La Vuelta al Mundo en 80 Videos con Alan Estrada

Fuimos a platicar con Alan Estrada quien nos llevó a conocer más de nuestro mundo. Pronosticamos adicción a su blog "Alan x el Mundo".
Fuimos a platicar con Alan Estrada quien nos llevó a conocer más de nuestro mundo. Pronosticamos adicción a su blog "Alan x el Mundo".
 Fuimos a platicar con Alan Estrada quien nos llevó a conocer más de nuestro mundo. Pronosticamos adicción a su blog "Alan x el Mundo".  (Foto: Christian Luna)

Si hay algo que le gusta a todo el mundo, y sobre todo a Alan Estrada, son los viajes.

Esas experiencias fuera de nuestro lugar de origen que nos cambian desde dentro y nos dan una perspectiva completamente diferente de lo que es la vida y esto le queda clarísimo a Alan, quien con su blog de viajes (Alan x el Mundo) nos ha regalado lo que él describe como el mejor souvenir que puede haber: los videos que retratan esas anécdotas.

Fuera de ver lo que siempre encontramos en guías turísticas, comerciales de televisión o películas de Woody Allen, Alan nos lleva más por un lado distinto, poco convencional y más divertido de los viajes. Desde un recorrido en moto a toda velocidad por las calles de París hasta un movimiento fashion en Islandia donde hacen ropa con pescados. Cabe aclarar que justo así es la personalidad de Alan Estrada: extrovertido, ligero y entusiasta a más no poder y nos invita a conocer el mundo diciendo: "¡Hey, los viajes son parte de la vida, nada nos hace sentir más vivos que viajar!"


Alan y su tetera marroquí.
 Alan y su tetera marroquí.  (Foto: Christian Luna)

De cierta forma podemos darle el crédito de los viajes de Alan a Leonardo Di Caprio y su película "La Playa". Fue al verla que se enamoró de los paradisíacos paisajes tailandeses ahí proyectados por lo que decidió emprender su primer aventura al sureste asiático.

El actor nos confiesa haber caído en la ignorancia absoluta al pensar que sería un sitio sacado de una combinación de Discovery Channel y Disneylandia, cuando al llegar se topó con una realidad muy diferente: "No sabía qué hacer, quería llorar, me quería regresar, fue tal el shock cultural... bien dice la Kabbalah que las recompensas sólo vienen cuando sales de tu zona de confort, pues a mí me mandaron 3 kilómetros afuera..." Pero a los 5 días se enamoró del país y fue el comienzo de una nueva etapa en la que conocer el mundo se convirtió en estilo de vida.

Otro lugar especial en la mente de Alan es España, aquí no sólo vivió, sino que trabajó en la obra de teatro más exitosa en la historia española: Hoy No Me Puedo Levantar. Y hablando de música, éste es un ámbito natural para el actor de musicales como José el Soñador, por lo que es obvio que juega un papel importante en sus viajes, incluso tiene la regla de no adelantar ninguna de las 3,000 canciones que aparezcan en el shuffle de su iPod y al asociar alguna canción con cierto destino nos cuenta: "Me acuerdo de Home de Michael Bublé que es una de mis canciones favoritas, la venía escuchando cuando visité un lago en el Tíbet que es el más alto del mundo, y mi iPod se murió, estábamos tan alto que puso carita triste y dije wow se me acaba de descomponer por estar en el techo del mundo".

Y esto es justo de lo que hablamos, de generar experiencias tan únicas que nunca se puedan olvidar, nos dice Alan que lo que no vale la pena es lo de en medio, lo habitual, lo rutinario, afirma que cuando estás en el mismo lugar siempre das por hecho tu rutina y se te olvida vivir.

Y la conversación se empieza a tornar más profunda para llegar a una conclusión: "La sensación de que tal vez nunca vuelvas a ese lugar es cuando te vuelves vulnerable, frágil y entiendes el sentido de la vida... el no saber si vas a volver te recuerda que te vas a morir y ojalá Dios nos permita regresar a los lugares que nos hicieron felices".

Incluso una de las preguntas que todos los seres humanos pasamos la vida buscando contestar, Alan parece haberle encontrado respuesta, y es que él está convencido de que la razón por la que estamos en este mundo, es simplemente para disfrutar. Ése es su significado de éxito: "El concepto que conocemos de éxito es el que alimenta solamente el ego y el ego no tiene llenadera, es un pozo sin fondo, siempre vas a querer más y más pero los viajes alimentan el espíritu que es la contraparte del ego."

Siempre se rescata algo de los viajes, algo que deja huella en tu forma de ser y Alan asegura que viajar nos da tolerancia. Piensa que si uno no sale a explorar qué hay más allá, se queda encerrado en su propio mundo y se vuelve intolerante, porque no se obliga a convivir con cosas distintas a su vida normal.

Hasta ahora ¿qué piensan, se va antojando un viaje con Alan, no? Sentimos informar que es más probable que Alan prefiera no hacerlo. Lo que le llena más es viajar solo y es un adepto fiel de la soledad, tanto que hasta confiesa haberle traído problemas con su familia y amigos: "No contesto las llamadas, odio el whatsapp... estoy demasiado encerrado en mi mundo y creo que sí peco de egoísta". Pero a todo esto hay una razón, y una muy válida: "Viajar solo es otro tipo de viaje, el aprendizaje es muchísimo mayor que viajar con alguien, porque el viajero acompañado platica con su compañero, el viajero solo platica con extraños y al hacerlo conoces gente de otras culturas". Casi siempre los viajes de Alan son presentados a ratos junto a algún local que nos dé impresiones de primera mano del destino elegido, nos da la sensación de pertenecer y eso es inmejorable.

Pero no todo es filosofía y búsqueda interior en las vacaciones de Alan, también se da tiempo para asuntos más banales como el ligue. Nos presume orgulloso el pegue que ha tenido en países como Corea e India, donde incluso se pedían tomar fotos con él, y satisfecho de su logro nos afirma que las coreanas son las más guapas de Asia. Todos estos asuntos divertidos y relajados son también parte fundamental en el blog, es muy común que nos lleve a aventuras naturales, experiencias gastronómicas, paseos inhóspitos, maravillas sensoriales, y todo acompañado además de datos históricos y curiosos repletos del mejor sentido del humor que caracteriza a nuestro anfitrión.

Finalmente invita a todo extranjero a no ver las noticias, venir a México y gozarlo, sin ser nacionalista porque cree que eso cierra la visión y bloquea a ver lo bueno que se hace afuera. Alan es amante de su país y sabe que es una experiencia espectacular para cualquiera que lo visite, afirma que con un poco de sentido común, como en cualquier otro país, no va a pasar absolutamente nada.


Su cámara es la acompañante que nunca falta.
 Su cámara es la acompañante que nunca falta.  (Foto: Christian Luna)

Así que ya lo saben, a visitar este espacio en la red que además de hacernos pasar un excelente rato, nos hará ver las cosas de otra manera, apreciar lo que realmente vale y animarnos a viajar no sólo cuando sobra tiempo y dinero, porque deja muy claro que no es imperativo, sino a transformar tu estilo de vida a uno que te sea meramente placentero.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: 10 grandes muestras de ayuda internacional que ha recibido México
No te pierdas
×