La dieta Paleo: ¿la conoces?

Una dieta que sigue haciendo mucho ruido pero con la que quizás no estés familiarizado. Basada en alimentos de la era paleolítica, esta dieta podría ser para ti.
Una dieta que sigue haciendo mucho ruido pero con la que quizás no estés familiarizado. Basada en alimentos de la era paleolítica, esta dieta podría ser para ti.
 Una dieta que sigue haciendo mucho ruido pero con la que quizás no estés familiarizado. Basada en alimentos de la era paleolítica, esta dieta podría ser para ti.

Vivimos en la era de las dietas y el healthy living. Se dan a conocer nuevas dietas, maneras de cuidar nuestra alimentación y mejores formas de vivir nuestra vida a cada rato. Una de estas dietas, que quizás ya conocías es la dieta Paleo. En el 2012 empezó a hacer mucho ruido, pero hasta el día de hoy es una dieta que mucha gente sigue, incluyendo a la modelo de Victoria’s Secret Lily Aldridge.

La dieta Paleo está basada en la supuesta dieta de los humanos paleolíticos, donde a grandes rasgos se consume lo que supuestamente nuestros ancestros consumían antes de que existiera toda la comida procesada que conocemos hoy. Para que te ubiques un poco en el tiempo, la era paleolítica duró aproximadamente 2.5 millones de años y terminó aproximadamente hace 10 mil años con la llegada de la agricultura. Según varias investigaciones, los humanos paleolíticos comían carne, moras y nueces, y no consumían lácteos pues no estaban familiarizados con ellos. La dieta Paleo se basa justamente en eso: en consumir este tipo de alimentos, los cuales eran consumidos por los humanos paleolíticos y excluir alimentos que no conocían. Muchas de las razones por las que se piensa que esta dieta es extremadamente sana, es que supuestamente nuestro cuerpo no se ha adaptado de manera correcta para metabolizar muchos de los alimentos que estamos acostumbrados a consumir y alimentos que no son naturales. Los fieles seguidores de esta dieta creen que la mayoría de los problemas de salud que existen hoy en día como la diabetes, la obesidad y los problemas cardiovasculares, son justamente porque nuestro cuerpo no sabe metabolizar azúcares refinadas, lácteos y hasta legumbres. Por eso se cree que regresar a comer como lo hacían nuestros ancestros es la solución para eliminar enfermedades y volver a sentirnos plenos, sanos y felices.


La dieta paleo es alta en el consumo de proteínas, vegetales y grasas, moderada en frutas y baja en carbohidratos.
 La dieta paleo es alta en el consumo de proteínas, vegetales y grasas, moderada en frutas y baja en carbohidratos.  (Foto: Especial planetnaturopath.com)

¿Qué debes comer y qué debes evitar si vas a hacer la dieta Paleo? Incluye:

1. Primero que nada, debes tener clarísimo que la dieta Paleo va a ser una dieta muy alta en grasas, moderada en proteínas y va a incluir pocos carbohidratos. 2. Consume altas cantidades de grasas: aceite de coco, aceite de aguacate, aceite de oliva, aceite de macadamia, grasa de pato y manteca de cerdo. Si vas a consumir grasas de animales, procura que venga de un animal bien cuidado y bien alimentado para evitar ingerir hormonas. Las grasas saturadas contienen altos niveles de omega-3 y ayudan a evitar la obesidad, ciertos tipos de cáncer, problemas cardiovasculares y diabetes. 3. Incrementa tu ingesta de proteína animal: carne roja, aves, cerdo, huevo y órganos animales como hígado y riñones. Esto puede sonar desagradable para muchas personas, pero los fieles seguidores de la dieta Paleo creen firmemente que los órganos de los animales son altamente nutritivos. También puedes incluir pescados y mariscos, de preferencia frescos. Recuerda que más que nada, la dieta Paleo se basa en las proteínas, y es de lo que más debes consumir. La proteína ayudará a que tengas músculos más fuertes, huesos más sanos, y que tu sistema inmunológico funcione mejor. 4. Incluye vegetales en tu dieta: la mayoría de los vegetales son aprobados en la dieta Paleo, pero trata de consumirlos crudos para aprovechar todos los nutrientes. 5. Puedes incluir fruta en tu dieta, pero trata de hacerlo con mucha moderación. La dieta aprueba de la fibra, pero procura que no sea con una dieta alta en frutas con mucha azúcar. Puedes incluir moras, coco y aceitunas, pues son frutas altas en antioxidantes. Ahora, no te preocupes en incluir otro tipo de frutas como plátano, piña, melón o mango; tampoco se trata de pasarla mal. * Trata de consumir todos los alimentos orgánicos.


Puedes incluir fruta en tu dieta, pero procura que sean altas en antioxidantes y bajas en azúcares.
 Puedes incluir fruta en tu dieta, pero procura que sean altas en antioxidantes y bajas en azúcares.

Evita: 1. El primer ‘NO’ rotundo en la dieta Paleo son las azúcares refinadas. Está prohibido consumir refrescos, sustitutos de azúcar, dulces, caramelos y jugos de fruta. Para endulzar tu comida, puedes usar miel de abeja o azúcar de coco. 2. La dieta Paleo también prohibe los granos, cereales y legumbres. Esto incluye: trigo, arroz, maíz, avena, soya, frijoles y cualquier tipo de cacahuate. Según algunos estudios, los granos son inflamatorios y bajos en nutrientes. Mucha de la comida procesada que consumimos tiene granos: el pan, los cereales comerciales, la pasta, las galletas, los pasteles, etc. Por esta razón, la dieta Paleo los prohibe. En muchos sentidos podría decirse que es una dieta gluten-free. 3. Está prohibido consumir lácteos. Quizás puedas consumir mantequilla o algún tipo de crema. Fuera de eso, están prohibidos lo quesos, yogurts, leches, etc. 4. Tampoco puedes comer alimentos procesados. Cualquier cosa que venga empaquetada o en una caja, está completamente prohibida. 5. El alcohol y el café tampoco eran consumidos por los humanos paleolíticos, razón por la cual, los seguidores también los prohiben.


Evita a toda costa cualquier tipo de azúcar procesada.
 Evita a toda costa cualquier tipo de azúcar procesada.  (Foto: Especial spectrumofhealth.com)

Es un hecho que a primera instancia, la dieta Paleo parece ser una dieta muy rigurosa y complicada. Para mucha gente es difícil dejar de consumir lácteos, especialmente el queso y la leche. Para otros, es difícil evitar la fruta, o los cereales y legumbres. Es importante mencionar también que aunque sí existen estudios donde se han comprobado los beneficios de la dieta Paleo, tampoco es una dieta que ha sido estudiada a profundidad, razón por la cual mucha gente no se compromete a ella. Algunos beneficios incluyen: eliminar alergias, estabilizar el azúcar en la sangre, balancear la cantidad de energía que tenemos en el día, mejorar la apariencia de la piel y de los dientes, pérdida de peso y hasta evitar infecciones e inflamaciones. Al final del día, aunque existan distintos tipos de dietas, lo implorante es sentirnos bien con nosotros mismos y sentirnos saludables. Si sientes que la dieta Paleo podría funcionarte, no dudes en probarla. Recuerda acompañar tu dieta con ejercicio.

La información que se publica en Quien.com está basada en datos e información reales y no están relacionados con instituciones de salubridad o médicas. Visita a tu médico con regularidad, si existen dudas o necesitas más información sobre el tema.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas