Amanda Bynes, ¿la nueva reina de los escándalos?

Todo empezó cuando la actriz se encontraba conduciendo en estado de ebriedad por las calles de Los Ángeles; esto sucedió el 6 de abril, pero este caso aún no ha terminado.
 Todo empezó cuando la actriz se encontraba conduciendo en estado de ebriedad por las calles de Los Ángeles; esto sucedió el 6 de abril, pero este caso aún no ha terminado.  (Foto: Clasos)
Esta es la foto de su expediente.
 Esta es la foto de su expediente.  (Foto: AP)

Todo comenzó un viernes de abril a las tres de la mañana cuando Amanda conducía su auto color negro por West Hollywood; al ver una patrulla, la actriz, en su intento de huída, golpeó el carro de la policía. Y así es como iniciaron los problemas de la actriz.

Por supuesto que esto le hizo acreedora de las famosas fotografías de "arresto". En la imagen, Bynes aparece con su pelo en tono rosa y vistiendo un blazer color negro.

Amanda fue llevada a la fiscalía donde permaneció unas cuantas horas, y gracias a que su padre desembolsó cinco mil dólares, su hija pudo salir de la cárcel. Por si fuera poco, su progenitor aseguró que la actriz de "Se dice de mi" no estaba alcoholizada, simplemente tenía problemas personales.

Sea cual sea la razón, la famosa se quedó con una multa y la foto del recuerdo.

Días después, la actriz volvió a salir conduciendo su automóvil por las calles de Hollywood, y para su mala suerte, unos paparazzi la cacharon mandando mensajes desde su IPhone y como se sabe, eso también es motivo de una multa.

En menos de 15 días, Amanda obtuvo un ticket por andar manejando y tener el celular en la mano, y un expediente por conducir en estado de ebriedad, mejor conocido como DUI (Driving under the influence).

Debido a que existe un caso que seguir, la joven de 26 años esta obligada a realizarse exámenes de sangre y el famoso alcoholímetro, pero Bynes se niega a seguir estas órdenes, por lo que otra multa gira en su contra.

Conteo de multas y acusaciones: tres.

Ojala sus problemas hubieran terminado ahí pero no. A principios de mayo, una vez más tuvo un percance mientras manejaba su camioneta Rage Rover. Resulta que sin querer golpeó un carro que iba frente a ella. El incidente no pasó a mayores, pero sí tuvo que pagar el daño causado al vehículo de adelante.

Además de sus problemas con la justicia, Amanda experimentó lo que significa estar en la "prensa amarilla", esto debido a que se volvió blanco de las burlas por la manera en cómo vestía y el color de su pelo. Por lo mismo, el sábado pasado acudió a un salón de belleza donde se deshizo de sus extensiones color rosa y optó por un rubio más encendido.

Al salir, Bynes trato de evitar a los paparazzi, pero eso, a estas alturas no es posible.

SU JUICIO


La actriz no esta obligada a acudir a la corte.
 La actriz no esta obligada a acudir a la corte.  (Foto: Clasos)

Ese ocurrirá a principios de junio, donde de hallarse culpable podría permanecer 48 horas en la cárcel y perder su licencia de manejo por un año.

Probablemente este juicio no sea tan escandaloso como lo fue con Lindsay Lohan, esto lo decimos porque Amanda no tiene que ir forzosamente a la corte, todo se puede manejar mediante abogados.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: ¿Qué hacía Kate Middleton antes de entrar en la realeza?
No te pierdas
×