Cumple reina Isabel II 86 años

`Lilibeth´, como la llama cariñosamente su familia, posee una de las historias de vida más interesantes de nuestro tiempo; festejará 60 años en el trono británico.
 `Lilibeth´, como la llama cariñosamente su familia, posee una de las historias de vida más interesantes de nuestro tiempo; festejará 60 años en el trono británico.  (Foto: AP)
Isabel nació en la casa londinense de su abuelo materno, en el número 17 de Bruton Street, Mayfair, por cesárea.
 Isabel nació en la casa londinense de su abuelo materno, en el número 17 de Bruton Street, Mayfair, por cesárea.  (Foto: AP)

Hace 86 años llegó al mundo por cesárea, a las 2:40 de la madrugada del 21 de abril de 1926, Elizabeth Alexandra Mary, hoy Isabel II, por la Gracia de Dios, del Reino Unido de la Gran Bretaña y de Irlanda del Norte y de sus otros Reinos y Territorios Reina, Jefa de la Mancomunidad de Naciones, Defensora de la Fe.

Pero como ya es su costumbre, Su Majestad británica no celebró con bombo y platillo su onomástico, prefirió el recogimiento en el Palacio de Windsor (donde pasa los fines de semana), cerca de Londres, para celebrar en la más estricta intimidad, ya que el festejo oficial se realizará en el 16 de junio, con el tradicional desfile militar Trooping the Colours.

La vistosa ceremonia cosiste en una parada militar en Horse Guard Parade en la que los soldados a pie y a caballo lucen sus impecables guerreras rojas y sus típicos gorros de piel de oso. Su Majestad pasa revista a las tropas, la artillería dispara salvas en su honor (hay cañones situados en The Mall y la Torre) y, finalmente, la Familia Real contempla desde el balcón principal del Palacio de Buckingham una exhibición aérea a cargo de la RAF (Royal Air Force).


Resource Not Found: (image) http://static.quien.com/

Desde muy temprano este sábado, la celebración se apoderó de la BBC, televisora que inició en honor de la soberana sus programas de información con el himno "God Save The Queen". Mientras que los regimientos reales en Hyde Park y la Torre de Londres dispararon 41 salvas de cañón.

Fría y distante, no, simplemente Reina

Ceñirse una corona, que representa un linaje ininterrumpido de más de mil años, no debe ser asunto sencillo, debe forjar el carácter hasta hacerlo fuerte, pues debió medirse lo suficiente para aconsejar a 12 primeros ministros, entre los que se encuentran nada menos que Winston Churchill, Margaret Thatcher, John Mayor, Tony Blair, Gordon Brown y David Cameron.


"Lilibeth" soñaba con una vida pacífica en el campo, rodeada de la naturaleza y dedicada a cuidar a sus perritos y a cazar.
 "Lilibeth" soñaba con una vida pacífica en el campo, rodeada de la naturaleza y dedicada a cuidar a sus perritos y a cazar.  (Foto: AP)

Pero no siempre fue así, antes de 1936, una joven aristócrata soñaba con una vida calma y tranquila, quería ser granjera, cuidar a sus amados perros y cazar, a ella la llamaban cariñosamente "Lilibeth", pero todo eso cambió en 1936, cuando su padre fue coronado Rey.

Sabedora de que algún día llegaría a ser Reina, Isabel no puso reparo en ser educada en casa y se dejó convencer que la suya era una obligación que Dios mismo le había impuesto, y sólo podrá abandonarla hasta la muerte. Desde los 16 años fue nombrada coronel de la Guardia de Granaderos, y para los 18 se convirtió en consejera de Estado.

Afrontó con valentía la Segunda Guerra Mundial, cuando fungió como conductora de ambulancias, y junto a sus padres y a su hermana dio a los británicos muestras de coraje ante al adversidad, de valor y de entrega por su reino, acostumbrada más que a lujos, al racionamiento de los recursos en su país, hecho al que se le atribuye que sepa administrar muy bien los bienes.

Con coraje y voluntad de servicio, Isabel II, ha afrontado durante su reinado la Guerra del Golfo Pérsico y la invasión de Irak. Hace casi 30 años también fue testigo de la Guerra de las Malvinas, entre Reino Unido y Argentina, en la que murieron unas mil personas de ambos lados.

Presenció, además, el surgimiento de la televisión a color, fue la primera monarca en mandar un correo electrónico en 1976 y tiene cuenta de Twitter y Facebook. En los 60 años de su reinado, Inglaterra ha sido cuna de The Beatles, de The Rolling Stones y vio el posicionamiento en cine de "James Bond", el agente británico al servicio de su Majestad.

Hogareña, imitadora y trendsetter

Esposa enamorada, se casó el 20 de noviembre de 1947 con Felipe de Mountbatten (a quien le juró amor eterno desde los 13 años), hoy duque de Edimburgo y es madre de cuatro hijos: Carlos (1948), Ana (1950), Andrés (1960) y Eduardo (1964), para quienes se reserva su jovialidad y cariño.

Entre los talentos de Isabel se encuentra el arte de la imitación, y tiene dominados a la perfección a Margaret Thatcher, quien fue primera ministra del Reino Unido entre 1975 y 1990 (y con quien no tenía una buena relación, dicen los que saben), y la de "Miss Piggy", la cerdita del "Show de los Muppets".

"Lilibeth" es también una trendsetter involuntaria y con sus atuendos ha inspirado, dicen expertos, a las más famosas pasarelas de Valentino, McQueen y Louis Vuitton en París, mientras que en 2007, apareció en la lista de la revista Vogue como una de las mejores vestidas.

Su estilo, marcado desde la juventud, decanta por su pasión por la yuxtaposición de colores: tonos pastel, rojo, azul, verde manzana, amarillo o negro; los estampados vistosos; una absoluta adoración por los sombreros, y un ítem inseparable: un bolso negro pequeño.


Durante el 2011, los volantes amarillos en blusas y faldas se apoderaron de las pasarelas, sin embargo, un año antes, en 2010, Isabel II ya los lucía en sus looks.
 Durante el 2011, los volantes amarillos en blusas y faldas se apoderaron de las pasarelas, sin embargo, un año antes, en 2010, Isabel II ya los lucía en sus looks.  (Foto: Getty Images)

El escándalo no afecta a la corona

Sin duda, una de las mayores pruebas para Isabel II se dio en 1997, con la muerte de la princesa Diana. En un principio la Reina, según sus costumbres, guardó silencio y en privado llevó el luto junto a sus nietos, sin embargo, la demanda de los británicos fue que presentara sus respetos a "La Princesa del Pueblo".

Luego de un mutismo, inaceptable para las nuevas generaciones, el espíritu liberador de aquella "Lilibeth", amada por su pueblo ablandó el corazón de la Reina y decidió lo inédito, se izó a media asta la bandera del estado, la Union Jack, y la soberana, por fin, se dejó ver ante la enorme cantidad de personas reunidas delante de Buckingham.

En lo que se convirtió en su primer discurso televisivo en vivo, en casi 40 años, aseguró a los ingleses que como Reina y como abuela de los hijos de Diana, Guillermo y Harry, estaba triste "de corazón". De este trago amargo, la soberana salió fortalecida, aún más admirada, respetada y amada por sus súbditos.

Así, Isabel II se prepara, tras su cumpleaños este sábado, para celebrar su Jubileo de Diamante (su aniversario número 60 en el trono el 2 de junio de 2012), con lo que se encuentra cada vez más cerca de superar el récord de años como monarca de su tatarabuela, la reina Victoria (63 años, 7 meses y 2 días), y es seguro que supo cómo modernizarse y mantener en pie a una de las instituciones más arcaicas del planeta, la realeza.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Meghan Markle confesó cómo le propuso matrimonio el príncipe Harry
No te pierdas
×