¿Cómo cuidar tu piel en invierno?

El invierno está a la vuelta de la esquina. Para que tu piel no sufra por los cambios de temperatura, te damos 5 tips para cuidarla durante estos meses de frío.
Llegó el invierno y es momento de las vacaciones a esquiar o a ciudades donde hace mucho frío. Para que tu piel no sufra por los cambios, te damos 5 tips para cuidarla.
 Llegó el invierno y es momento de las vacaciones a esquiar o a ciudades donde hace mucho frío. Para que tu piel no sufra por los cambios, te damos 5 tips para cuidarla.

1. Limpieza: El primer paso en cualquier rutina de belleza es la limpieza. Ahora que estamos en época de frío y que el clima cambió, también hay que cambiar los hábitos de limpieza. En el verano es más fácil, y mejor para la piel usar jabones en gel o en espuma, pero en invierno lo ideal es usar jabones con crema pues hidratan mejor la piel. Muchas veces tenemos la idea de que entras más nos lavemos la cara, mejor. En el caso de la época de frío, esto es incorrecto. La piel puede llegar a maltratarse cuando hay resequedad en el ambiente y la lavamos de más. Te recomendamos comprar jabones en barra o aceites limpiadores que de preferencia incluyan ingredientes como glicerina, que es un ingrediente que humecta la piel al mismo tiempo que la protege.


Lava tu cara y tu cuerpo con jabones más cremosos que contengan hidratantes para la piel.
 Lava tu cara y tu cuerpo con jabones más cremosos que contengan hidratantes para la piel.  (Foto: iStock)

2. Exfoliación: Tenemos la idea de que exfoliarnos la piel es malo y venimos a desmentir el mito. Es un hecho que exfoliar la piel diario no es bueno; lo ideal es hacerlo de una a dos veces por semana para eliminar las células secas y muertas que llegan a acumularse en nuestra piel. La exfoliación sirve no sólo para limpiarla, pero para dejar la piel más fresca y radiante. Los rayos UV y la contaminación, son factores que afectan nuestra piel, y si vives en una ciudad, entonces la exfoliación debe ser un paso importante en tu rutina de belleza. Exfoliarte también ayuda a abrir los poros, mantenerlos limpios y evitar erupciones, devolviéndole a la vez la suavidad a tu piel. Es importante que tengas en mente que no debes usar exfoliantes fuertes, pues pueden ocasionar irritación en la piel. Después de exfoliar, aplica crema hidratante para refrescar la piel.


Exfoliarse es muy importante para mantener la salud de la piel. Hazlo de una a dos veces por semana.
 Exfoliarse es muy importante para mantener la salud de la piel. Hazlo de una a dos veces por semana.  (Foto: iStock)

3. Crema hidratante: Una de las cosas más importantes para tener una piel sana, especialmente en invierno y en época de vacaciones, es usar una buena crema hidratante. Como mencionamos anteriormente, al igual que cambia el clima, debe cambiar la rutina de belleza, entonces las cremas que usaste en verano no serán las mismas que debas usar en invierno. El frío y los fuertes vientos pueden hacer que tu piel se agriete y se reseque, por lo tanto debes usar una crema hidratante fuerte. Las cremas más espesas y pesadas serán tu mejor aliado en la época de frío. Opta por cremas en lugar de lociones ligeras. Por ejemplo, las cremas de shea butter son una excelente opción, pues tiene muchos hidratantes que se absorben rápidamente en la piel. Recuerda aplicar crema en tus manos, codos y piernas más de una vez al día para evitar grietas y resequedad. *Otro tip importante es cambiar tu base o primer de polvo a crema. Por la misma razón por la que es importante cambiar de loción a crema, es importante usar bases cremosas, pues ayudarán a hidratar más la piel.


Opta por cremas más espesas en lugar de lociones líquidas para hidratar tu piel en otoño.
 Opta por cremas más espesas en lugar de lociones líquidas para hidratar tu piel en otoño.  (Foto: iStock)

4. Protección: Lo hemos dicho muchas veces, y lo seguiremos diciendo: lo más importante en tu rutina de belleza es la protección contra los rayos UV. Aunque el verano haya terminado y no estés pasando tanto tiempo al sol, es importante aplicar protector solar en la cara. Puedes encontrar bases que ya contienen SPF, así que además de maquillarte y humectarte, te protegen. La mayoría contienen vitamina B3, C y E, las cuales ayudan a combatir los daños contra el envejecimiento, reducir la aparición de arrugas, mejorar la elasticidad de la piel y eliminar la irritación. Así que aunque no pases mucho tiempo al sol por ser invierno, o que pienses que el sol de invierno no quema, recuerda aplicar diariamente protector solar.

5. Humidificador: Probablemente estarás pensando, ¿por qué recomendamos un humidificador? La respuesta es sencilla. Cuando cambia el clima y hace frío, los niveles de humedad en el medio ambiente bajan, afectando a nuestra piel haciéndola más seca. Una manera muy fácil y útil de mantener la piel hidratada, además de usar cremas y jabones humectantes, es invertir en un humidificador. El humidificador creará un ambiente con constante humedad en la habitación donde se coloque, convirtiendo el agua en vapor y así, hidratando la piel. Según estudios, la piel necesita más de 30% de humedad para mantenerse hidratada, y los cambios climáticos y el aire seco proporcionan sólo el 10%. Una buena idea es tener un humidificador en la recámara. A la hora de dormir, pon el humidificador y al día siguiente notarás tu piel más fresca e hidratada.


El humidificador le proporcionará la hidratación que necesita tu piel durante la noche para tener una mejor apariencia en la mañana.
 El humidificador le proporcionará la hidratación que necesita tu piel durante la noche para tener una mejor apariencia en la mañana.  (Foto: iStock)

Algunas otras cosas que debes tomar en cuenta en estas vacaciones de invierno, es mantenerte hidratada tomando agua. Además de ser buena para la salud y el metabolismo, es buena para la piel pues ayuda a la hidratación. Te recomendamos también evitar lo más posible bañarte con agua muy caliente. Sabemos que después de un día de mucho frío, lo que más se antoja es un baño con agua hirviendo, pero lo que no sabemos es que el agua muy caliente puede llegar a deshidratar la piel y a deshacerla de sus aceites naturales, que son sumamente importantes para su salud. Procura bañarte con agua de tibia a caliente, o trata de disminuir tu tiempo en la regadera cuando te bañes con agua muy caliente.

La información que se publica en Quien.com está basada en datos e información reales y no están relacionados con instituciones de salubridad o médicas. Visita a tu médico con regularidad, si existen dudas o necesitas más información sobre el tema.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas