#Columna B You: ¿Qué ejemplo estás dando a los demás?

Si no lo habías notado cada una de tus acciones repercute en tu entorno, y si tus valores son buenos eso mismo recibirás, o por el contrario podrías estar rodeado de personas que no te aportan nada.
Si no lo habías notado cada una de tus acciones repercute en tu entorno, y si tus valores son buenos eso mismo recibirás, o por el contrario podrías estar rodeado de personas que no te aportan nada.
 Si no lo habías notado cada una de tus acciones repercute en tu entorno, y si tus valores son buenos eso mismo recibirás, o por el contrario podrías estar rodeado de personas que no te aportan nada.

Nota del editor: Bárbara Barragán es psicoterapeuta especialista en Análisis Existencial y Logoterapia. Ha encontrado su camino y sentido de vida acompañando a otros a encontrar el suyo. Atiende terapias en su consultorio particular, imparte cursos y talleres sobre Logoterapia; y es docente en SMAEL (Sociedad Mexicana de Análisis Existencial y Logoterapia) donde forman nuevos psicoterapeutas.

***********


¿Qué ejemplo le das a las futuras generaciones?
 ¿Qué ejemplo le das a las futuras generaciones?  (Foto: Especial)

¿Te haz puesto a pensar en la influencia que tienen tu acciones y palabras sobre los demás?

Es cierto que vivimos inmersos en una sociedad y relaciones con los otros. Tenemos relaciones de todo tipo, unas más cercanas que otras, sin embargo no podemos pasar por alto que una de las condiciones del ser humano es que somos relacionales y estas conexiones nos llevan a influir entre sí, lo deseemos o no.

La mayoría de las veces aprendemos por imitación y práctica, hasta que nos formamos nuestro nuevo aprendizaje. Claro ejemplo son los niños: todo es novedad para ellos y por ende toman modelos de conducta que les muestra su mundo exterior, en este caso los adultos. Sin embargo, también se puede dar en otros ámbitos como tu pareja, familia, tu lugar de trabajo, la escuela, en tus núcleos de esparcimiento, por citar algunos.

Por lo anterior, es importante que revises cómo estás viviendo, lo que "predicas" y lo que quieres enseñar; por otro lado pregúntate si estás viviendo en congruencia con lo que piensas, dices y actúas para darte cuenta si tus acciones son ejemplo claro de lo que quieres mostrar.

Me encanta la frase del escritor norteamericano Ralph Waldo que dice "lo que eres habla tan fuerte que no puedo escuchar lo que dices", que resume muy bien la fuerza del ejemplo.


En 2014, el triatleta español Nacho Piedras paró durante una carrera para ayudar a un anciano a cruzar la calle, la imagen se hizo viral en internet.
 En 2014, el triatleta español Nacho Piedras paró durante una carrera para ayudar a un anciano a cruzar la calle, la imagen se hizo viral en internet.  (Foto: Youtube)

Toda relación sana tiene el movimiento de dar y recibir. A ti te toca la responsabilidad de dar -con tus acciones- al mundo el ejemplo que quieres recibir de él. Conviértete en la persona con la que te gustaría relacionarte constantemente y sin darte cuenta te irás convirtiendo en un efecto multiplicador de buenas acciones, tal vez no lo notes pero otros pueden estar copiando tu actitud. Por tanto si vives en congruencia contigo mismo a los demás se les antojará vivir de la misma manera. Si notas que no lo eres, siempre puedes hacer cambios, que por pequeños que parezcan son el catalizador de una nueva actitud en ti, y por consecuencia los demás también estarán cambiando, sólo no te desesperes y confía ya que las cosas no cambian de un día para otro.

Así estarás atrayendo personas que sean un ejemplo sano y armonioso, ¡¿lo ves, todo lo que das se te regresa?! Entonces, ¿en qué ambiente quieres vivir?

"Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única", Albert Einstein.

Te dejo los siguientes puntos para que comiences a practicar ser un ejemplo para los demás.

  • Comparte tus valores practicándolos.
  • Demuestra tu autorespeto y autoestima en acciones sanas y concretas.
  • Atrévete a decir "no" cuando no estés de acuerdo.
  • Se honesto contigo mismo y con los demás.
  • Mantén tu palabra.
  • Comparte tus historias de éxito y también las de tus fracasos; ser buen ejemplo no significa ser perfecto, demuestra que todos cometen errores y que lo importante es responsabilizarse de ellos.
  • Discúlpate cuando cometas un error.
  • Demuestra tu amor siendo considerado con los otros.
  • Trata con respeto a todo (personas, animales, naturaleza, lugares).
  • Muéstrate interesado en los interéses de los demás.

Y lo más importante sé coherente.

Nos seguimos leyendo.

Contacto de Bárbara Barragan D.:

Facebook: B You

Mail: byou.psicoterapia@gmail.com

Otros textos que te pueden interesar

- ¿Cómo eliminar enfermedades provocadas por la mente?

- Descubriendo el sentido de la vida

- Aprendiendo a ver lo que sí tienes

- Conociendo a tu diosa interior

-El desafío de perdonar

- Aprendiendo a poner límites ante las personas tóxicas

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas