5 tips para un pelo brillante

Es posible tener un pelo brillante y sedoso sin usar miles de productos y químicos que dañen su salud. Te recomendamos 5 tips que debes incluir en tu rutina diaria de belleza.
Es posible tener un pelo brillante y sedoso sin usar miles de productos y químicos que dañen su salud. Te recomendamos 5 tips que debes incluir en tu rutina diaria de belleza.
 Es posible tener un pelo brillante y sedoso sin usar miles de productos y químicos que dañen su salud. Te recomendamos 5 tips que debes incluir en tu rutina diaria de belleza.  (Foto: Especial prohealthylife.com)

El sueño de toda mujer es tener un pelo brillante todos los días, pero la realidad es que es mucho más difícil de lo que parece. Las mujeres usamos muchos productos para que nuestro pelo brille y esté sedoso, pero al pasar el tiempo, estos productos llegan a lastimar en lugar de ayudarnos. Encima de esto, existen factores externos que afectan la salud del pelo y el cuero cabelludo. No comer bien, estar mucho tiempo al sol, los tintes de pelo, el estrés, el cloro, las secadoras y las planchas, son sólo algunos de los factores que destruyen el pelo.

El pelo tiene aceites naturales que lo ayudan a que esté hidratado y brillante. Cuando esta capa de aceite se daña, el pelo pierde vida, y se seca. Cuando llegamos a los 30, la producción de aceite en el cuero cabelludo disminuye y se a lenta, causando que el pelo pierda su sedosidad. Más adelante, en los 40, 50, y en la menopausia, el pelo puede hacerse más delgado, pues los niveles de estrógeno en el cuerpo también disminuyen. El pelo empieza a perder su elasticidad y es más difícil controlarlo y peinarlo.

Existen cosas que podemos hacer para mejorar la salud del pelo, pero es importante tomarnos el tiempo para seguir estos tips si queremos devolverle el brillo y la sedosidad que tanto nos gusta.

1. Lávalo menos: Seguro ya habías escuchado que es más sano lavarte el pelo cada dos o tres días. Si eres de las que está acostumbrada a lavarse el pelo diario, seguramente no querrás dejar esta rutina. Cuando lavamos el pelo diario, lo estamos lavando de más, causando que eliminemos los aceites esenciales del cuero cabelludo. Esto causa que el cuero cabelludo se seque y se irrite, causando también que el pelo se vea apagado. Te recomendamos cambiar tu rutina de lavado y empezar a lavarte el pelo cada dos días. Si tienes el pelo seco, notarás como los aceites naturales del cuero cabelludo ayudan a que el pelo se vea más seco.


Lava tu pelo cada dos o tres días para evitar que se reseque.
 Lava tu pelo cada dos o tres días para evitar que se reseque.  (Foto: Especial acutezmedia.com)

2. Enjuaga con agua fría: El agua caliente es un gran enemigo del pelo. Después de lavarte el pelo, cierra el agua caliente y deja que el agua fría caiga sobre tu pelo. El agua caliente lastima al cuero cabelludo, dejándolo seco y sin brillo. Cuando nos enjuagamos con agua fría, el agua sella las cutículas del pelo permitiendo que la luz se refleje, produciendo muchísimo brillo. Además, el agua fría también ayuda a que el pelo crezca.


Enjuaga con agua fría tu pelo después de lavarlo para crear un efecto donde la luz se refleje y luzca aún más brilloso.
 Enjuaga con agua fría tu pelo después de lavarlo para crear un efecto donde la luz se refleje y luzca aún más brilloso.  (Foto: Especial fyiliving.com)

3. Primero acondiciona: Esto puede parecer extraño pero es un excelente tip. Para hidratar tu pelo, cambia tu rutina y aplica acondicionador antes del shampoo. Después de aplicar el acondicionador, ponte shampoo y enjuaga tu pelo con agua fría, que como ya mencionamos, es menos dañina para el pelo. El acondicionador será el primero en actuar, proporcionando hidratación y humectación al pelo, y cerrando las cutículas para que el pelo brille.


Aplica acondicionador antes de shampoo para hidratar tu pelo.
 Aplica acondicionador antes de shampoo para hidratar tu pelo.  (Foto: Especial huffingtonpost.com)

4. Cepilla: ¿Recuerdas cómo tu mamá te cepillaba el pelo en las noches y en las mañanas? A muchas de nosotras se nos olvida cepillarnos y sencillamente nos pasamos un peine por el pelo después de bañarnos para desenredar. Es muy importante cepillarnos el pelo, pues ayuda a que los aceites naturales del pelo bajen del cuero cabelludo hasta las puntas, logrando que el pelo vuelva a ser sedoso y brillante. Cepillarnos de arriba hacia abajo actúa como un hidratante natural y además ayuda a que el cuero cabelludo se mantenga saludable. Trata de cepillarlo tres veces al día, una de ellas siempre antes de dormir. También trata de que el cepillo sea de cerdas naturales y no de plástico. Las cerdas de plástico pueden hacer que se parta tu pelo.


Trata de cepillar tu pelo con un cepillo de cerdas naturales por lo menos tres veces al día.
 Trata de cepillar tu pelo con un cepillo de cerdas naturales por lo menos tres veces al día.  (Foto: Especial hercampus.com)

5. Protege: ¿Eres adicta a la secadora de pelo, a la plancha o a la tenaza? Entonces tienes que usar protectores SIEMPRE antes de usar cualquiera de las anteriores. Las altas temperaturas son un enorme enemigo para el pelo, ayudando a que se seque, se opaque, pierda vida y se vea apagado. Antes de usar la secadora, la tenaza o la plancha, aplica algún aceite, serum o crema protectora sobre todo tu pelo. También puedes usar el aire tibio/frío de la secadora para darle un respiro al cuero cabelludo.


Usa algún serum, aceite o crema de pelo para protegerlo de las altas temperaturas cuando lo seques.
 Usa algún serum, aceite o crema de pelo para protegerlo de las altas temperaturas cuando lo seques.  (Foto: Especial hercampus.com)

Recuerda que además de estos tips, es importantísimo comer bien y tomar mucha agua. El secreto para un pelo divino y brillante es la buena alimentación. Incrementa la ingesta de vitaminas A y E, que también ayudan a su crecimiento. El pelo tiene keratina, la cual es una forma de proteína, así que no olvides incluir en tu dieta carnes, pescado, huevo y frijoles. Es importante que también comas alimentos que tengan omega 3 como salmón, nueces y soya. Obviamente no olvides incluir frutas y verduras, y tomar mínimo 8 vasos de agua al día.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas