El príncipe Enrique cierra con broche de oro su gira por EU

Con un beso de Karolina Kurkova y un partido de polo con causa el Príncipe se despidió del país norteamericano. Olivia Palermo y Valentino estuvieron también entre los exclusivos invitados al evento.
 Con un beso de Karolina Kurkova y un partido de polo con causa el Príncipe se despidió del país norteamericano. Olivia Palermo y Valentino estuvieron también entre los exclusivos invitados al evento.  (Foto: Getty Images)
Después de haber visitado la Casa Blanca y el Centro Médico Militar de heridos de guerra más grande del país, Enrique cerró su visita por América con un lujoso juego de polo.
 Después de haber visitado la Casa Blanca y el Centro Médico Militar de heridos de guerra más grande del país, Enrique cerró su visita por América con un lujoso juego de polo.  (Foto: Getty Images)

El príncipe Enrique cierra con broche de oro su visita por Estados Unidos, y es que participó en un exclusivo evento de polo, en favor de Sentebale, una organización de beneficencia creada para erradicar la pobreza y enfermedades virales en Lesotho, África. Al evento sólo asistieron invitados exclusivos como supermodelos, diseñadores y la directiva de la asociación, así como el propietario del lujoso lugar.

Además de ganar el partido y ser galardonado con el trofeo de los campeones, el príncipe se sonrojó al recibir un beso en la mejilla de la modelo Karolina Kurkova, que efusiva no paraba de tomarse fotos con los diseñadores y los invitados. Entre los jugadores de los equipos que contendieron figuraron modelos de la marca Ralph Lauren, así como seleccionados del equipo de polo inglés. Malcom Borwick, capitán del equipo del Príncipe dijo que Enrique había demostrado su físico en el encuentro. "Es un muy buen jugador de polo", expresó; y para sorpresa de todos, Dawn Jones, esposa del actor Tommy Lee Jones fue la jinete invitada del equipo del príncipe de Gales.

El Club de Polo de Greenwich en el que se llevó a cabo el encuentro es propiedad del multimillonario Peter Brandt, quien mostró al Príncipe su colección de arte, incluyendo una embarazosa escultura de su esposa, Stephanie Seymour, en la que aparece con el torso desnudo. Asimismo, 'Daily Mail' informó que Brandt comentó a su invitado que recordaba a su padre y a su abuelo como excelentes jugadores de polo, por lo que estaba ansioso de conocer sus habilidades en el campo. El Príncipe, aficionado a este fino deporte, completó su gira por el país, después de haber hecho diferentes recorridos oficiales, por lo que se mostraba como pez en el agua y muy seguro montando a caballo.

Con la educación propia de un miembro de la realeza, antes de que iniciara el esperado partido, el príncipe emitió un discurso, en el que habló detalladamente acerca de la crítica situación en la que se encuentran los habitantes de Lesotho, país africano en el que, asegura, el VIH y las enfermedades virales están dejando miles de huérfanos por el mundo. "Mientras Sentebale (la organización) evoluciona rápidamente, la situación sobre el terreno en Lesotho sigue siendo crítica", apuntó Enrique de Gales.

"La pandemia del VIH sigue dejando a miles de niños sin padres y estructuras familiares débiles que no les permiten guiarlos a través de la vida. Sin este apoyo, las necesidades básicas como la alimentación, la vivienda y la atención no están satisfechas, dejando a los niños vulnerables y muy a menudo, sin mucha esperanza de vida", concluyó.


Olivia Palermo, Valentino y Karolina Kurkova fueron algunos de los invitados que resaltaron en el exclusivo club de polo de Greenwich.
 Olivia Palermo, Valentino y Karolina Kurkova fueron algunos de los invitados que resaltaron en el exclusivo club de polo de Greenwich.  (Foto: Getty Images)

Después de jugar "el deporte de los reyes" al príncipe Enrique le esperaba un delicioso y vasto almuerzo, ofrecido por sus millonarios anfitriones, en el que se sentaron a la mesa importantes personalidades como Olivia Palermo y su novio, el modelo Johannes Huebl, así como el legendario diseñador italiano Valentino, Karolina Kurkova, el diseñador Jason Wu, entre otros invitados especiales. Cuando llegó el momento de despedirse, Enrique cerró su visita al país anglosajón con broche de oro, diciendo: "Este es el último día de mi gira por Estados Unidos. Gracias por una semana maravillosa. He sido testigo de la extraordinaria generosidad de la gente de esta gran nación", expresó el hijo menor de Lady Di.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Kate Middleton pidió prestada una joya a la Reina Isabel II
No te pierdas
×