Salma Hayek cambia el drama por la comedia

La actriz confesó en una entrevista, que prefiere realizar películas divertidas, para así, hacer reír a la gente y que se olviden de sus problemas.
 La actriz confesó en una entrevista, que prefiere realizar películas divertidas, para así, hacer reír a la gente y que se olviden de sus problemas.  (Foto: Getty Images)

La carismática actriz se encuentra en uno de los períodos más estables de su vida personal, en la que juega un papel destacado su sólido matrimonio con el magnate francés François-Henri Pinault y la felicidad que le proporciona su hija Valentina Paloma. Aunque es precisamente su devoción por su familia la causa de que Salma haya reducido sus apariciones en la gran pantalla, las contadas películas que ha estrenado en los últimos meses --las comedias 'Peso pesado' y, más recientemente, 'Niños Grandes 2'-- no hacen sino reflejar con transparencia el optimismo y la alegría que irradia la mexicana, quien en esta etapa de su existencia prefiere "hacer reír" a los espectadores y ayudarles a desconectar de los problemas cotidianos.

"Ahora mismo reconozco que no podría ser más feliz, por lo que en los últimos tiempos he preferido dedicarme a hacer comedias. Quiero que la gente sea feliz, hacer reír a la audiencia mientras disfruta de una película que puede reunir a todos los miembros de la familia. Cada vez resulta más difícil encontrar filmes que saquen a relucir el lado más divertido de la vida, y para mí siempre ha sido una experiencia muy especial el hecho de estar con mi familia en el cine, aislándonos por un momento de la realidad y dejando atrás los problemas", aseguró la artista al portal NBC Latino.

La estrella de cine ha combinado en los últimos tiempos el idealismo de las divertidas cintas que protagoniza con su activa implicación en diversas causas sociales, entre las que destaca su reciente campaña por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, o su duradero vínculo con Naciones Unidas en la lucha conjunta contra la violencia doméstica. Salma ha cultivado desde el inicio de su carrera una intensa faceta solidaria que, además, no surge fruto de la casualidad, sino de las duras vivencias que experimentó la mexicana tras su primera mudanza a Los Ángeles, en la que sufrió algunos episodios de discriminación racial mientras trataba de hacerse un hueco en la industria del cine.

"Aterricé en Los Ángeles con 25 años casi sin hablar inglés. Lo poco que había aprendido en la escuela lo tenía casi olvidado. No tenía licencia de conducir, ni agente, ni conocía absolutamente nada de cómo se hacían negocios aquí. No sabía cómo podría meter cabeza en esta industria. Yo siempre había sido una chica insegura, deprimida por el acné y preocupada por mi tendencia a ganar peso, así que tampoco ayudó el rechazo que todavía existía hacia los latinos. Una vez me dijeron que mi acento recordaría al público a sus asistentas mexicanas, una excusa bastante pobre para rechazar mis intentos de meter cabeza en Hollywood", recordaba Salma en una entrevista anterior.

cd

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Meghan Markle ya tiene su propia figura de cera ¿Qué tan perfecta es?
Te Recomendamos
×