Los top 5 aceites anti-edad

Las mujeres tratamos de cuidarnos la piel para protegerla y evitar que luzca desgastada. El secreto es usar lo que la naturaleza nos regala para rejuvenecer la piel de nuestra cara.
Las mujeres tratamos de cuidarnos la piel para protegerla y evitar que luzca desgastada. El secreto es usar lo que la naturaleza nos regala para rejuvenecer la piel de nuestra cara.
 Las mujeres tratamos de cuidarnos la piel para protegerla y evitar que luzca desgastada. El secreto es usar lo que la naturaleza nos regala para rejuvenecer la piel de nuestra cara.  (Foto: Especial)

1. Aceite de Rosa de Mosqueta: Es un aceite vegetal que se extrae de las semillas de un arbusto silvestre de la familia de las rosas. Originalmente, el arbusto es originario de Europa, pero hoy en día ya puede encontrarse en países como Argentina y Chile. El aceite de Rosa de Mosqueta es un aceite seco que penetra hasta las capas más profundas de la piel, donde ayuda a regenerar las células, incrementando la producción del colágeno. Es un aceite rico en Vitamina C, ácidos grasos esenciales en Omega 3 y Omega 6. Estos son conocidos por su habilidad en curar el tejido de la piel, mejorar su elasticidad y la apariencia de la misma. Además de ser uno de los mejores cosméticos naturales y uno de los más usados, los ácidos grasos esenciales que contiene son muy nutritivos para la piel y están relacionados con la regeneración de los tejidos. El aceite de Rosa de Mosqueta también tiene un alto contenido en ácido retinóico que ayuda reducir la aparición de las arrugas y a darle más brillo a la piel. También ayuda a curar y reducir cicatrices como las marcas de acné y previene la aparición de estrías. El aceite también contiene una alta cantidad de antioxidantes y Vitaminas A y C que mejoran la pigmentación de la piel. Los rayos UV son el principal causante del foto-envejecimiento y produce manchas en la piel y arrugas. Las propiedades del aceite de Rosa de Mosqueta con los antioxidantes y ácidos grasos esenciales, además de mejorar la pigmentación, contrarresta la disminución del colágeno producida por la exposición al sol, e hidrata la piel. La vitamina A humecta la piel especialmente en personas mayores a 45 años para ayudar a la elasticidad y producción de colágeno, reduce las manchas de la piel, incrementa el crecimiento de nuevas células y ayuda a pieles maltratadas.


El aceite de Rosa de Mosqueta ayuda a regenerar las células de la piel.
 El aceite de Rosa de Mosqueta ayuda a regenerar las células de la piel.  (Foto: Especial)

2. Aceite de Argán: El argán es una especie de planta con flores de la región suroeste de Marruecos. El aceite previene del fruto que produce la planta y recientemente se produce mayormente como uso cosmético. Desde hace siglos, las mujeres en Marruecos conocían ya sus propiedades y usaban el aceite. El aceite de Argán está compuesto 80% por ácidos grasos esenciales que tienen una increíble habilidad para hidratar la piel, recuperar elasticidad y evitar las líneas de expresión y arrugas. De la misma manera, es un aceite excelente para aquellas que quieren cuidarse la piel a temprana edad. El uso regular del aceite llega a reducir las arrugas desde la capa más profunda de la piel y regenerar las células de la misma. También es conocido por tratar varios casos de dermatitis y tumores de la piel. Los antioxidantes que contienen los ácidos grasos esenciales ayudan al tratamiento del acné y a combatir los radicales libres para retardar la oxidación y degeneración de los tejidos. La misma propiedad antioxidante es otorgada por el alto contenido en Vitamina E.


El aciete de Argán es excelente para aquellas que quieran empezar a cuidarse la piel.
 El aciete de Argán es excelente para aquellas que quieran empezar a cuidarse la piel.  (Foto: Especial)

3. Aceite de Zanahoria: Este aceite tienen un alto concentrado en caroteno que procede de la maceración de la pulpa de zanahoria. Gracias al alto concentrado en caroteno, también tiene un alto concentrado en Vitamina A, que tiene magníficas propiedades para la regeneración celular de la piel. El aceite de zanahoria tiene un efecto rejuvenecedor en la piel. No sólo ayuda a mantener la piel suave pero también ayuda a eliminar las manchas y las cicatrices. Los carotenos contienen antioxidantes que ayudan al sistema inmunológico contra los rayos UV, ayudando a prevenir el daño de los rayos del sol y a desintoxicar la piel. De la misma manera, es un excelente aceite para pieles con enfermedades con eccema, psiorasis y dermatitis. Es increíble con las quemaduras de sol, pieles secas y pieles dañadas por el acné. El aceite de zanahoria también mantiene la piel flexible y nutrida gracias al alto contenido de Vitamina A. Se puede aplicar en arrugas muy marcadas y profundas o puede usarse al tomar el sol para un bronceado protegido, duradero y natural. También ayuda a reparar la epidermis contra el clima como el frío y el calor y puede usarse como mascarilla para limpiar impurezas en pieles grasas o muy secas.


El aceite de zanahorita ayuda a mantener la piel suave y eliminar cicatrices.
 El aceite de zanahorita ayuda a mantener la piel suave y eliminar cicatrices.  (Foto: Especial)

4. Aceite de Acai: El Acai es una palmera que proviene de la selva Amazónica que tiene un alto contenido en grasas, y es el aceite con más alto contenido antioxidante. La fruta del Acai tiene un perfil nutrimental impresionante: la combinación de Omega 3, Omega 6 y Omega 9 (ácidos grasos esenciales), ayudan a la estructura celular. También tiene Vitaminas como la B1, B2, B3, E y C, y minerales como fósforo, calcio y potasio. La Vitamina C es esencial para la rejuvenecer y revitalizar la piel. Según estudios, los fenoles en el aceite de Acai ayudan a destruír y proteger la piel de células cancerígenas. Además de esto, el aceite de Acai tiene grandes propiedades. Es altamente hidratante y le devuelve de manera natural la elasticidad a la piel. Sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antibacteriales, protegen a la piel de los radicales libres de la formación de células cangerígenas y ayudan a mantener una piel joven. Es un aceite bueno para pieles maduras, secas y con marcas de acné. También es un excelente lubircante que suaviza, protege y relaja la piel seca y la defiende de ataques externos como el frío, el calor y el viento. Las grasas Omega 9 nutren la piel desde el exterior, ayudando a que tenga un aspecto más saludable.


El aceite de Acai relaja y protege la piel seca.
 El aceite de Acai relaja y protege la piel seca.  (Foto: Especial)

5. Aceite de Germen de Trigo: Este aceite se extrae directamente del trigo y es muy rico en minerales, vitaminas y aminoácidos esenciales. Junto con el aceite de Argán es uno de los aceites más antioxidantes y nutritivos, y se considera la fuente más importante de Vitamina E. Contiene minerales, carbohidratos y proteínas, así como pequeñas cantidades de ácidos grasos tipo Omega 3 y Omega 6, Provitamina A y Vitamina F. Debido a las propiedades antioxidantes de la Vitamina E que contiene, protege a la piel de los radicales libres que causan el envejecimiento prematuro. Es un ingrediente esencial en la cosmética hoy en día para antiedad ya que da excelentes resultados para el tratamiento contra las arrugas, otorgando elasticidad, nutrición y previniendo la formación de estrías. Cuando se usa frecuentemente, hidrata la piel, evita las líneas de expresión y revierte los daños en la piel, dejándola como nueva. También mejora la circulación de la sangre, brindando un aspecto más saludable a la piel. El aceite de Germen de Trigo también es un excelente ingrediente para las quemaduras de piel y la piel seca.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
El extraño gusto culposo de Selena Gomez
No te pierdas
×