Publicidad

Un príncipe en Nueva York

El príncipe Enrique llegó a la ciudad de Nueva York el 29 de mayo con una agenda que incluía paradas en diversos centros en la Gran Manzana.
lunes 01 junio 2009
  • El príncipe Enrique llegó a la ciudad de Nueva York el 29 de mayo con una agenda que incluía paradas en diversos centros en la Gran Manzana.
  • El tercero en la línea de sucesión al trono británico, platicó con algunas personas que se le acercaron en Nueva York luego de sus actividades.
  • Enrique bautizó como Jardín Británico a un sector de la céntrica Plaza Hanover en honor a las 67 víctimas británicas del ataque terrorista.
  • Además, dejó una nota que dice ‘En respetuosa memoria de aquellos que perdieron sus vidas el 11 de septiembre del 2001 con admiración por la valentía demostrada por la gente de esta gran ciudad ese día’.
  • El hijo menor de Carlos y Diana, aprovechó y plantó un árbol en el jardín británico en Hanovre.
  • Luego de su visita a la zona cero, el príncipe habló con el capitán Joseph McHugh (centro) y el bombero Antonio Henry (izq.) de la Escala del Cuerpo de Bomberos de Nueva York.
  • En su visita, también asistió al Centro Médico de Asuntos de Veteranos de Guerra en Manhattan para recorrer las instalaciones de atención a mutilados de guerra y una clínica que atiende a pacientes con síndrome de estrés postraumático.
  • Ahí el heredero al trono estuvo interactuando con el sargento Paul Yarbrough, quien le mostró lo que podía hacer la mano electrónica ‘DEKA’ durante su estancia en el laboratorio.
  • En su segundo día de actividades oficiales, Enrique visitó la isla Governors, en Nueva York, para jugar con un cielo soleado en el Clásico de Polo Veuve Clicquot de Manhattan, donde su equipo derrotó a la escuadra del argentino Nacho Figueras.
  • Los fondos recaudados por el partido serán destinados a la organización Sentebale, que Enrique creó junto con el príncipe Seeiso de Lesotho para los niños empobrecidos de esa nación africana.
  • El príncipe Enrique llegó a la ciudad de Nueva York el 29 de mayo con una agenda que incluía paradas en diversos centros en la Gran Manzana.
  • El tercero en la línea de sucesión al trono británico, platicó con algunas personas que se le acercaron en Nueva York luego de sus actividades.
  • Enrique bautizó como Jardín Británico a un sector de la céntrica Plaza Hanover en honor a las 67 víctimas británicas del ataque terrorista.
  • Publicidad
  • Además, dejó una nota que dice ‘En respetuosa memoria de aquellos que perdieron sus vidas el 11 de septiembre del 2001 con admiración por la valentía demostrada por la gente de esta gran ciudad ese día’.
  • El hijo menor de Carlos y Diana, aprovechó y plantó un árbol en el jardín británico en Hanovre.
  • Luego de su visita a la zona cero, el príncipe habló con el capitán Joseph McHugh (centro) y el bombero Antonio Henry (izq.) de la Escala del Cuerpo de Bomberos de Nueva York.
  • En su visita, también asistió al Centro Médico de Asuntos de Veteranos de Guerra en Manhattan para recorrer las instalaciones de atención a mutilados de guerra y una clínica que atiende a pacientes con síndrome de estrés postraumático.
  • Ahí el heredero al trono estuvo interactuando con el sargento Paul Yarbrough, quien le mostró lo que podía hacer la mano electrónica ‘DEKA’ durante su estancia en el laboratorio.
  • En su segundo día de actividades oficiales, Enrique visitó la isla Governors, en Nueva York, para jugar con un cielo soleado en el Clásico de Polo Veuve Clicquot de Manhattan, donde su equipo derrotó a la escuadra del argentino Nacho Figueras.
  • Los fondos recaudados por el partido serán destinados a la organización Sentebale, que Enrique creó junto con el príncipe Seeiso de Lesotho para los niños empobrecidos de esa nación africana.
Publicidad