#Columna B You: ¿Por qué sentimos culpa? Y cómo reparar los daños

El sentimiento de culpa es el que nos alerta que hemos errado y muchas veces lo maximizamos al grado de quedarnos estancados en el pasado. Sin embargo, es posible dejar de sentirse así.
El sentimiento de culpa es el que nos alerta que hemos errado y muchas veces lo maximizamos al grado de quedarnos estancados en el pasado. Sin embargo, es posible dejar de sentirse así.
 El sentimiento de culpa es el que nos alerta que hemos errado y muchas veces lo maximizamos al grado de quedarnos estancados en el pasado. Sin embargo, es posible dejar de sentirse así.  (Foto: iStock)

Nota del editor: Bárbara Barragán es psicoterapeuta especialista en Análisis Existencial y Logoterapia. Ha encontrado su camino y sentido de vida acompañando a otros a encontrar el suyo. Atiende terapias en su consultorio particular, imparte cursos y talleres sobre Logoterapia; y es docente en SMAEL (Sociedad Mexicana de Análisis Existencial y Logoterapia) donde forman nuevos psicoterapeutas.

***********

¿Te ha pasado que de pronto te haces conciente de que hiciste algo mal? Es entonces que te invade un sentimiento de culpa. Sin embargo, esto no es malo. La culpa "sana", por así llamarla, aparece como un aviso de que algo tienes que reparar. Si no sintieras culpa no corregirías errores y mucho menos aprenderías de ellos.

Existe otro tipo de culpa: "la neurótica", sin sentido, que no te lleva a ningún lado sano y mucho menos a reparar. El psicólogo Wayne Dyer describe a esta culpa como: un despilfarro de tus momentos presentes por estar inmovilizado a causa de un comportamiento pasado.

La culpa "sana" tiene como principal función la adaptación del ser humano a su entorno, y por eso es muy importante distinguirla de la culpa "neurótica" ya que ésta es destructiva, desadapta al individuo y lo lleva a vivir en un constante malestar emocional, bajar su autoestima, desvalorizándolo y muchas veces con la posibilidad de entra en estado de depresión.

Cuando las personas sienten una culpa neurótica se alejan de la posibilidad de reparar, porque se alejan del presente, pues no existe culpabilidad por más grande e intensa que la sientas, que pueda cambiar la historia pasada.

¿Sabes por qué hay culpas que nos atormentan tanto? Te explico: el doctor Dyer asegura que es porque no aprendes del comportamiento inadecuado que cometiste y por lo tanto no reparas, aprender de los errores es una parte sana y necesaria para tu propio crecimiento y desarrollo.

Si eres de las personas que constantemente te sientes culpable, valdría la pena revisar si detrás de este comportamiento constante de auto culparte, no existe una gran autoexigencia y mucho perfeccionismo.


-
 -  (Foto: Especial)

Dos grandes culpas

Siguiendo con lo dicho por el doctor Wayne Dyer existen dos tipos de culpa.

La primera la llama residual y tiene que ver con lo que aprendemos desde pequeños y queda como residuo infantil en la personalidad adulta. Surge a partir de una necesidad de aceptación, es decir como niño quieres cumplir con todas las expectativas que tus padres ponen sobre ti, al ser esto imposible arrastras residuos de expectativas no cumplidas, por ejemplo: "Papá no te va a querer si haces eso otra vez...", "Deberías sentir vergüenza de lo que has hecho...", por mencionar algunas frases que siembran en un niño esta culpa y cuando es adulto vuelve a conectarse con ella.

La segunda es la autoimpuesta y es tal vez la más molesta, ya que es conciente y muchas veces te puedes sentir inmovilizado por cosas que has hecho recientemente, aparece luego de infringir alguna norma adulta. Ojo, porque muchos de esos códigos de adultos pueden ser impuestos por ti mismo, bajo muchas exigencias y sólo por complacer a otros, como cuando al poner un límite dices "no" y eso te genera una culpa, pero en realidad sólo estás haciendo valer tu posición ante algo que te incomoda.

Así que debes estar atento cuando la culpa te invada, despejar las ideas te hará ver con claridad y reparar el daño a tiempo, si es que en realidad lo hay. De esta manera podrás avanzar en tu desarrollo, ya que lo importante de reparar consiste en aprender del error que cometiste y no volverlo a hacer.

Si deseas dejar de sentirte culpable, puedes intentar esta semana con los siguientes tips.

1- Identifica tu conducta y sentimiento de culpa, pues cuando la culpa no es identificada generará un malestar muy confuso y difícil de trabajar, así que pregúntate por qué te sientes mal y qué te ayudaría a estar mejor.

2- Una vez identificada expresa verbalmente y a nivel emocional tu arrepentimiento a las personas perjudicadas, es decir hazles saber que te sientes culpable y los sentimientos asociados que ha traído esta culpa.

3- Pide perdón, pues no basta con decir que te sientes culpable. Muchas veces las personas necesitan escucharlo.

4- Expresa la intención de reparar el daño, así como la intención de no repetirlo, comprométete y actúa.

Creo que hasta aquí puede quedarte más claro que la culpa sana no hay que prevenirla ni evitarla, pero sí la neurótica. Siempre recuerda que tú eliges cómo te sientes, así que puedes elegir entre sentirte culpable, aprender y reparar o entramparte en una culpa sin sentido, amarrándote a un pasado e inmovilizarte en tu presente.

Nos seguimos leyendo

Contacto de Bárbara Barragan D.:

Facebook: B You

Mail: byou.psicoterapia@gmail.com

Otros textos que te pueden interesar

- ¿Cómo eliminar el miedo a envejecer?

- ¿Qué ejemplo estás dando a los demás?

-¿Cómo eliminar enfermedades provocadas por la mente?

- Descubriendo el sentido de la vida

- Aprendiendo a ver lo que sí tienes

- Conociendo a tu diosa interior

-El desafío de perdonar

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas