Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Antonio Banderas recibe premio donostia

Dedicó su premio a su padre recientemente fallecido, su esposa Melanie Griffith y a Javier Bardem.
jueves 18 septiembre 2008
Dedicó su premio a su padre recientemente fallecido, su esposa Melanie Griffith y a Javier Bardem.
Antonio Banderas Dedicó su premio a su padre recientemente fallecido, su esposa Melanie Griffith y a Javier Bardem. (Foto: AP)

El actor español , de 47 años, recibió este viernes el Premio Donostia del Festival de San Sebastián por su carrera de manos de su mentor, Pedro Almodóvar.

El director, quien dirigió al actor en los años 80 en cinco filmes, el primero de ellos, Laberinto de Pasiones, que presentó en San Sebastián hace 26 años, describió a Banderas como "un verdadero animal cinematográfico, un ser arrebatadoramente hermoso y uno de los culos más votados por mujeres de todo el mundo". "Aunque no me crean, yo nunca me fijé en su culo y tampoco en su evidente buena planta", bromeó. Banderas, que dedicó el premio a Javier Bardem, a su padre, recientemente fallecido, y a su esposa, Melanie Griffith, parafraseó al escritor brasileño Paulo Coelho para dejar claro que comparte su éxito con quienes le han ayudado. Después de interpretar medio centenar de filmes como Átame, El Zorro, Filadelfia o Pistolero, en adelante quiere "entrar en un mundo cinematográfico más profundo". "Espero que el material que me llegue sea más profundo, con papeles que no he podido realizar" anteriormente, después del miedo a quedar encasillado cuando llegó a Estados Unidos, comentó antes de recibir el galardón. El actor también dijo que quiere "trabajar menos y mejor, y más tiempo como director", después de varias incursiones tras la cámara con películas como El Camino de los Ingleses o Crazy in Alabama. "Estaría encantado de recibir más guiones de España, lo cual no ocurre", lamentó. El protagonista de Pistolero cree que el galardón lo ha recibido por haberse "arriesgado" a marcharse a Estados Unidos, "por haber puesto un granito de arena al derribar muros que parecían imposibles de derribar y facilitar que la comunidad hispana, que antestenía papeles de delincuentes", tuviera más oportunidades en el mundo del cine, dijo. "Si he allanado el camino, estoy encantado", reconoció, pero estimó que su despegue se enmarca en el de otros españoles en varios ámbitos en los últimos años después de "quitarnos de encima un complejo de inferioridad que habíamos arrastrado en los últimos años". El proyecto en el que "le va la vida" actualmente es una película sobre el último rey musulmán en la península ibérica, Boabdil de Granada, que tiene en mente desde hace 12 años, aseguró. Además, en enero empezará a rodar en México La Hija del Colibrí, dirigida por el mexicano Luis Mandoki, y su productora, Green Moon, apoya a cineastas andaluces como Javier Gutiérrez y trabaja con cine de animación.

Publicidad
Publicidad