¿Acné? Aprende a combatirlo

Sabemos lo molesto que puede ser el acné. Queremos que aprendas a evitarlo, a combatirlo y a entender realmente por qué aparecen los molestos granitos.
Sabemos lo molesto que puede ser el acné. Queremos que aprendas a evitarlo, a combatirlo y a entender realmente por qué aparecen los molestos granitos.
 Sabemos lo molesto que puede ser el acné. Queremos que aprendas a evitarlo, a combatirlo y a entender realmente por qué aparecen los molestos granitos.  (Foto: Especial cloudfront.net)

¿Qué puede ser peor que levantarse el día de una cita importante, una entrevista de trabajo o el día de una boda con un grano inesperado? Probablemente nada. Lo que es cierto es que no debes preocuparte si eres un adulto y tienes acné. Es normal que a algunos adultos les salgan imperfecciones en la cara, y puede ser por varias razones. El acné es una de esas cosas que odiamos, pero que sin duda podemos evitar tomando algunas precauciones.


Es horrible levantarnos y darnos cuenta que tenemos un grano en un día importante.
 Es horrible levantarnos y darnos cuenta que tenemos un grano en un día importante.  (Foto: Especial clearclinic.com)

¿Qué es el acné? Podríamos decir que el acné es una condición de la piel que se caracteriza por la inflamación de las glándulas sebáceas. Esto sucede cuando las células muertas de la piel y el aceite de la piel tapan los poros. Normalmente el acné se encuentra en la cara, el pecho, la espalda, el cuello y los hombros, aunque también puede aparecer en los brazos. ¿Qué causa el acné? Aunque realmente no se conocen los motivos por lo cual aparece el acné, se cree que principalmente aparece en la adolescencia cuando empiezan a haber cambios hormonales en el cuerpo. A pesar de esto, la genética también forma parte de las causas del acné y, si tienes historial de familiares con problemas en la piel, es probable que también lo desarrolles. También hay medicamentos y productos que podrían incrementar la producción de aceites en la piel que tapen los poros y se generen infecciones que causen granos.


El acné es una condición que se caracteriza por la inflamación de las glándulas sebáceas en la piel.
 El acné es una condición que se caracteriza por la inflamación de las glándulas sebáceas en la piel.  (Foto: Especial static.imujer.com)

¿Qué tipos de acné existen? 1. Puntos negros: Estos aparecen cuando los poros de la piel se abren, facilitando la entrada de suciedad y sebo. El color oscuro de los puntos negros se debe a que el oxígeno genera una reacción con el pigmento del sebo. 2. Puntos blancos: Cuando el exceso de aceite en la piel y la suciedad se quedan atrapados en la piel, debajo de su superficie, aparecen los puntos blancos. 3. Granos: Los granos aparecen cuando la suciedad y el aceite en la piel se atrapan en la piel, generando infecciones, inflamación e irritación en los poros. A esto también se le agrega pus, indicando que efectivamente existe una infección en el poro. 4. Nódulo cutáneo: Suelen ser muy duros y medir más de 1 cm, pero menos de 2 cm. Son granos inflamados que se forman debajo de la superficie de la piel. 5. Quistes: Son llamados quistes a los granos que duelen, que están más inflamados de lo normal, que están infectados, que están muy debajo de la superficie de la piel y suelen dejar cicatrices.


Existen muchos tipos de acné. Algunos son más severos que otros y cada uno requiere un tratamiento distinto.
 Existen muchos tipos de acné. Algunos son más severos que otros y cada uno requiere un tratamiento distinto.  (Foto: Especial telemundo.com)

¿Qué puedes hacer para combatir el acné? 1. Limpieza: Lo más importante para tener una piel sin impurezas, aunque no sufras de acné, es lavarla. Durante el día se generan en nuestra piel aceites y grasas, se ensucia y esto puede generar que los poros se llenen y se tapen generando granos. Trata de lavar tu cara dos veces al día; en la mañana y en la noche. Es importante que sepas cómo lavarla y con qué. Si usas jabón en barra para la cara, te recomendamos que empieces a usar un jabón líquido. Los jabones en barra pueden lastimar tu piel, especialmente si ya tienes acné. Los jabones líquidos son más suaves y serán menos agresivos. Trata de usar tus dedos y lavarla con cuidado y con movimientos circulares suaves para no lastimarla. Si usas alguna esponja, procura que sea una esponja suave. Las esponjas duras también podrían lastimar tu piel. Cuando compres tu jabón de cara, checa los ingredientes. Mientras más naturales sean los ingredientes en el jabón, mejor. Si encuentras que el jabón tiene sulfato de sodio, evita comprarlo. Este tipo de químicos irrita tu piel y no ayudará a eliminar el acné. Recuerda enjuagar muy bien tu cara para que no quede nada de jabón dentro de los poros. 2. Hidrata: El segundo paso más importante después de lavar tu cara, es hidratarla. Muchos jabones pueden dejar tu piel reseca después de lavarla, y esto puede hacer que generes más aceites, pues la misma piel trata de hidratarse sola. Cuando la piel genera aceites, puede provocar la aparición de acné. Es importante que cheques el tipo de crema hidratante que vas a comprar. Asegúrate que sea específica para el tipo de piel que tienes: piel grasa, piel seca o piel mixta. Igual que con los jabones, trata de buscar cremas que contengan peróxido de benzoilo. El peróxido de benzolio es ideal para evitar acné y eliminarlo. Ahora, no te excedas con productos con este químico porque podrían llegar a resecar tu piel.


Después de lavar tu piel, hidrátala para evitar que se reseque.
 Después de lavar tu piel, hidrátala para evitar que se reseque.  (Foto: Especial static.imujer.com)

3. Cuida lo que pones en tu pelo: Sonará raro, pero el shampoo, acondicionador, cremas para peinar, fragancias y hasta aceites que te pones en el pelo podrían estarte generando acné. ¿Por qué? Es muy sencillo. A todos nos ha pasado que el shampoo nos cae en la cara o se nos escurre por la espalda. La crema para peinar también nos ha caído en la frente y en los cachetes. Todo esto irrita la piel de tu rostro y bloquea los poros generando acné. Muchos productos para el pelo contienen ingredientes que son enemigos de la piel. El pantenol, por ejemplo, es un ingrediente que se encuentra en casi todos los shampoos, pues ayuda a que el pelo esté sano, fuerte y que no e parta, pero al mismo tiempo, es malísimo para la piel. Trata de buscar productos para el pelo que no contengan este químico. También te recomendamos exfoliar tu espalda y tu pecho dos o tres veces a la semana para eliminar cualquier residuo de químicos para el pelo. Si sientes que tu cara se está llenando de granos, podría ser porque tienes el pelo mucho tiempo cerca de la cara. Opta por hacerte una cola de caballo para evitar que esté tocando tu cara continuamente, por lo menos hasta que tu piel esté más sana. 4. Evita tocarte la cara: Esto es importantísimo. Sabemos que es una enorme tentación querer quitar un grano cuando lo vemos, pero realmente es lo peor que puedes hacer. Para empezar, tus manos están sucias y tocarte la cara hará que se ensucie aún más. Cuando te pellizcas un granito, y tocas otras partes de tu cara, estás infectando áreas sanas. Si constantemente estás tocándola, la irritarás aún más y no dejarás que la piel respire o que sane. Además, la cicatriz de un granito puede quedarse en tu piel de uno a dos meses en comparación con los cinco días que podrías tener el grano. Trata de lavar tus manos constantemente si eres de esas personas que siempre se toca la cara y hazte consciente de ello.

5. Aliméntate bien: Existen rumores de que algunos alimentos como el chocolate pueden provocar salpullidos en la piel. Aunque algunos expertos dicen que no, es mejor evitar alimentos grasosos si eres propenso a los granitos o tienes la piel grasa. Podemos recomendarte varios alimentos que podrían eliminar el acné o que podrían prevenirlo. Primero, trata de consumir alimentos que no tengan hormonas agregadas, es decir, trata de consumir comida orgánica. Las hormonas pueden causar acné pues cambian el funcionamiento de tu propio sistema. Consume alimentos con zinc: Algunos estudios han comprobado que ingerir alimentos con zinc puede ayudar a curar y eliminar el acné. El zinc es un mineral que además de tener muchísimos antioxidantes, ayuda protegerte de infecciones y bacterias. Algunos alimentos con mucho zinc que puedes consumir son: ostras, cangrejo, carnes rojas, aves, queso, semillas de girasol, camarones, tofu y hongos.

Consume alimentos con vitamina A: Si no consumes alimentos con alto contenido en vitamina A, podrías tener problemas de acné. La vitamina A ayuda a desinflamar, balancear las grasas en nuestro cuerpo y nuestra piel, y a balancear nuestras hormonas. Evita alimentos como margarina y comidas procesadas y procura incluir más zanahorias, alimentos naranjas y alimentos amarillos en tu dieta.

Consume alimentos con vitamina C: La vitamina C ayuda a sanar de manera rápida las infecciones y es ideal para curar el acné. La vitamina C también tiene mucho colágeno, el cual es importantísimo para reparar el tejido de la piel y hacerla lucir más joven. Puedes incluir alimentos como: toronja, naranja, limones, espinaca, brócoli, jitomate y fresas. Si sufres de acné muy severo, es importante que consultes a tu dermatólogo. Estas formas de combatir al acné son buenas cuando el acné es causado por estrés, cambio climático o cambios hormonales. De la misma manera, no todas las soluciones funcionan de la misma manera para todas las personas. Puedes optar también por hacer ejercicio, pues además de ser bueno para todo el cuerpo, también es excelente para tener una piel sana. Trata de encontrar un momento al día para ti, para poder relajarte. Vivimos vidas muy aceleradas y nos estresamos todos los días. El estrés es una de las causas principales del acné en adultos, así que trata de tomarte tiempo para ti todos los días. Recuerda que siempre hay algo que puedes hacer para mejorar tu salud, así que haz caso a lo que tu cuerpo pide. La información que se publica en Quien.com está basada en datos e información reales y no están relacionados con instituciones de salubridad o médicas. Visita a tu médico con regularidad, si existen dudas o necesitas más información sobre el tema.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas