Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Carlos Slim cae al tercer sitio de la lista Forbes

Slim ocupa ese puesto con 35.000 millones de dólares después de que en 2008 apareció en segundo sitio con una fortuna de 60.000 millones de dólares.
Slim ocupa ese puesto con 35.000 millones de dólares después de que en 2008 apareció en segundo sitio con una fortuna de 60.000 millones de dólares.
Carlos Slim Slim ocupa ese puesto con 35.000 millones de dólares después de que en 2008 apareció en segundo sitio con una fortuna de 60.000 millones de dólares. (Foto: Clasos.com)

El empresario mexicano Carlos Slim, dueño de un emporio telefónico con conexiones en toda América, cayó al tercer puesto entre los hombres más ricos en la lista publicada hoy por la revista Forbes, afectado por la crisis mundial. Slim ocupa ese puesto con 35.000 millones de dólares después de que en 2008 apareció en segundo sitio con una fortuna de 60.000 millones de dólares. Este año, el magnate mexicano dueño también del Grupo Carso y del 7% de las acciones de la empresa editora estadounidense de The New York Times, está por debajo del fundador de Microsoft, Bill Gates, con 40.000 millones de dólares, y del veterano inversor estadounidense Warren Buffet, con una riqueza de 37.000 millones de dólares, de acuerdo a Forbes. La caída de los mercados bursátiles provocaron una depreciación de las acciones de las empresas de Slim. "No es una sorpresa que los millonarios han sido afectados a la vez que la economía mundial", manifestó Steve Forbes, presidente y consejero delegado de la empresa editora, al recordar el perjuicio que la crisis financiera ha causado a numerosos sectores y en países industrializados o en desarrollo. El magnate mexicano, nacido en 1940, es un amante del arte, dueño de importantes colecciones y promotor de proyectos de salud que buscan beneficiar a millones de latinoamericanos. Su riqueza se consolidó en 1990, cuando consiguió hacerse con el 20 por ciento de la empresa de telecomunicaciones privatizada Teléfonos de México (Telmex), una operación que se conoció en el país como "la venta del siglo". En México, los tentáculos de su imperio empresarial cubren una infinidad de sectores productivos, beneficiado, según sus detractores, por una débil normativa antimonopólica que le ha permitido tener una posición dominante en el sector de las telecomunicaciones e internet. También ha sido criticado por atesorar semejante fortuna en un país en el que casi la mitad de la población, de más de 107 millones de habitantes, es pobre. Hijo de inmigrantes libaneses, Slim, quien a los 25 años fundó su primera empresa, es considerado por sus allegados como un hombre austero y en los últimos años se ha dedicado a compaginar su actividad en el mundo del dinero con el Instituto Carso de Salud (ICS), el puntal de sus actividades filantrópicas.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad