Pau Rubio enfrentará a la justicia y a Colate

La cantante estará a partir mañana en el banquillo de los acusados, con el inicio en un tribunal civil estadounidense del juicio en su contra por presunto incumplimiento de contrato.
La cantante estará a partir mañana en el banquillo de los acusados, con el inicio en un tribunal civil estadounidense del juicio en su contra por presunto incumplimiento de contrato.
 La cantante estará a partir mañana en el banquillo de los acusados, con el inicio en un tribunal civil estadounidense del juicio en su contra por presunto incumplimiento de contrato.

La cantante Paulina Rubio estará a partir mañana en el banquillo de los acusados, con el inicio en un tribunal civil estadounidense del juicio en su contra por presunto incumplimiento de contrato de un concierto en Colombia en el 2010.

El juicio podría extenderse una semana y uno de los momentos culminantes será cuando la "Chica Dorada" se encuentre con su aún esposo, el español Nicolás Vallejo-Nágera "Colate", con quien tiene un proceso paralelo de divorcio y quien será llamado a declarar por la parte acusadora.

La declaración de "Colate" es una incógnita y se estima que será clave en el juicio, debido a que él acompañaba a Rubio cuando sucedieron los hechos por los cuales la intérprete, entonces embarazada, no pudo asistir al concierto en la ciudad de Tunya, capital de la provincia colombiana de Boyacá.

La corporación de Miami CMG Entertainment, el Fondo Mixto de Cultura de Boyacá y la Corporación Cultural Viva la Música de Colombia demandaron en noviembre del 2010 a Rubio por haber incumplido un contrato para realizar una presentación en agosto de ese año que formaba parte del Festival Internacional de Cultura de Boyacá.

Los defensores de Rubio, encabezados por el abogado Omar Ortega, aseguraron que la cantante no pudo ofrecer su concierto por problemas con el transporte aéreo a Tunja, donde debía celebrarse y no por falta de interés.

La cantante alega que los organizadores del evento se habían comprometido a su traslado en avioneta, ella fue la que tuvo que contratar una para tratar de llegar al concierto, pero no les permitieron aterrizar en Tunja, al parecer por inconvenientes climáticos.

Por su parte, los demandantes liderados por el letrado Richard Wolfe, aseguraron que el contrato estipulaba que Rubio viajaría en avión desde Medellín hasta Bogotá y que de allí viajaría en automóvil hasta Tunja, una ciudad que no tiene un aeropuerto comercial.

Los demandantes exigen una indemnización de un millón de dólares por daños y perjuicios, correspondientes a los gastos de organización del concierto, además de intereses y costos legales. El monto se habría reducido a unos 800 mil dólares.

Las sesiones del juicio con jurado serán de las 09:00 a las 17:00 horas y ambas partes planean presentar numerosos testigos y Wolfe prevé trasladar a un funcionario y ex funcionario de turismo de Boyacá.

  • Más sobre:
  • Pau
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Los hermosos looks de las pequeñas estrellas en los Emmy 2017
No te pierdas
×