El efecto "Midas" de Kate Middleton crece a la par de su pancita

Desde la familia real hasta diversas tiendas deben de estar muy agradecidos con la Duquesa pues todo lo que hace beneficia económicamente de alguna manera.
Desde la familia real hasta diversas tiendas deben de estar muy agradecidos con la Duquesa pues todo lo que hace beneficia económicamente de alguna manera.
 Desde la familia real hasta diversas tiendas deben de estar muy agradecidos con la Duquesa pues todo lo que hace beneficia económicamente de alguna manera.  (Foto: Getty Images)

Durante meses los fotógrafos y público en general han estado al pendiente del embarazo de Kate Middleton, en especial el crecimiento de su abdomen, el cual ha sido de forma muy lenta, hasta que se presentó a finales de abril con un vestido polka dots, el cual dejo ver su pancita y también, se vendió como pan caliente. Y este es el inicio de una larga lista de su efecto Midas.

Comencemos por la exhibición de su vestido de novia en el Palacio de Buckingham, el cual fue todo un suceso en julio de 2012, pues según publicamos, se registró un aumento de turistas y con ello ganancias económicas, las suficientes como para donar 383 mil 252 euros a la Real Fundación del Duque y la Duquesa de Cambridge y el príncipe Enrique.


Este vestido de Topshop de 38 libras se agotó en una hora.
 Este vestido de Topshop de 38 libras se agotó en una hora.  (Foto: Getty Images)

Fue en diciembre de 2012 cuando se anunció que los Duques esperaban su primer hijo, desde ese momento, todo el mundo comenzó a observar la evolución del embarazo de la futura mamá, el cual fue muy lento, tanto que fue hasta finales de abril cuando por fin vimos que su abdomen crecía, pero, ¿exactamente en qué evento sucedió esto?

Los príncipes Enrique, Guillermo y Kate acudieron a los estudios Warner Bros donde se filmó la película de Harry Potter, la Duquesa utilizó un vestido blanco con polka dots de Topshop de 38 libras, el cual se agotó en tan sólo una hora. Mucho del beneficio que obtuvo la marca fue porque la pieza no es de embarazo.

Ejemplo tres: Bolsas pequeñas


Kate suele acudir a los eventos con clutch.
 Kate suele acudir a los eventos con clutch.  (Foto: Getty Images)

¿Qué cargará, o le cabrá a Kate en sus clutch? Seguramente no mucho, pues a todos los eventos que va, acude con este tipo de accesorios. Sin importar la marca, cientos de jóvenes han comenzado a adquirir bolsas y sombreros discretos.

Es tanta la moda que ha impuesto Kate que ya hasta la diseñadora Mandrake platicó con el diario Telegraph admitiendo que para la próxima temporada, creará bolsos más pequeños, pues eso es lo que las jóvenes están buscando hoy en día.

Ejemplo cuatro: baby shopping


El bambineto también se agotó, su costo es de 295 libras.
 El bambineto también se agotó, su costo es de 295 libras.  (Foto: Getty Images)

Nadie mejor que tu mamá, en este caso Carole, para ayudarte con las compras del futuro Rey o Reina de Inglaterra.

Días después de la fiebre del vestido blanco, Kate y la futura abuela acudieron a la tienda Blue Almonds para comprar un bambineto el cual tiene un precio de 295 libras.

En esa ocasión, Kate optó por una blusa holgada, la cual resaltaba sus siete meses de embarazo.

Como en todo, este moisés tuvo tanto impacto, que cientos de mujeres corrieron a dicha boutique para adquirir el mismo producto que compró la familia Middleton.

Claramente los dueños de Blue Aldomds no pueden de la felicidad por haber recibido publicidad gratuita.

Por supuesto que esta lista irá creciendo a la par del embarazo que Kate y no dudamos que una vez que nazca el tan esperado primogénito habrá mercancía sobre él o ella en cuanto llegue a este mundo. Tan sólo hay que recordar cuando Kate y Guillermo se casaron: banderas con sus caras, una réplica del anillo de compromiso, tazas, plumas y un sinfín de souvenirs se vendieron como pan caliente.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: La princesa Diana recibe "horroroso" homenaje
No te pierdas
×