Las claves de estilo que aprendimos
de los filmes de Audrey Hepburn
Marisol Herrera de la Riva @solescitta
Jueves 24 de enero de 2013 a las 11:25
Lentes cateye, trenchcoats, abrigos corte campana e infalibles vestidos negros son algunas de las aportaciones de la estrella a la moda femenina.

Audrey Hepburn
(De izquierda a derecha) Audrey en: Charade, Sabrina, Breakfast at Tiffanys y Funny Face. (Foto: Especial)

 

 

 

Audrey Hepburn belleza inmortal, que cautivó a miles con su simpatía, carisma y encantadora personalidad, que hasta hoy, se impone como un estereotipo del allure femenino.

 

Nacida en Bélgica de padre irlandés y madre alemana, creció en Londres y consagró su carrera como actriz en Estados Unidos.
 

 

Con facciones delicadas, pómulos marcados, cuello largo y delgada complexión, rompió los esquemas de la figura femenina a partir de los años 50, su encanto innato fascinó a chicos y grandes, posicionándola como un modelo a seguir a nivel mundial.

 

Parte de su atractivo fue que la actriz no buscaba ser una mujer sexy, sino una mujer para enamorarse de ella.  Así nos enamoró y se convirtió en una figura legendaria a través de sus roles como Holly Golighthly, Regina Lampert, Jo Stockton, Sabrina Fairchild y Eliza Doolittle.

 

Parte clave de la consagración de su estilo fue el diseño de vestuario utilizado en sus películas en las cuales el diseñador Hubert de Givenchy jugó un gran papel.

 

Así de Breakfast at Tiffanys aprendimos que no hay nada más asertivo, correcto y femenino como un `Little Black Dress´, que las remeras marineras son excelentes para el día a día y que un chongo bien hecho siempre sumará sofisticación a tu atuendo.

 

Holly Golightly nos enseñó que los accesorios pueden ser tus mejores aliados para resaltar conjuntos neutros y que la versatilidad de los trenchcoats son infalibles en tu guardarropa.

 

Qué decir del glamour de Regina Lampert a lado de Cary Grant en Charade dónde se afirma a los abrigos de corte de campana como un obligado para el invierno, además que las maxigafas y colores vivos se sugieren para nunca pasar desapercibida.

 

Además se sobresalta el carácter femenino a través de vestidos a la rodilla y conjuntos de falda y saco.

 

En la fantástica historia de moda, Funny Face, Audrey da vida a Jo Stockton una modelo que pule su estilo al sumergirse en la industria de la moda y alcanza la excelencia al irse a París, Vestidos en corte `A´ que hoy son remitidos por Dior nos recuerdan el tipo `lady like´ tan característico de los 50 y que hoy es imitado por celebridades como Natalie Portman y Michelle Williams.