A sus dos años, el príncipe George ya tiene un deporte favorito, ¿adivinas?

El primogénito del príncipe William y Kate Middleton es un ávido jugador de tenis a pesar de su corta edad, una afición que le han inculcado sus famosos padres.
El primogénito del príncipe William y Kate Middleton es un ávido jugador de tenis a pesar de su corta edad, una afición que le han inculcado sus famosos padres.
 El primogénito del príncipe William y Kate Middleton es un ávido jugador de tenis a pesar de su corta edad, una afición que le han inculcado sus famosos padres.

El hijo mayor de los duques de Cambridge, George, ha demostrado recientemente que es un gran aficionado al tenis, una pasión que ha heredado claramente de sus padres y que no ha dejado de practicar desde que tuvo su primera raqueta.

Así se lo hizo saber la propia Kate al ex tenista británico Greg Rusedski, cuando la duquesa se presentó en el 'All England Tennis Club' de Wimbledon (Londres) para ver el partido que disputaban las hermanas Williams en las semifinales de la categoría de dobles femenino.

"Nos dijo que su hijo George juega mucho al tenis. Tiene su propia raqueta y le encanta practicarlo siempre que puede", reveló el ex deportista al diario Daily Mail.

Durante la plática que mantuvo con varias personalidades del mundo del deporte, así como de la organización del torneo, la futura reina consorte también reveló que su marido y ella suelen competir con frecuencia entre ellos gracias a la pista de tenis que tienen en su casa de Anmer Hall (condado de Norfolk), que también ha servido para que el pequeño se iniciara en este juego.


William y Kate han formado una encantadora familia.
 William y Kate han formado una encantadora familia.  (Foto: Getty Images)

Notas relacionadas:

"William y Kate son unos amantes de este deporte y juegan bastante el uno contra el otro", añadió Rusedski en conversación con el mismo diario, que también se hace eco de las declaraciones que hizo Kate en su visita a Wimbledon para explicar por qué se siente "frustrada" cada vez que se enfrenta al príncipe en la hierba.

"Mi marido es zurdo y me resulta frustrante jugar contra él", aseguró la duquesa.

Kate también aprovechó su mediática presencia en Wimbledon para intercambiar impresiones con Serena Williams, actual número uno del mundo de la WTA y quien jugará una vez más la final femenina del torneo de tenis por excelencia del circuito internacional.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas