Publicidad

Shahpary Pulido-Dowlatshahi y Jorge López Campos renuevan sus votos en la India

A esta pareja siempre le ha interesado la India, por su cultura y espiritualidad.
miércoles 08 abril 2015
  • A esta pareja siempre le ha interesado la India, por su cultura y espiritualidad.
  • La túnica de Shahpary era ideal en rosa y dorado y Jorge usó un turbante rojo con dorado y una pluma en el centro.
  • La pareja se caso el 05 de abril del 2014.
  • Los casó un Purohit (sacerdote) quien recita mantras en lengua sánscrita.
  • "Queríamos renovar nuestros votos con una ceremonia Vivaha, que en la religión hindú es lo más sagrado se hace desde el cielo y se santifica por fuego", nos contó Shahpary
  • Shahpary pintó sus manos con henna, porque según la tradición ésta realza la belleza de la novia.
  • Los novios se colocaron las clásicas guirnaldas de flores, que representan su aceptación del uno por el otro.
  • La ceremonia fue en la ciudad de Jaipur en un templo con 1000 estatuas y figuras Ganesh (el Dios elefante).
  • No podía faltar el fuego sagrado en la ceremonia, ya que es fundamental porque se le hacen ofrendas.
  • No fueron familiares ni amigos, ya que lo quisieron hacer en complicidad ellos dos.
  • Ambos usaron los clásicos trajes de la región.
  • A esta pareja siempre le ha interesado la India, por su cultura y espiritualidad.
  • La túnica de Shahpary era ideal en rosa y dorado y Jorge usó un turbante rojo con dorado y una pluma en el centro.
  • La pareja se caso el 05 de abril del 2014.
  • Publicidad
  • Los casó un Purohit (sacerdote) quien recita mantras en lengua sánscrita.
  • "Queríamos renovar nuestros votos con una ceremonia Vivaha, que en la religión hindú es lo más sagrado se hace desde el cielo y se santifica por fuego", nos contó Shahpary
  • Shahpary pintó sus manos con henna, porque según la tradición ésta realza la belleza de la novia.
  • Los novios se colocaron las clásicas guirnaldas de flores, que representan su aceptación del uno por el otro.
  • La ceremonia fue en la ciudad de Jaipur en un templo con 1000 estatuas y figuras Ganesh (el Dios elefante).
  • No podía faltar el fuego sagrado en la ceremonia, ya que es fundamental porque se le hacen ofrendas.
  • No fueron familiares ni amigos, ya que lo quisieron hacer en complicidad ellos dos.
  • Ambos usaron los clásicos trajes de la región.
Publicidad