Salma sufrió de acné y sobrepeso a los 25 años

La actriz declaró haber vivido una juventud muy complicada por sentirse fea, al grado de no querer mirarse al espejo.
 La actriz declaró haber vivido una juventud muy complicada por sentirse fea, al grado de no querer mirarse al espejo.

Hay veces que la ficción supera la realidad, como le sucedió a la actriz mexicana Salma Hayek, quien a sus 25 años fue toda una Ugly Betty (Betty la fea), pues sufrió de acné y sobrepeso.

Quién hubiera imaginado que Salma, una de los rostros más bellos de Hollywood en la actualidad, hubiera padecido estos complejos, los cuales terminaron con su autoestima.

En una entrevista con la revista Lucky, recordó lo complicada que fue su juventud, sus comienzos, pues con los kilos y granos que tenía de más, le iba a ser muy complicado conquistar el gran imperio hollywoodense.

"Era propensa a tener acné y a veces se me ponía la cara tan mal que terminaba muy deprimida. Tanto, que no podía salir a la calle. Me despertaba y me quedaba en la cama sin atreverme a ir al baño y mirarme al espejo. Luego la obsesión se trasladó a la comida: o comía muy poco o directamente me atiborraba. Llegó un momento en el que estaba muy gorda y encima me quedé sin dinero y no podía pagar la renta. Fueron tiempos difíciles", confesó la actriz a la publicación.

Sin embargo, Hayek logró recuperarse de esta depresión gracias a la ayuda del director Alfonso Cuarón, quien la animó a superar sus problemas y seguir un tratamiento y después le dio la oportunidad de actuar en algunos de sus proyectos.

"Fue sincero conmigo y nada condescendiente. No intentó decirme cosas como 'Oh, estás muy bien'. Me pidió que buscara ayuda y me enseñó a relajarme, meditar y recuperar la confianza en mí misma", agregó la actriz.

Salma recuerda que uno de los remedios a los que acudió para terminar con el acné fue al acutano (un derivado de la vitamina A, utilizado como tratamiento contra el acné cístico grave).

"No quería usarlo pero lo curó. Desde entonces mi piel siempre está seca y sensible", dijo.

También aplicó las recetas que aprendió de su abuela, quien falleció a los 96 años y no tenía arrugas, según recuerda la actriz. Estos consejos y tips los comparte por medio de su colección de productos de belleza, para que ninguna mujer pase por la misma mala experiencia que ella vivió en la juventud.

La actriz recalcó que no ha vuelto a padecer ninguno de estos problemas, gracias a que ahora lleva una alimentación balanceada y a que se quiere y cuida a sí misma mucho mejor.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
El camino de Luis Gerardo Méndez
No te pierdas
×