Cómplices de Leonardo García tienen mucho pelo

Se llaman Don Benito y Jack, son de ojos grandes, inquisitivos, gustan de cazar colibrís... y de ronronear.

Tengo que aceptar que llegué a casa de Leonardo García esperando conocer a su perro --cuando le propusimos que hiciera la presentación en sociedad de su mascota a través de Quién.com, jamás nos esperamos que el actor fuera un declarado "cat person". De ahí que la primera sorpresa del día vino en forma de una bola de pelos pardos, ojos azules y aliento a whiskas.

Cualquiera que haya dicho que el mejor amigo del hombre es el perro, no ha visto a Leonardo García convivir con Don Benito y Jack. Con un enorme felino recostado en su regazo, aún con la pierna lastimada, el actor se sienta cómodamente frente a la cámara mientras levanta y -básicamente- le hace avioncito a Benito entre sus manos; listo para realizar el "cotillón" oficial de sus dos cómplices, quienes por primera vez hacen su debut frente a la lente.

En el espacio hay vistozos cuadros, un cenicero humeando, libros de fotografía y aún así, todo a lo que le podemos poner atención es al gigantesco (y muy peludo) gato entre los brazos del actor, que no ha quitado la cara de "Algo está pasando pero no sé exactamente que sea", desde que llegué.

El segundo miembro de esta dupla, Jack, demasiado aturdido por el calor ha escapado hacia su rincón especial en la azotea debajo de la sombra de un árbol; por el momento, nos resulta inalcanzable.

Leonardo no deja de presumirnos lo muy "imán para las chicas" que resultan estos felpudos compañeros y la ágil forma en la que son capaces de traer un ave al suelo de un zarpazo (¿alguien dijo Rey León?). Para cuando nos despedimos no puedo quitarme la sensación de que Don Benito y Jack han probado las mieles de la fama y reaccionado muy distinto al asedio de una cámara.

Por su parte, el gato persa, al momento de verse rodeado por los reflectores, no tardó sino segundos en dejar su refugio bajo la sombra para pasearse -prácticamente meneando las caderas- y mostrarnos sus mejores ángulos; de no haberlo sabido, podríamos jurar que era miembro de las Kardashian.

Por otro lado, Don Benito se mostró altivo. "¿Cámaras? ¿Cuáles cámaras?" fue su constante actitud. No cabe duda, salimos por la puerta de enfrente y probablemente lo primero que hizo fue exhalar tranquilo y dejar de sumir la panza. ¡No te preocupes, Benito, no eres el único!

También Mane de la Parra nos presentó a su "mejor amigo". Si te lo perdiste, puedes revivirlo aquí.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: ¿Quién decoraba mejor La Casa Blanca?
No te pierdas
×