Nicolás Pizarro, a un paso del mundial de salto ecuestre

Nico se encuentra en mejor momento que nunca. Individualmente, es el mejor jinete de salto nacional y representará al país en el mundial de salto de Barcelona, y es el capitán del Team Audi Scappino.
Nico se encuentra en mejor momento que nunca. Individualmente, es el mejor jinete de salto nacional y representará al país en el mundial de salto de Barcelona, y es el capitán del Team Audi Scappino.
 Nico se encuentra en mejor momento que nunca. Individualmente, es el mejor jinete de salto nacional y representará al país en el mundial de salto de Barcelona, y es el capitán del Team Audi Scappino.

Del 24 al 27 de septiembre Barcelona recibirá a los mejores jinetes de salto del mundo, entre ellos Nicolás Pizarro, para el 104° Concurso de Saltos Internacional y la gran final del Furusiyya FEI Nations Cup, uno de los eventos más importantes del calendario hípico internacional. Platicamos con Nico sobre su preparación para esta importante competencia, sus inicios en la equitación y sus roles en el equipo ecuestre de Audi Scappino.

¿Cómo empiezas en la equitación?

Empecé a los 6 años, hace 30, sí tengo 36, de hecho cumplo 37 justo en el mundial de Barcelona, bueno empecé con mi abuela, en caballos españoles que van muy pegados al rejoneo y me gustó mucho el rejoneo, pero a mi familia le dio miedo y me mandaron a saltar a los 13 años en el Estado Mayor, curioso en realidad porque después regresé ahí ya como profesional.

¿Cómo fue tu evolución como jinete?

Empecé poco a poco con pasión y gusto. Obviamente iba al colegio y tenía responsabilidades, pero siempre fue mi pasión y quería estar siempre cerca de caballos. Me condicionaban con buenas calificaciones en la escuela para eso porque la familia del lado de mi papa no es nada de caballos y del lado de mi mama sí. Para preparatoria empiezo a involucrarme un poquito más, saltando ya en Gran Premio, me involucro más con los caballos, empiezo a ver qué comen, cómo se administran, cómo puedo tener mejor rendimiento... y me doy cuenta que esto una pasión de vida.

Acabando sexto de prepa, le propongo a mi papa hacer un curso de verano de equitación para ganar un dinero e irme con mis amigos a Europa, pero ¡ya nunca me fui! Porque empezaron a llegar muchos niños. Luego empecé la universidad y, al mismo tiempo seguía con alumnos de equitación, los mismos del curso que me pedían clases continuas, entonces mientras estudiaba derecho en la Anáhuac empecé también como profesional y llevo ya 18 años como profesional. Empecé de la nada y nunca ejercí derecho.

¿Cómo fue tu vida de adolescente?

La vida de adolescente fue realmente nada, porque ya tenía responsabilidades de trabajo, de la universidad, y ya tenía de novia a mi actual esposa, Rocío Barriga, que desde ahí me empezó a ayudar. Aunque ella nunca montó, me ayuda en todo lo administrativo y Cuadra Macaria lo lleva todo ella.


Nico y su esposa Rocío Barriga
 Nico y su esposa Rocío Barriga  (Foto: Natalí Olac)

Entonces, ¿Cuadra Macaria la desarrollas con tu esposa?

En la parte operativa empezamos juntos y ella hoy lo lleva de verdad todo. Empezamos a trabajar en el lugar que era el criadero de caballos españoles de mi abuela, después se volvió el Hípico, después la Cuadra Macaria, luego lo moví de lugar y me fui al Estado Mayor Presidencial y hoy administramos a 85 caballos, alumnos de todas las edades y niveles, desde quienes ya participaron en Campeonato Centroamericano, Grandes Premios, Copas de Naciones, hasta los alumnos de escuelita, que lo da una señora que me enseñó a montar a mí. La verdad es que en Cuadra Macaria somos una familia y esa es mi pasión de vida, lo que más me gusta. La profesión me fascina, pero saber que estoy enseñando y entrenando a otros, dejando mi legado y el poder transmitir lo que a mi tanto me gusta es lo que más me llena.

Ahora con el Team Audi Scappino, ¿asumes un rol de liderazgo?

Así es, del equipo yo soy nombrado el capitán, y me piden que organice la prueba de equipo y al equipo, eso me fascina. Tuve la fortuna de estar en tres equipos anteriores que empezamos de la nada y en uno acabamos campeones, en los otros dos nunca fui capitán, entonces por primera vez, este año que sí lo soy, estoy con las alineaciones, viendo quién juega bien con quién y buscando darle oportunidad a todos también. Al final, este es un equipo de integración e importa muchísimo el juego en equipo, que estén involucrados. La verdad es que yo he participado en todas las fechas, pero es algo que no me gusta hacer, solo lo hago porque siento la necesidad ya que creo que logro quitarle presión al equipo, que vean que estoy ahí; aunque, al final del camino, me gusta que ellos lo hagan y estoy muy orgulloso.

¿Cuál es tu impresión del crecimiento de todos?

La impresión es muy notoria, por ejemplo, Sofía (Larrea) y Andrea (Vega) que aparte entrenan conmigo, Sofía llegó a México a montar y saltaba 90 cm, desde ahí la he llevado yo y hemos entrenado juntos y ha llegado a eventos tan grandes como la Copa de Naciones; Andrea de ser una persona que bien pudiera estar en una situación más cómoda, por decirlo de alguna forma, siempre empuja, empuja y empuja, y ahora salta y compite en Gran Premio. Veo jinetes jóvenes como Íñigo Rodríguez, que él desarrollo su caballo y ahora ya llegó a Gran Premio; los hermanos Berganza (Adrián y Andrés), lo mismo.

Los amateurs que tenemos en el equipo, como Ricardo Rete, que es un empresario, gente que trabaja pero que esta es su pasión y demuestra con su entrega y su motivación que este deporte es su motor de vida; Sandra Franco y Luis Martín del Campo, que vienen de Querétaro, y son una parte integral del equipo. También está la parte joven del equipo como Cecilia Brockmann, Alejandra Retteg, Gabriel Nasser, Juan Carlos Alverde, yo creo que todos tenemos para sumar y para dar, pero nada me da mas gusto que verlos como se desarrollan y como todos tienen la meta de decir " yo quiero participar y ser parte del equipo, quiero entrar al tour".

¿Eres como el papá de los pollitos?

Me toca el rol del papá del equipo, de organizarlos y motivarlos, que sientan que pertenecer al equipo es un gran logro y que sepan lo importante que es mantenerse en el mismo. También soy muy frío a veces, pero porque la vida me ha enseñado que, es bueno o malo verlo, pero al final de cuentas se llaman resultados y los resultados son muy fríos, y pueden no tomar en cuenta algunas circunstancias.

Al final están en el equipo los que están en un buen momento en ese momento y los que no, pues, tenemos que motivarlos a seguir. A veces la realidad no es padre y combinarlo con una mentalidad sana y motivadora es difícil, cuesta trabajo hacer el corte de quien va y quien no, y es una responsabilidad muy grande, porque son muchos los egos, hay muchos sentimientos en este deporte y hay mucho en juego. Entonces sí cuesta y lo hago en el mejor de los planes, como ellos saben, trato de rotar a todos y a quien no roto es porque está en muy buen momento y se queda, pero los que no se quedan saben que pueden tener ese buen momento con dedicación y aplicación.

Individualmente estás pasando por un muy buen momento, ¿cómo te sientes?

Me ha tocado la suerte de poder al mismo tiempo montar (y entrenar), como me dedique desde muy pequeño, todavía tengo la oportunidad de también montar. Se presentaron las oportunidades, los patrocinadores que me apoyaron y tengo un muy buen grupo de caballos, entonces he podido montar, que a su vez me llena de conocimientos para transmitir y también para poder dar el ejemplo, o sea, para poder marcar esto o el otro tienes que tener un ejemplo que lo ha podido hacer, como en su momento fue Gerardo Tasser, a quien veo como un modelo, como alguien a seguir, que siempre luchó y forjó su carrera y que para nosotros es un honor tenerlo aquí como empuje y como guía.


El Team Audi Scappino con Gerardo Tasser al centro
 El Team Audi Scappino con Gerardo Tasser al centro  (Foto: Natalí Olac)

¿Qué esperas del mundial?

Esperamos un buen resultado, a mi siempre me gusta ir con expectativas altas, yo no juego a no ganar. Para ser un campeón tienes que vivir como campeón y creer que eres un campeón, entonces vamos con expectativas altas. Va un equipo muy padre un y muy completo. Me hubiera gustado que venga Sofía que tenía su lugar asegurado, pero por compromisos escolares no va a poder ir. Sí estarán conmigo Alberto Michán, Santiago Lambre y Eugenio Garza, de quienes también espero lo mejor.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas