Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El gran berrinche de Suri Cruise

La hija de Katie Holmes gritó y lloró durante una tarde de shopping, tal vez porque quería un regalo por parte de su mamá.
Suri no dejaba de gritar en una tienda de Nueva York. La hija de Katie Holmes gritó y lloró durante una tarde de shopping, tal vez porque quería un regalo por parte de su mamá.

Suri es considerada la niña más consentida y mimada de Hollywood. Lo que ella pide es una orden para sus famosos padres, Katie Holmes y Tom Cruise, quienes le conceden todo.

Esta vez Suri hizo un gran berrinche durante una visita a la tienda FAO Schwartz en Nueva York.

La pequeña hija de Tom se encontraba entre algunos animales de peluche y fue entonces que comenzó a transformarse paulatinamente, hasta que subió de tono y los gritos se escuchaban en toda la tienda.

A pesar de que Katie le hablaba, Suri no entendía de razones y llegó al punto en que esos gritos se convirtieron en llanto, que ni con una tiara de princesa quedó conforme.

Publicidad

Por su parte Holmes tiene gran paciencia, ya que en ningún momento perdió la calma, y después de un rato ambas salieron muy sonrientes y con bolsas con compras. Y Suri sin rastro de haber llorado.

Es la nena consentida

Recientemente Showbiz Spy publicó que Suri ya había hecho su carta a Santa Claus, y entre las cosas pide destaca: un pony, un par de aretes de diamantes y vestidos con los que parezca princesa de cuento de hadas.

La publicación destaca que Tom ha tenido que gastar aproximadamente 100 mil dólares para hacer más feliz a su pequeño retoño.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad