Quién recomienda…
El Hobbit: Un viaje inesperado
Verónica Sánchez Marín para Chilango.com @ChilangoCom
Viernes 14 de diciembre de 2012 a las 11:00
Este viernes se estrena esta cinta en la que lo fantástico es el principal elemento. Recomendable para aquellos que gustan de las historias de dragones, magos y seres extraordinarios.

 

Más ligera, ágil y divertida que sus predecesoras de El Señor de los Anillos, El Hobbit: Un viaje inesperado (The Hobbit: An unexpected journey, EUA 2012), dirigida por Peter Jackson y basada en la novela El Hobbit de J. R. R. Tolkien, permanece fiel al mundo de fantasía, mitología feérica y esteticismo visual que vimos por última vez en El retorno del Rey (2003). De hecho, las conexiones entre ésta y la primer trilogía de la saga cinematográfica inspirada en el imaginario del el autor inglés Tolkien, abundan a lo largo de las casi tres horas de duración de la cinta. Desde la aparición del Gollum -aún no declarado Smeagol- de Andy Serky y el cameo de Frodo, encarnado por Elijah Wood. En esta historia la aventura de Bilbo es lo importante.

 

El modo en que un personaje tan complejo y resistente a la maldad del mundo, inicia, sin saberlo, una revolución en la Tierra Media. Y así comienza la saga del anillo con los recuerdos del anciano Bilbo Bolsón (Iam Holm), que relata sus memorias de juventud (cuando tenía el aspecto de Martin Freeman).

 

Lo primero que hay que apreciar de la película, es la depuración del estilo de Peter Jackson. Ahora sí vemos a un esteta que procura enamorar con la imagen y narrar con el mínimo de elementos algo que, de por sí, se encuentra sobrecargado de detalles plásticos.

 

La película encuentra en su protagonista, Martin Freeman, el soporte suficiente para encariñarse con este personaje que poco a poco comienza a embarcarse en la aventura del viaje a Erebor. Lo más importante: asume como una responsabilidad propia la razón de emprender la aventura de los enanos: recuperar el hogar perdido.

 

El Hobbit: Un viaje inesperado está lejos del tono oscuro de El Señor de los Anillos -esa épica lúgubre y tonante en la construcción de un mundo-, aquí la atmósfera es más alegre, un canto a la buena vida que comprende la esencia del libro: para apreciar el valor de la costumbre, a veces hay que salir de ella. Y es que sólo se trata de una historia de aventuras cuya comicidad y elementos de cuentos de hadas están en primer plano.

 

El viaje tiene lugar 60 años antes de la gran búsqueda de Frodo, aquí todavía nadie arrastra el peso de la maldición, aunque Thorin puede ser el Aragorn de turno, y eso repercute en una narración más ligera, menos recargada, que transcurre plácidamente para el espectador que se prepara para apreciar el impresionante espectáculo visual del filme.

 

Estreno en México: 14 de diciembre de 2012

Reparto: Matin Freeman, Orlando Bloom y Cate Blanchet

Para ver crítica completa y horarios visita Chilango.com