¿Qué onda con la comida orgánica?

Hay mucho ruido sobre consumir alimentos orgánicos, pero muchos de nosotros no sabemos con exactitud qué es realmente la comida orgánica. Nosotros te explicamos.
Hay mucho ruido sobre consumir alimentos orgánicos, pero muchos de nosotros no sabemos con exactitud qué es realmente la comida orgánica. Nosotros te explicamos.
 Hay mucho ruido sobre consumir alimentos orgánicos, pero muchos de nosotros no sabemos con exactitud qué es realmente la comida orgánica. Nosotros te explicamos.

Llevamos varios años viviendo en una época donde lo que está de moda y lo que más se está consumiendo son los alimentos limpios, naturales y sin ingredientes tóxicos. Vamos al supermercado y tratamos de comprar comida orgánica y sana, tratando de mantener nuestro cuerpo lo más saludable posible. Muchas veces hacemos lo que creemos que es mejor. Consumimos estos alimentos porque hemos escuchado que es bueno para la salud, que es mejor a la larga, que evita enfermedades, entre otras cosas, pero realmente no estamos seguros de qué significa la comida orgánica. La comida orgánica se refiere a todos aquellos alimentos que están cultivados en granjas orgánicas. Esto significa que no existen aditivos tóxicos en los alimentos como los pesticidas o los fertilizantes. Además, los agricultores que cultivan comida orgánica hacen sus propios fertilizantes como la composta para mantener el producto sano. De la misma manera, ha habido mucho ruido en los últimos años por la comida genéticamente modificada y cómo afectan a la salud. La comida genéticamente modificada se modifica antes de cultivarla, es decir, un higo puede darse con excelente calidad y mismo sabor los 365 días del año en vez de solamente en ciertos meses. La comida orgánica es completamente lo opuesto a todo esto; conserva las vitaminas y minerales que originalmente tiene el alimento sin ser modificado genéticamente.


La comida orgánica son aquellos alimentos que no están expuestos, entre otras cosas, a pesticidas y fertilizantes.
 La comida orgánica son aquellos alimentos que no están expuestos, entre otras cosas, a pesticidas y fertilizantes.  (Foto: Especial lrgworld.com)

El movimiento de la comida orgánica originalmente comenzó cuando los consumidores buscaban alimentos que no estuvieran expuestos a toxinas y pesticidas. A partir de ese momento empezó a cuidarse de la misma manera el medio ambiente. Hoy, además de para cuidar su salud, mucha gente intenta y prefiere consumir alimentos orgánicos para cuidar el medio ambiente. Los pesticidas por ejemplo, están hechos, como su nombre lo indica, para destruir las pestes que puedan aparecer en los cultivos. Durante años han existido casos registrados y estudios hechos donde se demuestra el daño de los pesticidas al medio ambiente y a la salud de los animales y humanos, razón por la cuál también empezó el movimiento de comida orgánica. Para las personas que tratan con pesticidas a diario, existen efectos secundarios como daños en el sistema reproductivo, sistema nervioso y varios tipos de cáncer. Además, se dice que más del 90% de los pesticidas que se rocían a los alimentos llegan también al aire, el agua y la tierra, destruyendo el hábitat de muchos animales y causando problemas ambientales.


La comida en las granjas orgánicas no está expuesta a pesticidas y fertilizantes ni químicos.
 La comida en las granjas orgánicas no está expuesta a pesticidas y fertilizantes ni químicos.  (Foto: Especial earthuntouched.com)

Mucha gente se pregunta si realmente vale la pena comer comida orgánica. La realidad es que depende del alimento que se vaya a consumir. Por ejemplo, si vas a comer una toronja, entonces no es necesario que sea orgánica pues los pesticidas y fertilizantes llegaron a la cáscara y la cáscara de la toronja no se come. Lo mismo pasa con el mango, la naranja o el plátano. Recomendamos estos grupos de alimentos para comer orgánicos: 1. Proteína animal: Para empezar, la proteína animal que vayas a consumir que sea orgánica va a tener un sello confirmando que es orgánica. ¿Por qué es mejor comer proteína animal orgánica? Es muy sencillo. Los animales que crecen en granjas orgánicas serán alimentados con comida 100% orgánica. El ambiente donde viven también será orgánico. No van a ingerir hormonas o drogas artificiales para crecer en tamaño o cambiar de sabor. Tampoco comerán comida genéticamente modificada. Los animales podrán vivir al aire libre, en pastizales que tampoco tienen pesticidas o fertilizantes. Todo esto es bueno para tu salud porque tu tampoco estarás expuesto a estos químicos. A final de cuentas, lo que el animal come, es lo que tu comes. Si el animal no está expuesto a ningún químico o droga artificial, tu tampoco lo estarás. Lo mismo pasa con los lácteos. En muchas ocasiones, y por las mismas razones, es mejor consumir lácteos orgánicos por el trato con los animales y por lo que los animales consumen y cómo viven.


Es recomendable comer proteína animal orgánica.
 Es recomendable comer proteína animal orgánica.  (Foto: Especial cossfitai.com)

2. Frutas y verduras: Como mencionamos anteriormente, es una mejor opción consumir frutas y verduras orgánicas. Esto no significa que absolutamente todas las frutas y verduras deban ser orgánicas. En cuanto a las frutas, si tienen cáscara, entonces realmente no importa si no son orgánicas, ya que la cáscara protege a la fruta de los pesticidas y fertilizantes. Por el contrario, las frutas cuales cáscaras nos comemos, de preferencia es mejor consumirlas orgánicas. Las manzanas son de las frutas que más fertilizantes y pesticidas tienen, así que recomendamos comprarlas orgánicas. De la misma manera, los duraznos y las fresas, también recomendamos comerlas orgánicas.


Las manzanas, fresas y duraznos, también recomendamos comer orgánicos.
 Las manzanas, fresas y duraznos, también recomendamos comer orgánicos.  (Foto: Especial gaetanbono.com)

Para muchos es complicado consumir alimentos orgánicos por el precio de éstos. Es importante recordar que la comida orgánica es más cara porque los fertilizantes naturales que se usan son más caros y complicados de conseguir o hacer. También se requiere más mano de obra en la agricultura y la demanda de comida orgánica no es la misma que de la comida convencional.

Es un hecho que el consumo de comida orgánica es más que nada un cambio de consciencia. Se trata de pensar más en el medio ambiente y en lo que le estamos metiendo a nuestros cuerpos que otra cosa. También es importante recordar que no pasa nada si no consumimos alimentos orgánicos o si todos los alimentos que consumimos no son orgánicos. Tal vez sea más fácil y barato conseguir algunos, tal vez no. La idea principal es que estemos conscientes de los problemas ambientales que existen detrás de este movimiento y poder hacer un cambio en el planeta para también sanar nuestros cuerpos.

La información que se publica en Quien.com está basada en datos e información reales y no están relacionados con instituciones de salubridad o médicas. Visita a tu médico con regularidad, si existen dudas o necesitas más información sobre el tema.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas