Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

  • Toy Story
  • titulo_1.jpg
  • The Duke & Duchess Of Sussex Pose With Their Newborn Son

La fiebre de malta: cerveza artesanal mexicana

En el país son cuatro las principales cervecerías que han colocado al país, con pequeñas producciones, en el radar del consumo de cerveza artesanal.
En el país son cuatro las principales cervecerías que han colocado al país, con pequeñas producciones, en el radar del consumo de cerveza artesanal.
Cerveza En el país son cuatro las principales cervecerías que han colocado al país, con pequeñas producciones, en el radar del consumo de cerveza artesanal. (Foto: Especial)

BRAVO MÉXICO, LA FIESTA DEL BICENTENARIO

“En México se consume mucha cerveza pero no de calidad”, dice Eduardo Santillán, sommelier e iniciador de la Fraternidad Cervecera en México. Lo dice porque, hasta hace poco, el consumo de las cervezas artesanales, familiares a los belgas y alemanes, en México parecía relegado a los pubs (y que no se malentienda, porque tampoco hay que negar que la combinación de brit pop con espuma de Duvel no siempre han ido de la mano). Ese panorama, reconoce el mismo Santillán, empieza a cambiar: “Lo que ocurre ahora es un fenómeno de conciencia y cultura muy parecido al que tuvo el vino hace siete años”; la cerveza salió del consumo underground para plantarse como un producto que se presta para la cata y para el maridaje (algo que ocurre en los países de tradición cervecera con mayor frecuencia y empuje). En México son cuatro las principales cervecerías que han colocado al país, con pequeñas producciones, en el radar del consumo de cerveza artesanal. La primera es Minerva de Jalisco, que comenzó con una reducida producción de cerveza Malverde, que se comenzó a vender en Culiacán, Sinaloa, y algunos bares locales. Con el ruido de la marca, la cervecera lanzó la etiqueta Duff, que duró poco en el mercado por una disputa legal por los derechos sobre la marca (que aparece en la serie Los Simpson). El proyecto más reciente de esa casa es una colección de cervezas ultra premium con el nombre Minerva (Colonial, Viena, Stout Imperial y Pale Ale). Las otras tres firmas que producen cervezas artesanales son Tijuana (güera y morena), del Consorcio Cervecero de Baja California, registrado oficialmente en 1998; Cuapacá, también de Baja California, y Primus, que desde la Ciudad de México ofrece la gama de cervezas Tempus, las primeras en nuestro país estilo “alt” (arraigada en la tradición alemana en ciudades como Düsseldorf, de alta fermentación y oscura), de cuerpo medio y muy suave al paladar. “Tanto ha sido el impacto que ahora las grandes marcas cerveceras están fabricando sus versiones artesanales”, asegura Santillán. Modelo, por ejemplo, inició con una serie de catas-maridajes con Negra Modelo en restaurantes como el Club de Banqueros. A estas pequeñas iniciativas cerveceras se une una quinta, la Regia Lager, fabricada por Sierra Madre Bering. Esta etiqueta es una de las 15 que la casa produce, aunque es la única que se comercializa fuera de la pequeña fábrica de este restaurante en Monterrey. Así como ha crecido la oferta, ha crecido la demanda, y ahora son varios los lugares que se dedican a la venta exclusiva de cervezas artesanales como La Belga, en la colonia Roma, o The Beer Box en la Condesa, ambas en el Distrito Federal. También hay restaurantes que se han contagiado de esta efervescencia cervecera y proponen ricos maridajes, como Le Bouchon, en Polanco. La fiebre ha llegado incluso hasta las redes sociales, donde @eldepositoDF se promueve en Twitter como una tienda especializada en la promoción de la cerveza.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad