¿Cómo ser un buen
anfitrión en Navidad?
Vanessa Pérez @vanessitu
Martes 18 de diciembre de 2012 a las 08:15
Paulina Ricardi y Mauricio Díaz-Roura, socios de una empresa de ambientación de eventos sociales, nos dan tips para lucirnos con los invitados en la cena.

Mauricio Díaz-Roura y Paulina Ricardi
La diseñadora y el arquitecto se asociaron para crear experiencias ambientales. (Foto: César Toledo)

A estas alturas seguramente ya tienes casi todo listo para las fiestas decembrinas, pero hay una cosa que suele olvidarse o dejarse para el final y es, quizá, la más importante: los detalles, pues siempre logran hacer la diferencia.

 

 

Es por eso que fuimos a la oficina de la diseñadora Paulina Ricardi y el arquitecto Mauricio Díaz-Roura, expertos en ambientación y organización de eventos, para que nos dijeran qué hacer y qué no en la cena navideña, con el único propósito de conseguir que los asistentes se sientan como en casa. ¡No te pierdas las recomendaciones!

 

 

La regla de oro en cualquier tipo de reunión es que el éxito de ésta depende del anfitrión, así que no sólo es indispensable armar una decoración espectacular y estar al pendiente de lo que necesiten los invitados, también uno mismo debe sentirse cómodo y feliz, energía que se transmitirá de inmediato.

 

 

 

 

 

Mesa navideña
Los colores que los expertos proponen para la decoración son el negro y el plateado. (Foto: César Toledo)

 

La mesa: Este es el punto central de la cena, así que la decoración cuenta mucho. Paulina y Mauricio nos prepararon una mesa diferente a las que normalmente se ponen, jugaron con distintos tonos como el plateado y negro, los cuales la visten de elegancia.

 

 

"El centro de mesa está conformado por nochebuenas blancas, que le dan mucha luz y combinadas con el fondo negro lucen sobrias", menciona Pau; mientras que su socio agrega que: "La propuesta de este set es innovar con los colores, pero retomando los típicos elementos navideños como las esferas y nochebuenas".

 

 

La mesa es negra con sillas del mismo tono, el diseño de las de los cabezales es distinto a las demás, para darle la importancia que merecen los lugares de los anfitriones. El toque chic lo dan los candelabros de cristal y la elegancia se completa con copas negras para el vino.

 

 

Y si se tienen más invitados, se puede jugar con distintos tipos de mesa, combinar rectangulares con redondas y cuadradas para romper la simetría, eso sí, manteniendo el equilibrio en la decoración. "Mientas exista un mismo diálogo entre los elementos de diseño como el centro o la cristalería, se vale combinar las mesas y las sillas, no se verán improvisadas", cita Mauricio.

 

 

 

 

 

Centro de mesa navideño
El centro de mesa que se sugiere es hecho con nochebuenas blancas para innovar y salir de las clásicas rojas. (Foto: César Toledo)

 

 

El centro: El arreglo de la mesa que nos proponen los expertos es sencillo, un oasis rectangular con flores pálidas clavadas, no tiene tanto color ni es demasiado alto para dejar libre el campo de visión entre los invitados y no ocupar demasiado espacio para la vajilla.

 

 

"El centro de mesa debe medir de ancho máximo la distancia existente entre el codo y el puño cerrado, es una regla", asegura Mauricio.

 

 

La distribución: Nuestros entrevistados sugieren personalizar los lugares, esto hará sentir especial a cada uno de los asistentes y además es una estrategia para acomodarlos como mejor se considere.

 

 

Como invitado suele ser incómodo llegar a la mesa y no saber qué lugar tomar, así que si en cada lugar hay una etiqueta con su nombre, será mejor tanto para él como para el anfitrión. La ubicación es pensando en que todos puedan platicar y romper el hielo entre los que no se conozcan.

 

 

 

 

 

Mauricio Díaz-Roura y Paulina Ricardi
Paulina y Mauricio proponen cuidar también la iluminación y el aroma del espacio. (Foto: César Toledo)

 

La iluminación: "Es algo esencial en una cena, si pones luces blancas de refrigerador los invitados no van a estar a gusto", según Ricardi. Por eso es mejor mediar las luces y que las velas terminen por darle el toque sutil a la velada.

 

 

La ambientación: Paulina y Mauricio nos comparten el tip de nunca poner olor de flor en las mesas, ya que puede causar náuseas en los invitados u opacar los aromas de la comida. Ojo, esto no significa que el espacio no tenga fragancia, se vale poner desodorantes en el comedor y la sala; el de manzana-canela es muy de la época.

 

 

Los detalles: Poner una cajita de chocolates, dulces o turrones muy de temporada sobre cada plato para comenzar con la cena. Este tipo de particularidades hacen que los invitados se sientan a gusto y por lo tanto quieran permanecer más tiempo en el lugar.

 

 

La imagen: Los expertos recomiendan recibir a los invitados con una sonrisa, el outfit también es importante porque es la primera carta de presentación de la noche. Las mujeres, quienes son las que suelen llevar la batuta de la cena, deben seleccionar un vestido sobrio, puede ser un `little black dress´, un must que se quedó para la temporada.

 

 

 

 

 

Mesa navideña
Lo más importante es la creatividad, con los elementos que se cuente son suficientes para armar una decoración impresionante. (Foto: César Toledo)


"Lo importante de todo es la creatividad, con lo que tienes puedes hacer una cena inolvidable, no se necesita mucho dinero", concluye Díaz-Roura.

 

 

En resumen, los elementos imprescindibles de la cena navideña según Paulina son: el centro de mesa, los detalles en cada lugar como los dulces, las servilletas de tela y la cristalería.

 

 

Paulina Ricardi comenzó en el 2003 con una empresa de montaje y organización de bodas en el jardín Villa Serrano de Cuernavaca, propiedad de su tía, pero fue hasta principios de este año que se asoció con Mauricio Díaz-Roura y actualmente ofrecen servicios de diseño, ambientación y organización de eventos. "Más que un evento ofrecemos experiencias, ese es nuestro concepto", agrega el arquitecto.

 

 

 

 

www.paulinaricardi.com

@paulinaRicardiC

Créditos: Copas, servilletas y servilleteros de Bandés y mesa, sillas y candelabros de Rent & Company.