¿Lavas la ropa nueva antes de usarla? ¡Deberías! Te decimos por qué

Consecuencias tan incómodas como los piojos y la dermatitis, o tan mortales como el cáncer, pueden ser provocadas por usar ropa nueva sin haberla lavado antes. Entérate por qué.
Consecuencias tan incómodas como los piojos y la dermatitis, o tan mortales como el cáncer, pueden ser provocadas por usar ropa nueva sin haberla lavado antes. Entérate por qué.
 Consecuencias tan incómodas como los piojos y la dermatitis, o tan mortales como el cáncer, pueden ser provocadas por usar ropa nueva sin haberla lavado antes. Entérate por qué.

No, no estamos exagerando. Más allá de la repulsión que puede causar el hecho de ponerse una prenda que fue utilizada —probablemente solo por unos minutos—por un completo desconocido del que no conocemos sus hábitos de higiene, poco nos preocupan las consecuencias físicas que nos puede traer el usar una prenda recién comprada.

Los fanáticos de la limpieza tal vez lo hagan, pero aceptémoslo, la gran mayoría se ha atrevido a usar ropa nueva sin lavar y sin ninguna preocupación. Si eres una de las últimas, probablemente después de leer este artículo cambies de opinión.

Y es que nuestros colegas de Elle US le preguntaron a Lana Hogue, una experta en fabricación de ropa que da clases en Garment Industry 411, su opinión sobre si es necesario o no lavar la ropa nueva antes de usarla, a lo que ella respondió: “Definitivamente deberían de lavar la ropa antes de usarla, especialmente cualquier prenda que tenga contacto directo con la piel o con la que vas a sudar”. Hogue asegura que la mayoría de los tejidos —incluso los naturales— son impregnados con sustancias químicas en diferentes momentos del proceso de fabricación para dar acabados como la suavidad, la textura o el color, químicos que pueden causar alergias o dermatitis o incluso pueden ser cancerígenos.

Pero eso no es todo, Donald Belsito, profesor de dermatología en el Medical Center de Nueva York, declaró a The Wall Street Journal que tanto las instalaciones donde se fabrican las prendas, hasta los probadores en las tiendas son lugares perfectos para el desarrollo y la conservación de bacterias, hongos y piojos: “He visto casos de contagio de piojos que posiblemente se produjeron al probarse una prenda en la tienda y hay ciertas enfermedades infecciosas que pueden transmitirse a través de la ropa”, aseguró Belsito, quien también enlistó las prendas en las que se debe prestar especial atención:

-Calcetines -Ropa Interior -Camisetas interiores -Ropa deportiva -Camisetas -Shorts -Vestidos -Trajes de baño que no vas a usar en el agua inmediatamente Ahora que ya conoces todas las consecuencias, la próxima vez que vayas de shopping tómate tu tiempo para lavar tus prendas antes de estrenarlas.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas