Jennifer Lawrence, sus tropiezos y confesiones peculiares

Joven, guapa, talentosa y actualmente es la mujer del momento. A pesar de que todo suena maravilloso, la actriz ha tenido algunos problemas en algunas entregas de premios y en shows.
Joven, guapa, talentosa y actualmente es la mujer del momento. A pesar de que todo suena maravilloso, la actriz ha tenido algunos problemas en algunas entregas de premios y en shows.
 Joven, guapa, talentosa y actualmente es la mujer del momento. A pesar de que todo suena maravilloso, la actriz ha tenido algunos problemas en algunas entregas de premios y en shows.  (Foto: Especial)
Ayer la joven de 22 años ganó el Oscar a Mejor Actriz.
 Ayer la joven de 22 años ganó el Oscar a Mejor Actriz.  (Foto: AP)

El domingo pasado, Jennifer Lawrence ganó uno de los premios más deseados en la industria cinematográfica, el Oscar a Mejor Actriz; justo cuando iba por su estatuilla, se topó con un escalón y dio un mal paso, literal. Pero esta no fue la primera, que comete un error, o comenta algo, que saca de onda a la gente.

Comencemos por su fanatismo por los reality show, ¿en serio? Una actriz con su trayectoria ¿viendo Keeping Up With the Kardashians?

Así es, y a Jennifer no le da pena hablar de sus gustos. En una entrevista la Mejor Actriz, platicó que cuando sale en la noche, no deja de pensar en su sillón y en los programas que se está perdiendo, "me estresa la idea de perderme un capítulo. Los reality son mi cereza en el pastel. Al final del día probablemente no hay nada que me haga más feliz que la comida chatarra y los reality shows."

Por si fuera poco, domina los personajes que han saltado a la fama como Snooki.

La noche del vestido "separado"

La asistencia de la joven de 22 años a los premios SAG estuvieron en peligro debido a una neumonía, pero ella misma en la alfombra roja, aseguró que gracias al medicamento y a su doctor pudo acudir a la ceremonia el domingo 27 de enero.

Jennifer deslumbró con un vestido azul de Christian Dior, el cual también se robó la atención, pero por el problema que le ocasionó a la amiga de Bradley Cooper.

Resulta que cuando iba por su premio de Mejor Actriz, su vestido se separó y dejó al descubierto sus piernas. Claramente el `wardrobe malfunction´ se transmitió completamente en vivo, por lo que muchos asistentes también se impactaron.

Cuando subió por su SAG, Jennifer seguía en "shock", quien sabe si fue por el error de vestuario, o por haber ganado, pero continuó con el show.

Errores de la naturaleza


En 2011, Jennifer impactó con este vestido rojo.
 En 2011, Jennifer impactó con este vestido rojo.  (Foto: AP)

Dicen los expertos que todos tenemos una mano más grande que la otra, lo mismo pasa con las piernas, ojos, nariz, dedos, ¿senos? Sí, según la actriz de "Los Juegos del Hambre", se dio cuenta de su "defecto" cuando le tomaron rayos X en el doctor.

Esta gran confesión la hizo en el programa de Jimmy Kimmel, quien no dejaba de escuchar las confesiones de la joven.

"Fui al hospital para que me tomaran rayos X para ver cómo siguen mis pulmones (debido a que la actriz padeció de neumonía), al momento de verme con el torso desnudo, descubrí que tengo los pechos disparejos", platicó entre risas.

Jennifer, de verdad no tienes nada de que avergonzarte, desde que usaste ese vestido rojo en los Oscar de 2011, nos mandaste un mensaje muy claro: eres guapa, talentosa y llegaste para quedarte.

Tacones traicioneros


En Londres se tropezó en la calle.
 En Londres se tropezó en la calle.  (Foto: Getty Images)

Londres, capital de Inglaterra, lugar donde la lluvia y el aire pueden convertirse en los mejores, o peores, amigos de las famosas.

Resulta que Lawrence viajó a dicho país para estar presente en los premios BAFTA, pero un día antes, acudió a una cena de gala donde se recaudarían fondos para una institución de beneficiencia. Pero como ya es costumbre, dio un mal paso, literal.

Cuando iba a entrar al recinto, Jennifer bajó de su coche acompañada de dos asistentes quienes la protegían de la lluvia, pues ni ellos pudieron predecir que se tropezaría con la banqueta. Este movimiento casi, la hace caerse al suelo y estropear una gran velada, pero afortunadamente no sucedió ya que manos veloces impidieron que la actriz cometiera otro "oso".

La noche del Oscar


¿Habrán sido los nervios?
 ¿Habrán sido los nervios?  (Foto: Getty Images)

Caminó por la alfombra roja sin ningún error, portando un Dior Couture impecable y maquillaje sencillo que resaltaba sus facciones.

La ceremonia tuvo muchos momentos para recordad, pero ninguno, como el mal paso de Jennifer al subir por su premio a Mejor Actriz.

Resulta que cuando la nueva integrante de ese grupo selecto, se disponía a subir al estrado para tomar su Oscar y dar el tradicional discurso, la actriz de "Juegos del Destino" se cayó en los primeros escalones del estrado.

"No se hagan, nada más se pararon para aplaudir porque se sintieron mal al verme caer", así empezó su discurso, seguido de una sonrisa pícara y mucho humor por su parte.

Muchos podrán criticarla, pero la realidad es que Lawrence es joven, sincera y con un futuro por de más prometedor.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
¿Qué fue lo más desafiante para 'El Fantasma en el Espejo'?
No te pierdas
×