Los cumpleaños "low profile" de la reina Sofía y la princesa Leonor

Tras los escándalos en los que se ha visto involucrada, la Familia Real española ha cambiado los grandes festejos por reuniones de muy bajo perfil.
Tras los escándalos en los que se ha visto involucrada, la Familia Real española ha cambiado los grandes festejos por reuniones de muy bajo perfil.
 Tras los escándalos en los que se ha visto involucrada, la Familia Real española ha cambiado los grandes festejos por reuniones de muy bajo perfil.  (Foto: Getty Images)
La reina y la princesa celebraron sus cumpleaños de manera muy discreta.
 La reina y la princesa celebraron sus cumpleaños de manera muy discreta.  (Foto: Getty Images)

El 31 de octubre la princesa Leonor cumplió 10 años de edad y el lunes 2 de noviembre la reina Sofía celebró 77 años de edad. Sin embargo, según la prensa española, en esta ocasión los festejos de ambas han distado mucho de lo que se hacía en años pasados.

De acuerdo con el portal Vanitatis, tras el escándalo del "caso Noós", las imputaciones y el evidente distanciamiento entre la reina Sofia y el rey Juan Carlos, se han acabado los grandes festejos en la Zarzuela en los que se reunían los miembros de la Familia Real: "Como ya no había que fingir ser una familia feliz, tampoco era necesario reunirse para soplar las velas de nadie", publica el medio.


La reina es una abuela muy amorosa.
 La reina es una abuela muy amorosa.  (Foto: Getty Images)

Con esos grandes festejos en el pasado, tanto la reina Sofía como la princesa Leonor tuvieron celebraciones "discretas". El mismo portal asegura que los dos se llevaron a cabo en la Zarzuela, pero por separado. Se dice que la reina emérita recibió a su hija la infanta Elena y a su nieta Victoria y habría sido felicitada desde Suiza por la infanta Cristina y sus cuatro nietos Juan, Pablo, Miguel e Irene Urdangarín.

Por su parte, la pequeña Leonor celebró sus 10 años en una fiesta "low cost" con sus amigos del colegio. Se dice que varios de sus compañeros de la escuela comieron y partieron pastel con ella y su hermana. Sin embargo, estuvieron ausentes, extrañamente, sus primas Carla y Amanda, hijas de la fallecida Érika y Telma respectivamente, así como su abuela Paloma Rocasolano, quien frecuentemente se hace cargo de ella y su hermana.

Aunque se trató de un festejo de bajo perfil, Leonor recibió el regalo más significativo que podría obtener: su papá, el rey Felipe VI, le concedió el Collar del Toisón de Oro, la más alta condecoración de la Corona española. Esta concesión responde a la tradición y la continuidad en la figura de los Herederos de la Corona de España y a la progresiva institucionalización de la figura de la Princesa de Asturias como heredera.

Con esta concesión la pequeña se convierte en la primera en ingresar en la Orden del Toisón de Oro en el reinado de Felipe VI, pues es el primer collar que concede el rey desde su proclamación.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas