El escándalo detrás del abrigo de Máxima

Hace algunos meses, la reina de Holanda utilizó una prenda que fue aclamada por su originalidad. Hoy, en Alemania, no tuvo tanta suerte.
Hace algunos meses, la reina de Holanda utilizó una prenda que fue aclamada por su originalidad. Hoy, en Alemania, no tuvo tanta suerte.
 Hace algunos meses, la reina de Holanda utilizó una prenda que fue aclamada por su originalidad. Hoy, en Alemania, no tuvo tanta suerte.

El vestuario de la realeza genera gran atención. Todos los medios se encuentran encima de las próximos atuendos que las royals sacarán a luz. Este fue el caso del abrigo gris de máxima de Holanda.

Hace casi un año, la reina de Holanda utilizó un abrigo gris supersized del diseñador Claes Iversen, el cual recibió en su momento aplausos por su originalidad. El abrigo, que se encuentra bordado con pedrería e hilos, es una pieza original, motivo por lo cual a la argentina no le pareció que hubiera ningún problema en usarlo nuevamente en su visita a Alemania.


El abrigo esta bordado enteramente con pedrería y formas.
 El abrigo esta bordado enteramente con pedrería y formas.  (Foto: Especial)

El punto es que el abrigo está bordado enteramente con unas figuras que son muy similares a una cruz “esvástica”, el símbolo nazi por excelencia. Los medios acusaron a esta pieza de “inapropiada”, por lo que el diseñador tuvo que salir en defensa tanto de la reina como de su creación.


Claes Iversen el diseñador del abrigo salió en su defensa.
 Claes Iversen el diseñador del abrigo salió en su defensa.  (Foto: Especial)

"Es absurdo, el bordado fue creado con la idea de ser poco convencional, siguiendo una forma geométrica clásica", dijo el diseñador danés.

La casa real holandesa no ha dado ningún comentario sobre lo ocurrido.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas