Diego Luna critica el grito de "p*to" de la afición mexicana

El actor asegura que la polémica generada por el uso de términos en los estadios está más que justificada.
El actor asegura que la polémica generada por el uso de términos  en los estadios está más que justificada.
 El actor asegura que la polémica generada por el uso de términos en los estadios está más que justificada.  (Foto: PhotoAMC)

El espectacular arranque protagonizado por la selección mexicana en el presente Mundial de Brasil amenaza con verse empañado por la actitud desplegada por algunos de sus seguidores, hasta el punto de que la FIFA se ha planteado vetar de los estadios a quienes hagan gala del comportamiento homófobo y machista que encarnan términos tan habituales del vocabulario deportivo como 'puto', una palabra usada con frecuencia por los aficionados para desmoralizar al rival. Uno de los personajes públicos más comprometidos con la erradicación de la homofobia y la violencia en el fútbol es precisamente el actor mexicano Diego Luna, por lo que no resulta extraño que el artista se haya sumergido de lleno en el debate público para reprender a todos aquellos que convierten el deporte en una plataforma para humillar y discriminar a los demás, así como a quienes toleran que México ofrezca esa imagen "impropia" del panorama deportivo internacional.

"Por desgracia, el fútbol puede ser a veces un vivo reflejo de cómo somos en muchos aspectos. Todavía vivimos en una sociedad marcada por el clasismo, la homofobia, el desprecio al diferente y el machismo, y aunque muchos no sean conscientes de ello, esas actitudes viven con nosotros y en ocasiones las aceptamos como normales. No estoy orgulloso de ello, creo que en general es impropio de un país que trata de ir en la senda de la modernización", aseguró el combativo cineasta a la emisora de radio MVS, antes de reconocer que muchos mexicanos no acaban de ser conscientes de las implicaciones sociales del cuestionado vocablo.

"Utilizar la palabra 'puto' no siempre lleva consigo un odio concreto a la comunidad gay, pero trata de minar la confianza del rival al cuestionar su masculinidad o su fortaleza. Es bastante común en determinados ambientes del fútbol mexicano. Cuando estuve en el Mundial de Alemania [2006], escuché a la gente gritar esa palabra en varias ocasiones, pero jamás se me ocurrió unirme a ellos. Es algo de lo que no podría sentirme precisamente orgulloso", aclaró. El hecho de que Diego Luna se haya convertido en improvisado portavoz de aquellos colectivos que se sienten ofendidos ante los abusos verbales que proliferan en los campos de fútbol -en España las críticas han apuntado directamente al racismo que impera en ciertas gradas- se debe entre otras cosas a la reflexión sobre la homosexualidad que ha ofrecido en algunas de sus películas. Mientras que en la aclamada 'Y tu mamá también' (Alfonso Cuarón, 2001) daba vida a un joven con inclinaciones bisexuales que acababa protagonizando una noche de pasión con su mejor amigo, interpretado por Gael García Bernal, de forma más reciente se unía al oscarizado Sean Penn en la premiada 'Mi nombre es Harvey Milk' (2009) para rendir homenaje a aquellos que marcaron el camino hacia la igualdad y el reconocimiento de la dignidad de las minorías.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Lo que debes saber de los Emmy Awards
No te pierdas
×