¿Eres plus size? 10 tips para verte guapísima en Año Nuevo

Usar tallas grandes no te excluye de vestirte bien, pero tienes que cuidar lo que te pones para hacerlo con buen gusto y estilo. Estas son las cosas que NO debes hacer y cómo les puedes dar la vuelta.
Usar tallas grandes no te excluye de vestirte bien, pero tienes que cuidar lo que te pones para hacerlo con buen gusto y estilo. Estas son las cosas que NO debes hacer y cómo les puedes dar la vuelta.
 Usar tallas grandes no te excluye de vestirte bien, pero tienes que cuidar lo que te pones para hacerlo con buen gusto y estilo. Estas son las cosas que NO debes hacer y cómo les puedes dar la vuelta.

1. Ni muy grande, ni muy chico

Todo tiene que ver con la proporción adecuada y más cuando eres plus size, empieza por las prendas que usas; ni muy apretadas, ni muy holgadas.

No puedes ponerte una túnica que, según tú, esconde todo lo que no te gusta de tu cuerpo. El efecto es lo contrario, te ves con más volumen en lugar de disimularlo. Cuando usas algo muy pegado entonces tampoco es favorable, por lo que es importante que te enfoques en telas que hormen y pongan todo en su lugar sin desbordar nada.

Los accesorios tienen que estar proporcionados con tu cuerpo para que los que llamen la atención sean estos y no tú.

2. Ropa interior


Utiliza ropa interior adecuada o fajas que te ayuden a que la ropa te caiga mejor.
 Utiliza ropa interior adecuada o fajas que te ayuden a que la ropa te caiga mejor.  (Foto: Spanx)

Es clásico que la ropa interior saca más gorditos de los que tienes y esto se refleja inmediatamente en la ropa que llevas puesta haciendo que te veas con más grande de lo que realmente estás.

Opta por fajas spanx (creo que son las más efectivas y no las sientes) para ayudar a que la ropa caiga mejor sobre tu cuerpo o cuidar que tu ropa interior no te apriete NADA. Comprar una talla más chica no te va a reducir centímetros así que asume la talla que eres y enfócate en que tu ropa interior te quede perfectamente.

3. Tipo de cuerpo


Checa que las prendas vayan con tu tipo de cuerpo.
 Checa que las prendas vayan con tu tipo de cuerpo.  (Foto: Chloe)

Un error muy común es que casi nadie sabe qué tipo de cuerpo tiene, si eres plus size también tienes un tipo de cuerpo. No te puedes vestir como si fueras flaca, ni modo. Tienes que identificar tu forma para que puedas hacer las cosas correctamente. Si tienes mucho busto tienes que buscar blusas o vestidos que dejen ver tu clavícula para que te veas más delgada, no abuses en el escote porque entonces te ves más grande.

Si eres de mucha pompa busca pantalones rectos, para que disimulen tu trasero y te alarguen las piernas.

Si eres de pierna flaca y poca cadera entonces usa vestidos cortos (NO MINI) y que tengan cinturón para enmarcar tu cintura y verte más delgada.

4. Enfócate en lo que te gusta

El clásico error es que añoramos el cuerpo que no tenemos y seguimos buscando vestirnos como nos gustaría vernos, esto es lo peor que podemos hacer. Entonces es importante que te centres en lo que te encanta de tu cuerpo y lo explotes. Esto hará que te sientas con mayor confianza, misma que vas a reflejar y si escondes lo que te choca de tu cuerpo enfatizando lo que te gusta te vas a ver mucho mejor.


ALgunos cortes te pueden lucir mucho más y te darán un mejor aspecto.
 ALgunos cortes te pueden lucir mucho más y te darán un mejor aspecto.  (Foto: Michael Kors)

5. El color


Hay colores que dificilmente podremos usar.
 Hay colores que dificilmente podremos usar.  (Foto: Isabel Marant)

Entiendo que no te guste vestirte de negro y que quieras verte más colorida, pero tienes que ser muy consciente que el color aumenta kilos si no está bien utilizado. Si te pones pantalones azules con un saco amarillo te vas a ver más grande de lo que realmente estás. Combina colores brillantes con tonalidades neutras. Busca que la prenda más colorida esté en la parte de tu cuerpo menos voluminosa o en la que quieras enfatizar para que el contraste con el neutro te de, visualmente, un efecto de adelgazador.

6. Los accesorios


Los accesorios también pueden ser punto clave.
 Los accesorios también pueden ser punto clave.  (Foto: Fendi)

A veces pasa que, como no te sientes bien con tu cuerpo, no le echas ganas a tus looks o no le inviertes porque tienes la idea de bajar esos kilos algún día. En este caso es importante que inviertas en tus accesorios, te vas a ver mucho más arreglada y sobretodo te vas a sentir muy bien. En caso de que sí enflaques estos los puedes seguir usando. Lo que tienes que cuidar es que no sean chicos para que no se vean desproporcionados con tu cuerpo.

7. Que te quede pintado

Ya hablamos que no puedes vestirte embarrada pero eso no significa que no debes mostrar tus curvas. Para lograr que la ropa te quede bien vas a tener que llevarla a un sastre para que te la ajuste a tu cuerpo, en este caso es mejor que te vayas una talla arriba que una talla abajo a la hora de comprar, así podrás obtener un fit perfecto.

8. No te abandones

Por más incómoda o inconforme que estés con tu cuerpo no caigas en usar pants, sé que son muy cómodos pero no te ayuda ni a tu autoestima ni a tu imagen, ni te dejas el pelo descuidado porque sientes que no tiene caso invertir en eso porque igual no te ves bien. Te equivocas, sí te puedes ver bien por lo que es importante que hagas un esfuerzo.

Ve con un buen estilista que te deje pelazo, cuídate la piel, las uñas, los pies, TODO para que te sientas preciosa. Y por nada del mundo uses pants y leggings, esto hará que te abandones. Mejor opta por vestidos, faldas y blusas que enmarquen tu figura.

9. Los estampados al mínimo


Evita los estampados.
 Evita los estampados.  (Foto: Sacai)

Si te gusta mucho la ropa con print está bien que la uses. No busques los que son muy coloridos, ni tampoco muy grandes. CUIDADO, cuando yo he ido a las tiendas a ver ropa para vestir a alguien de tallas grandes me he topado con ropa que parece la túnica de Homero Simpson cuando estaba obeso, ultra grande y ultra floreado. Corre para el otro lado y busca algo de puntos, flores o gráficos chicos, de preferencia que solo tenga dos tonalidades. Si es un camisola está bien que sea ancha pero abajo ponte algo más ceñido al cuerpo.


En verdad dale uso a las prendas que compres y no las dejes olvidadas para cuando creas que te quedarán mejor.
 En verdad dale uso a las prendas que compres y no las dejes olvidadas para cuando creas que te quedarán mejor.  (Foto: Frame)

10. Lo que te compres es para usarlo ¡YA!

Es clásico que te compras cuatro tallas menos porque el lunes empiezas la dieta, ¡eso nunca pasa! Mejor cómprate lo que se te ve bien ahorita y busca armar tus looks lo más novedosos y cool que puedas. No te lamentes en el cambiador, mejor opta por las cosas que se te ven bien y que consideras que cuando las uses te vas a sentir muy bien.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas