, incluso en uno de estos vestidos, el Yves Saint Laurent (derecha) fue cuando ganó el cotizado premio.
  • Reese Witherspoon nunca ha tenido un estilo definido, pues la hemos visto usando vestidos muy diferentes en las premiaciones.
  • Con la figura de Halle Berry es imposible no lucir un vestido. Aunque en muchas ocasiones le encanta usar escotes, para los Oscar se reserva looks menos provocativos, pero siempre presumiendo, con vestidos strapless o de tirantes spaguetti, una estructura ósea envidiable.
Publicidad