5 hábitos que podrían cambiar tu vida

¿Estás cansado de no ser feliz y no encontrar como sí serlo? Esta lista de 5 hábitos hará que cambie tu forma de ver la vida. ¡Inténtalo!
¿Estás cansado de no ser feliz y no encontrar como sí serlo? Esta lista de 5 hábitos hará que cambie tu forma de ver la vida. ¡Inténtalo!
 ¿Estás cansado de no ser feliz y no encontrar como sí serlo? Esta lista de 5 hábitos hará que cambie tu forma de ver la vida. ¡Inténtalo!  (Foto: Especial)

Todos conocemos la frase “en 21 días se forma un hábito”, y en su mayoría podemos decir que es verdad. Realmente no pensamos en los hábitos que tenemos, hasta que empiezan a afectar nuestra vida diaria. Los hábitos son lo que conforman nuestros días, son nuestro fundamento y son muy importantes para nosotros (aunque muchas veces no les demos la importancia necesaria). Cuando nuestros hábitos son malos o no nos aportan nada bueno, es muy fácil que no estemos felices con la vida que llevamos. Lo más importante de todo es querer cambiar estos hábitos malos, los que nos hacen daño y, aunque puede ser difícil, pues significa darle un giro a nuestra vida, a la larga es mejor para nuestra salud y para vivir más felices.

¿Qué podemos hacer para cambiar nuestros hábitos? Lo primero que tenemos que tomar en cuenta es que no podemos cambiar todos nuestros hábitos al mismo tiempo. Esto sólo hará que no logremos cambiar ninguno. Empieza uno por uno, y verás grandes cambios. Cuando estés seguro y te sientas confiado de que has logrado cambiar algo, entonces puedes seguir a otro hábito que deseas cambiar. Te recomendamos:

  • Enfocarte un mes en cambiar una cosa, pero no te pongas límites. Si tardas más de un mes, no pasa nada. El chiste es que logres tu meta.
  • Trata de enfocarte todos los días en hacer ese cambio que tanto necesitas. Mientras más ganas le eches, más fácil será cambiarlo.
  • No te asustes ni te enojes contigo mismo si te cuesta trabajo. Es lógico que será difícil. Estás cambiando algo que llevas haciendo de una manera por mucho tiempo.

Te presentamos una lista de 5 hábitos que estamos seguros cambiarán tu vida de manera positiva para una vida más feliz:

1. Levántate temprano: Seguro estás pensando: “¿cómo me va a ayudar levantarme temprano?” pero, es un hecho que levantarnos antes que las demás personas en nuestra casa, nos ayudará durante el día. Es una manera fácil de aprovechar más tu tiempo y poder realizar tareas importantes sin molestias, sin ruidos, con plena concentración y paz. Si eres de esas personas que odia levantarse temprano, puedes empezar poniendo tu despertador 5 minutos antes y empezar a levantarte solamente 5 minutos antes. La siguiente semana, ponlo 10 minutos antes, y así hasta que logres levantarte a una hora donde puedas lograr más cosas durante la mañana. Lo mismo pasa en la noche. Trata de dormirte más temprano y no pierdas el tiempo en el celular o viendo series. Al principio sin duda será difícil, pero los beneficios de levantarse temprano son inimaginables. Verás que puedes organizar mejor tu día, te sentirás menos estresado y lograrás concretar más cosas antes de medio día. El trabajo importante lo lograrás hacer con calma y sin interrupciones, y tendrás el resto del día con menos pendientes y más tiempo para pasar con tu familia o amigos.


Levantarte temprano ayudará a que seas una persona más productiva y tengas más tiempo para realizar actividades.
 Levantarte temprano ayudará a que seas una persona más productiva y tengas más tiempo para realizar actividades.  (Foto: Especial blog.bellamahayacarter.com)

2. Limpia, ordena y acomoda: ¿Te ha pasado que hay tanto desastre en tu casa o tu escritorio que no sabes ni por donde empezar a limpiar? Tener una casa limpia o un espacio de trabajo limpio y organizado, es importantísimo para sentirnos bien. Ahora, es imposible imaginar que podemos tener todo limpio y organizado todo el tiempo. Si tienes hijos, sabes que esto es muy complicado, o si trabajas en un lugar donde hay mucho papeleo. Lo importante es siempre limpiar al final del día para que cuando amanezca o llegues a la oficina al día siguiente, tu estado de ánimo no se vea afectado por lo desastroso que pueda verse tu espacio. Puedes empezar por lavar los platos después de cada comida. No lo dejes para ‘al rato’ o para mañana. Hazlo en ese momento y cuando sea la hora de cenar, sentirás un gran alivio. Tratar de mantener tu casa organizada te ayudará a que el desorden no se convierta en una bola de nieve y llegue al punto de “no se por donde empezar a limpiar”. Tiende tu cama cuando te levantes, guarda tu ropa cuando te la quites, tapa tus plumas en el escritorio y acomoda los papeles en folders. Puede parecer una tarea tediosa, pero te lo agradecerás cuando regreses a tu casa u oficina y todo esté limpio y acomodado.


Mantener tu espacio de trabajo y tu casa limpia y acomodada, te ayudará a trabajar mejor y a sentirte tranquila en tu propio espacio.
 Mantener tu espacio de trabajo y tu casa limpia y acomodada, te ayudará a trabajar mejor y a sentirte tranquila en tu propio espacio.  (Foto: Especial eurofitdirect.co.uk)

3. Planea: Planear el día que te espera es lo que necesitas para sentirte tranquilo todos los días. Puedes elegir tener una agenda o un calendario, y apuntar las juntas, citas importantes, llamadas y hasta la hora en la que puedes hacer ejercicio. Hacer una lista de los pendientes también ayudará a que te sientas más organizado y pronto se convertirá en un hábito que agradecerás haber adquirido. Planear tu día a día también te ayudará a sentirte con más tiempo, y a aprovechar los momentos libres con más alegría. Puedes optar por apuntar en tu agenda antes de dormir. Cuando te acuestes puedes apuntar todas las citas que tengas y las horas libres, y cuando te levantes notarás una paz mental enorme. Esto te ayudará a generar una rutina diaria, y notarás que te cambia la vida. Puedes tener una rutina para antes de dormir, una para después de despertar, una para el día, etc. Sentirás que tienes el tiempo necesario para hacer todo lo importante durante el día, y hasta tendrás tiempo libre para pasar con tu familia.


Planea tu día la noche anterior. Anota tus juntas y citas importantes un día antes para levantarte con tranquilidad y sin prisas.
 Planea tu día la noche anterior. Anota tus juntas y citas importantes un día antes para levantarte con tranquilidad y sin prisas.  (Foto: Especial i.ytimg.com)

4. Haz ejercicio: Siempre hablamos de hacer ejercicio y lo importante que es para nuestra salud. Pero además de ser importante para sentirnos bien físicamente, puede ser una interesante manera de empezar a cambiar tus hábitos. Estamos acostumbrados a llevar una vida sedentaria. Puede que trabajes en una oficina donde sólo te levantas para ir al baño y para comer. Tal vez trabajas desde casa y lo único que haces es moverte de un lado a otro. También puede ser que todo lo que haces, lo haces en el coche y realmente no te mueves mucho. Hacerte el hábito de hacer ejercicio no significa que empieces de un día a otro a ir al gimnasio. Puede que no tengas tiempo o que no estés realmente preparado para haberlo. Te recomendamos hacer cosas más sencillas y que te tomen menos tiempo. Empieza por tomarte media hora diaria para salir a caminar o correr. Puede ser una vuelta a la manzana o puedes ir a un parque o bosque cercano. También trata de tomar más las escaleras y menos las escaleras eléctricas. Párate más a menudo de tu silla, ya sea por un vaso de agua o simplemente para estirarte y caminar. Estaciona el coche más lejos de lo normal para caminar más hasta llegar al súper o al lugar al que vas. Puedes hacer muchas cosas que no impliquen ir a una clase o al gimnasio. El simple hecho de tener en mente el moverte, te ayudará a sentirte con más movilidad y pronto sentirás que estás listo para inscribirte a un gimnasio.


Sería ideal ir al gym y hacer ejercicio diario. Si no puedes, intenta dejar atrás la vida sedentaria y busca maneras de moverte.
 Sería ideal ir al gym y hacer ejercicio diario. Si no puedes, intenta dejar atrás la vida sedentaria y busca maneras de moverte.  (Foto: Especial i.huffpost.com)

5. Da gracias: Parece increíble, pero agradecer diariamente lo que tienes puede cambiar tu vida por completo. No tienes que agradecerle a ninguna divinidad, o rezar por las noches (si eso es lo que haces, claro que está bien). Lo importante es que te sientas consciente de agradecer lo que la vida te ha dado y lo que has logrado. Darte cuenta de las cosas positivas en tu vida, ayudarán a cambiar la perspectiva que tienes de ella. Muchas veces nos encontramos atrapados en pensamientos negativos pensando: “no tengo dinero, no sé como pagar mis deudas, no me gusta mi trabajo, necesito pareja, no soy feliz, etc”, y esto a su vez se convierte en nuestra vida diaria. Cuando las cosas no salen como nos gustaría, pensar en las cosas que sí tenemos puede cambiar nuestra forma de ver nuestra vida. Puedes agradecer que tienes una cama donde dormir, que tienes ropa para taparte del frío, que tienes amigos y familia que te quieren, que comiste tu platillo favorito, que no te tocó ningún semáforo en rojo de camino a casa o que te bañaste con agua caliente. Pueden ser las cosas más sencillas, las que damos por sentado y que la mayoría de las veces no recordamos que tenemos. Puedes optar por tener un cuaderno donde escribir cada noche antes de dormir las cosas por las que te sientes agradecido. Notarás que son muchas más de las que te imaginas y empezarás a apreciar mucho más tu vida y a verla de un lado más positivo.


Trata de agradecer diariamente todo lo que tienes. Escríbelo en un cuaderno o cada mañana repítete a ti mismo las cosas que agradeces tener.
 Trata de agradecer diariamente todo lo que tienes. Escríbelo en un cuaderno o cada mañana repítete a ti mismo las cosas que agradeces tener.  (Foto: Especial elvalledelcoaching.com)

La información que se publica en Quien.com está basada en datos e información reales y no están relacionados con instituciones de salubridad o médicas. Visita a tu médico con regularidad, si existen dudas o necesitas más información sobre el tema.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas