Jengibre: el tubérculo milagroso

Desde hace muchos años el jengibre ha sido usado en la medicina tradicional china para combatir enfermedades. Hoy, en el mundo occidental se están dando a conocer sus beneficios.
Desde hace muchos años el jengibre ha sido usado en la medicina tradicional china para combatir enfermedades. Hoy, en el mundo occidental se están dando a conocer sus beneficios.
 Desde hace muchos años el jengibre ha sido usado en la medicina tradicional china para combatir enfermedades. Hoy, en el mundo occidental se están dando a conocer sus beneficios.

El uso del jengibre ha sido mencionado en los libros medicinales a través de la historia en culturas como la china, la india, la romana, y la arábica. Hace casi 2000 años que el jengibre era usado por estas culturas para curar enfermedades y eliminar infecciones. Gracias a estas culturas, en sudamérica y norteamérica al igual que en otras regiones del planeta, el jengibre no sólo se usa para agregar sabor a las comidas, pero para mejorar la salud. El jengibre es un tubérculo, y es parte de la familia del numérico y el cardamomo. La parte de abajo de la raíz es usada como especie. El compuesto principal del jengibre es el gingerol, que es la sustancia que contiene todas las increíbles propiedades medicinales y que le da el distintivo sabor. El gingerol es también el responsable principal de otorgarle al cuerpo los beneficios.


El jengibre es un tubérculo con muchos beneficios para la salud.
 El jengibre es un tubérculo con muchos beneficios para la salud.  (Foto: Especial)

Beneficios: 1. El jengibre es excelente para eliminar vértigos y mareos, especialmente si vas a viajar y para mujeres embarazadas. De la misma manera, es bueno para aquellos que están pasando por quimioterapia o han sido sometidos a una cirugía extensa y pesada. El jengibre contiene propiedades anti-vómito que ayudan a reducirlo, aún cuando es severo. Si estás embarazada y sufres de muchas náuseas y vómito, puedes probar el jengibre en té, sopa o cápsulas, sólo asegúrate que sea natural. Si vas a viajar en avión o en barco, toma aproximadamente 1 gramo de jengibre seco o en polvo de 30 minutos a 2 horas antes de viajar para aliviar las náuseas y prevenirlas. 2. Al igual que es bueno para evitar y eliminar las náuseas, es un gran ingrediente para facilitar la digestión. El jengibre ha sido probado por varios estudios para tratar la indigestión crónica. La indigestión crónica se caracteriza por dolores y malestar en la parte superior del estómago. Tomar jengibre puede ayudar a eliminar el malestar y devolverle al estómago la tranquilidad que necesita. También es excelente para acelerar y regular el metabolismo. El consumo constante de este tubérculo ayuda a absorber mejor los nutrientes de la comida que consumimos y a llevar a los compuestos esenciales a sus respectivos lugares. Si tienes falta de apetito, comer jengibre fresco antes de comer ayudará a que tengas hambre y puedas comer. 3. El jengibre es antiinflamatorio y antibiótico. Por esta razón, es ideal para combatir infecciones. Gracias al gingerol, ayuda a combatir cualquier infección que puedas tener y a reducir la posibilidad de contraer alguna. También ayuda a prevenir el crecimiento de bacterias en el cuerpo. Si sufres de gingivitis o peritonitis, el jengibre es ideal para desinflamar las encías y los problemas bucales.

4. Ha sido comprobado que el jengibre ayuda a reducir los dolores, especialmente los menstruales y los reumáticos. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, puede ayudar a pacientes con osteoartritis, una enfermedad donde se degeneran las articulaciones. La osteoartritis trae como consecuencias dolores, los cuales pueden reducir con medicinas. En varios estudios, se ha demostrado que el jengibre es mejor que muchas de estas medicinas para reducir los dolores de esta enfermedad. Combinado con aceite de sésamo y canela, puede hacerse un ungüento para aliviarlos. Si eres de las que sufre de muchos cólicos, el jengibre también podría ser una excelente solución. Comerlo varios días antes de que empiece el ciclo menstrual, puede ayudar a no tener cólicos. 5. Además de todo esto, el jengibre es una buena solución para las gripas y los problemas respiratorios. Gracias a que es expectorante, también se usa como solución para pacientes con asma. Tomarlo en un té, llega a eliminar la gripa y la tos, causados por bacterias en la garganta. También ayuda a a prevenir las enfermedades cardiovasculares, pues mejora el flujo sanguíneo. Ha sido comprobado que el jengibre puede ayudar a prevenir el cáncer de colon y de ovario. El gingerol llega a inhibir a las células cancerígenas y por lo tanto llega a matar muchas de estas células. Este tubérculo también ayuda a disminuir las migrañas, es un antidepresivo natural y reduce los niveles de estrés. Es un hecho que el consumo constante de jengibre puede traer grandes beneficios a la larga, pero consumirlo en momentos específicos también puede ayudar a curar distintos síntomas y enfermedades. Puedes disfrutar de este tubérculo en muchas presentaciones, ya sea como té en infusiones, en jugos o licuados, usarlo en polvo en ensaladas o guisados o hasta incluirlo en postres. Recuerda que es mejor comprar el tubérculo en el mercado y hacerlo como más te guste. Si vas a comprarlo en polvo, tabletas o jarabes, asegúrate que sea 100% natural y que no incluya ningún otro elemento.

La información que se publica en Quien.com está basada en datos e información reales y no están relacionados con instituciones de salubridad o médicas. Visita a tu médico con regularidad, si existen dudas o necesitas más información sobre el tema.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas