Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Muere uno de los Munchkins de El Mago de Oz

Mickey Carroll falleció a loss 89 años mientras dormía, en su casa en el suburbio de Crestwood.
viernes 08 mayo 2009
Mickey Carroll falleció a loss 89 años mientras dormía, en su casa en el suburbio de Crestwood.
Mickey Carroll Mickey Carroll falleció a loss 89 años mientras dormía, en su casa en el suburbio de Crestwood. (Foto: AP)

Mickey Carroll, uno de los últimos Munchkins que quedaban de El Mago de Oz, falleció. Tenía 89 años. Carroll murió mientras dormía en su casa en el suburbio de Crestwood, dijo Linda Dodge, quien lo cuidaba. Tenía problemas cardiacos y se le puso un marcapasos en febrero. Hasta enero, vivía en su propia casa en el suburbio de Bel-Nor. Carroll fue unos de más de 100 adultos y niños que interpretaron en la película clásica de 1939 a los pequeños nativos de lo que el autor L. Frank Baum llamó el País Munchkin en su libro de 1900 "El maravilloso Mago de Oz". En una entrevista en el 2007, Carroll dijo a la AP que los Munchkins sólo cobraron 125 dólares por semana mientras filmaban la cinta. El Mago de Oz fue la única película de Carroll, pero cuando apareció en televisión en los años 60, el actor descubrió una nueva carrera en eventos caritativos, de ventas y relacionados con "Oz". "No soy yo, es la película", dijo Carroll. "Cuando me ven, piensan en su niñez, y eso los hace sonreír". Carroll nació con el nombre de Michael Finocchiaro el 8 de julio de 1919 en San Luis. Hijo de inmigrantes, creció en un barrio italiano en el norte de la ciudad con una hermana gemela y cuatro hermanos mayores, todos ya muertos. Una condición pituitaria ocasionó su baja. Stephen Cox, un amigo y autor de un libro sobre los Munchkins, dijo al diario St.Louis Post-Dispatch que Carroll medía 1,3 metros (4 pies, 3 pulgadas) cuando dejó de crecer en sus 40. Carroll bailó en el Teatro Muny de San Luis cuando estaba en la escuela, dijo una vez, y en los años 20 trabajó en clubes de Chicago y el circuito vodevil del Teatro Orpheum. Su don para la oratoria y la comedia ayudaron con su popularidad. Entretuvo multitudes durante la campaña del presidente Franklin Roosevelt en Nueva York y congregó masas en la del presidente Harry Truman. También hizo anuncios de radio para Phillip Morris y trabajó en programas con Mae West, George Burns, Gracie Allen, Jack Benny y Al Jolson. Pero fue su papel de Munchkin lo que lo definió. Y en noviembre del 2007, Carroll y otros seis Munchkins recibieron una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. En una proyección especial del filme en el 2005 en Los Ángeles, Carroll habló de cómo los seguidores reviven su niñez con la película. "Se les salen las lágrimas", dijo. "Yo les digo, 'Que la magia de Oz siempre los acompañe'. Y '¡Sigue el camino amarillo!' Y se emocionan todos. Les devuelvo su infancia. ¿No es eso increíble?".

Tags

Publicidad
Publicidad