Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ni Díaz Ordaz ni Casas Alemán… revelamos el gran amor de Irma Serrano

El cantante José Julián recordó, en entrevista con Quién, qué hombre marcó la vida de 'La Tigresa', y no fue ni el ex presidente ni el ex gobernador de Veracruz, sino un prominente empresario.
mié 01 marzo 2023 07:33 PM
Irma Serrano
Irma Serrano nunca quiso casarse ni tener hijos.

Si Irma Consuelo Cielo Serrano Castro no se casó nunca fue porque nadie se lo propuso, reveló en su momento la propia actriz, cantante, diputada y senadora independiente. También es cierto que tenía muy claro que sí era posible enamorarse, pero le dio siempre una connotación más profunda.

"Si se puede amar para toda la vida, pero es uno, no son la bola de mozalbetes que brincotean atrás de la persona", expresó la mejor conocida como La Tigresa, quien en otra ocasión aseguró que "soy más tranquila de lo que la gente piensa y muy seria en mi vida privada".

Publicidad

Serrano tuvo a su primer amor a los 12 años, un crush en toda forma con uno de sus primos, Jorge Lavega, a quien iba a ver a un parque con la esperanza de conseguir su atención. "Pero nunca me habló ni le hablé de amor; lo perseguía para ver si volteaba sus ojos bonitos a mí, pero sólo me decía, 'pórtate bien mi niña'".

Irma que creía que sólo se podía amar de verdad a un sólo hombre, así lo vivió, como reveló a Quién el cante José Julián, su amigo y compadre. El hombre que se ganó el corazón de La Tigresa se trató del exitoso empresario poblano Alejo Peralta y Díaz Ceballos.

"Fui fiel siempre, tranquila en el amor", confesó Irma a Gustavo Adolfo Infante. En 2015 aseguró que don Alejo había sido una "pérdida de tiempo" en su vida, pero una de sus "puntadas", como las definió, fue decir que se había embrazado, a sus 70 años, con el semen que había congelado de Peralta.

Esa no fue la única pista que dejó saber a aquellos que eran cercanos a la ex funcionaria del lugar importante que tuvo el fundador de Grupo IUSA en su vida. "Ella decía que el amor de su vida fue don Alejo Peralta, siempre tenía una foto presente en su recámara", contó José Julián.

De acuerdo con el intérprete, el tiempo que pudo convivir con La Tigresa se dio cuenta que por Peralta y Díaz Ceballos, a pesar de todo "se me grabó mucho que se notaba que por él sí tuvo un gran amor, que fue el gran amor de su vida… por sus comentarios y siempre que veía la foto lo añoraba".

Pese e los rumores, José Julián confirmó a este medio que con Serrano sólo tuvo una entrañable amistad, que incluso hizo que se convirtiera en su comadre, cuando fue la madrina del bautizo de su hijo Emilio Julián, "obviamente no hubo nada más que una gran amistad". La última vez que la vio fue en un cumpleaños en diciembre de 2019.

El cantante reveló que pudo mantener una comunicación telefónica con Irma y la última vez que habló con ella fue en diciembre de 2022. "La busqué precisamente por su cumpleaños también, la sentí ya cansada, lo entendí que no andaba bien algo, pero obviamente los años".

Dear Mr. President

La política no fue sólo una de las ocupaciones de Serrano, también encontró el amor en esa esfera, en lo más alto porque Irma "siempre le tire a la última cabeza, a la que salía más" y en 1969 esa descripción la tenía el ex presidente Gustavo Díaz Ordaz, con quien también estableció su patrón de tener una relación más bien paternalista.

Publicidad

Era algo muy paternal, siempre necesité un amor, nunca llegó y lo más que logré fue que gente mucho mayor que yo se fijara en mí, buscaba protección", contó en su momento Serrano, quien tuvo un idilio con el político durante cinco años e incluso le llevó a la primera dama serenata a Los Pinos, en su cumpleaños.

"Fue un hombre de mucho poder, éramos de todo (amigos, amantes, novios), nunca lo pensé", reflexionó La Tigresa, quien reveló que la canción que le interpretó a la esposa de su dear Mr. President, Guadalupe Borja, fue Por tratar a un casado, por una "triste venganza", rememoró la intérprete, ya que quiso acaba con su carrera por el idilio.

Díaz Ordaz fue siempre generoso y le regaló una casa en El Pedregal de San Ángel, donde se veían habitualmente, así como la cama, el espejo y otros elementos de la recámara de Su Majestad Imperial la emperatriz Carlota de México, al lado de ciertos vestidos que usó la royal.

José Julián recordó ver en casa de su amiga esos muebles: "La llegué a ver, era como un museo su casa, entrar era increíble, sí estaba esa recamara, pero no dormía ahí, la tenía aparte y era como una exhibición del bonito regalo que le hizo el ex presidente Gustavo Díaz Ordaz".

Tras cinco años, una noche antes de su serenata, don Gustavo terminó a Irma, lo que desató su furia. En Los Pinos bofeteó al ex presidente provocándole un desprendimiento de retina; aunque los oficiales del Estado Mayor cortaron cartucho y le apuntaron a la cabeza a la actriz, Díaz Ordaz intervino: "No la toquen, que nadie dispare".

Desde antes Serrano ya había entrado en las "delicias" del poder; otra de sus relaciones en la esfera política fue con Fernando Casas Alemán, con quien salió —aseguran— desde sus 13 y hasta sus 19 años. En alguna ocasión aceptó que el ex gobernador de Veracruz fue parte importante en su vida.

Publicidad

Tags

Irma Serrano
Publicidad

Newsletter

Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad