Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

VIDEOS: Cuando los famosos atacan

A veces los paparazzi se convierten en la pesadilla de todo famoso, si no pregúntenle a Justin Bieber, Halle Berry y Kanye West, quienes estallaron contra ellos.

Justin Bieber

Iniciando este 2013, Justin decidió cambiar de actitud, muchos ya lo catalogan como un "bad boy" pero a raíz de eso, el cantante de 19 años ha estado constantemente en las noticias por sus conductas.

Publicidad

Hace unos días Bieber acudió al chub nocturno Laugh Factory acompañado de su mejor amigo Lil Twist; a su salida el joven de 19 años corrió a "cubrirse" de los fotógrafos con su Ferrari blanco. Aunque se tapaba la cara, Justin mostraba su enojo con todos los paparazzi que estaban disparando sus flashes.

Una vez que pudo arrancar su auto de lujo, un paparazzo se metió en el camino de Justin y terminó atropellado.

El canadiense no quiso decir nada al respecto, ni perdón, ni "fue un accidente", nada.

Publicidad

Esta no es la primera vez que Justin se mete en problemas con los paparazzi. En Londres casi golpea por haberlo llamado "pequeño idiota".

"¿Qué dijiste? ¿Qué p** dijiste?", le gritó Bieber.

El fotógrafo, que había dicho: "Vete a la m**, regresa a Estados Unidos, pequeño idiota", respondió: "Escuchaste lo que dije. Escuchaste lo que dije, amigo".

Publicidad

"Te voy a cerrar la boca", respondió Bieber.

No te pierdas el video.

Halle Berry/Olivier Martinez

Publicidad

En abril la familia de Halle Berry vivió una experiencia que terminó en gritos y casi golpes cuando Olivier Martinez se enojó porque cientos de fotógrafos los estaban siguiendo desde las escaleras del aeropuerto hasta su coche.

Mientras Halle les gritaba que le dieran espacio por respeto a Nahla (su primogénita), Martinez se desesperó y casi golpea a un paparazzo que también estaba dispuesto a terminar en una riña física.

Publicidad

La ganadora del Oscar impidió que esto sucediera pero al final, las malas palabras salieron a relucir.

Kanye West

Publicidad

A principios de mayo los fotógrafos captaron a Kanye y a Kim entrando a un restaurante de Los Ángeles. Mientras la pareja iba caminando el rapero agachó la cabeza para no ser captados pero este acto hizo que el intérprete se pegara fuertemente en la cabeza.

Ante el accidente, Kim auxilió a su pareja, sin embargo, tras reponerse un poco Kanye enfureció con los fotógrafos y les exigió a gritos que dejaran de disparar sus cámaras: "¡Deja de tomarme fotos!".

El impacto fue tan fuerte que días después se vio a Kanye con un chichón en la cabeza y enojado con los paparazzi que lo siguen a todos lados.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad