Justin Bieber conquista a fans mexicanas

Quién mejor que una pre adolescente, de 12 años, amante de la música y fanática de Bieber para que nos narre la experiencia de cantar y bailar junto a más de 40 mil personas las canciones de su ídolo.
 Quién mejor que una pre adolescente, de 12 años, amante de la música y fanática de Bieber para que nos narre la experiencia de cantar y bailar junto a más de 40 mil personas las canciones de su ídolo.  (Foto: Clasos.com)
El ídolo juvenil complació a todas sus fans mexicanas.
 El ídolo juvenil complació a todas sus fans mexicanas.  (Foto: Clasos.com)

Desde antes de las 4:00 de la tarde, todos los alrededores del Foro Sol eran invadidos por una bola de adolescentes vestidas de morado, color que las identifica con fanáticas de Justin Bieber. El tráfico era intenso y todas deseperaban por poder llegar a sus lugares y por fin ver en el escenario al canadiense.

A partir de las 6:00 de la tarde los gritos desenfrenados comenzaron a oírse cuando el grupo "Cobra Starship" abrió el concierto cantando desde "Ni rosas ni juguetes" de Paulina Rubio hasta algo de "Duck Sauce". A pesar que no eran malos, el público pedía a Justin gritando su nombre a todo pulmón.

Unos minutos más tarde, las luces se apagaron y comenzó la euforia. Era "Big Time Rush" quien apareció en el escenario y abrió su participación cantando "Famus", luego siguió "Big Time" y más tarde, "Big night", la cual las más coreadas hasta ese momento.

Y para finalizar, el alabado grupo, quien por cierto es la primera vez que viene a México, cantó una canción en español la cual fue muy aplaudida por el público. También cantaron "Boyfriend", melodía con la que la audiencia enloqueció y cerraron con "The city is ours".

Para continuar con los momentos de espectativa, pusieron una las pantallas gigantes una cuenta regresiva y los ánimos aumentaron. El reloj llegó a cero y Bieber salió repentinamente, provocando que todo el foro se llenara de gritos, a tal grado que no podía escuchar mis propios alaridos.


Resource Not Found: (image) http://static.quien.com/

Se sentía una energía muy fuerte, Justin vestía de blanco y negro y el espectáculo dio inicio con "Love me", después, interpretó "Bigger", se quitó sus lentes y los aventó al público, con lo que las chicas enloquecieron. Cuando acabó la canción, dio la bienvenida en español y siguió con "U Smile".

Todo el tiempo el escenario estuvo bien iluminado, sobre todo con "Runaway love", donde se llenó de luces rojas y verdes muy llamativas. El momento cúspide fue cuando el joven intérprete tocó la guitarra con "Never let you go" y causó tal conmoción que varias adolescentes rompieron en llanto.

Acto seguido, cantó "Favorite Girl" y luego la bellísima canción de "One Less Lonely Girl", donde subió a una chica del público, le dio un ramo de flores y un gran abrazo.

Para seguir con las emociones fuertes, pusieron en las pantallas un video de Justin donde pudimos ver que desde pequeño sabe bailar muy bien.

Nunca había silencio y menos cuando se escucharon las primeras melodías de "Somebody to love", el ídolo canadiense, quien ahora lucía un traje rojo y negro, bailó y cantó con muchísima energía.


El cantante ofreció un espectáculo único para sus fans.
 El cantante ofreció un espectáculo único para sus fans.  (Foto: Clasos.com)

Después cantó otro de sus éxitos "Never say never", donde él y sus bailarines hicieron una coreografía impresionante. Todas las pantallas se adornaron con dragones y símbolos orientales.

Además, demostró que nunca hay que decir nunca, como dice su canción, pues puso un video de cuatro personas haciendo un cover de una de sus melodías a quienes invitó a subir al escenario y juntos tocaron una canción que puso a bailar a todo el público y con ello, esos chicos cumplieron su sueño.

Después cantó "One Time" y a pesar del frío y el tiempo de espera, el entusiasmo no disminuía.

Todas las chicas se pusieron sentimentales cuando escucharon el lento y melodioso tema de "That should be me" y el romanticismo inundó el escenario.

Para hacer el show más divertido de lo que ya era, Bieber y otros bailarines deleitaron a los espectadores con un poco de break dance y remató con un solo de batería del cantante.

Se apagaron las luces e inició "Down to earth", en ese momento, el foro se iluminó, pero no por la iluminación tradicional de un concierto, sino por más de 40 mil celulares que se movían al ritmo de la música y Justin acompañó la canción en el piano.

Aparecieron en las pantallas unas palabras de agradecimiento por haber asistido, el público se desilusionó y algunos empezaron a salirse, pero en las mismas pantallas preguntaron si estaban listos para irse, que si no, gritaran lo más fuerte posible y fue entonces cuando Bieber salió al escenario de nuevo a cantar "Baby", canción más famosa y pedida y en el último salto de la coreografía lanzaron miles de papeles blancos que se iluminaron con las luces rojas del escenario y así finalizó uno de los conciertos más emotivos de mi vida.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
¿Qué no puede faltar en una cena navideña?
No te pierdas
×