Los mejores looks de los
British Fashion Awards
Ana Paulina Valencia @TipoPauYAsi
Miércoles 28 de noviembre de 2012 a las 14:10
Desde Salma Hayek hasta una muy embarazada Lily Allen, los BFA estuvieron llenos de fashionistas. Pero ¿quiénes fueron las mejor vestidas (y de las que no estamos tan seguros)?

STELLA
La diseñadora Stella McCartney regresó a casa con dos premios: marca y diseñador del año. (Foto: Getty Images)

 

4. Stella McCartney. La diseñadora e hija del ex-Beatle se hizo acreedora a dos de los premios más importantes de la noche, y pasó a recibirlos en un jumpsuit negro con laterales con detalles plateados y corte recto, que dejaba al descubierto sus brazos. 

 

Acentuó el efecto con un peinado ultra sencillo y recogido, y maquillaje natural: smokey eyes y labios naturales. Los pumps negros de gamusa fueron un excelente toque final para un atuendo que no necesitaba de más para ser impactante.

 

 

Cara
Cara Delevigne, modelo del año, usó un vestido de Burberry. (Foto: Getty Images)



3. Cara Delevigne. La modelo del 2012 fue fiel a la marca de la que es imagen, Burberry, y usó un vestido en verde metálico, con zapatos de la misma textura y pelo suelto. Como suele suceder, sus cejas fueron protagonistas al enmarcar unos ojos con delineador en cat-eye, y labios naturales, seguramente usando el Lip Velvet de la marca británica.

 

Su actitud cerró la noche con broche de oro, pues Cara es conocida por ser una de las modelos más relajadas y divertidas del mundo de la moda.

 

Alexa Chung
Alexa Chung ganó por cuarta ocasión el premio al Britsh Style Icon. (Foto: Getty Images)



2. Alexa Chung. Nuestra fashionista británica preferida también es la de sus coterráneos, y la prueba estuvo en el premio que ganó por cuarta ocasión consecutiva y la consolidó (como si lo necesitara) como el Ícono del estilo británico.

 

Fiel a su estilo, la conductora usó un vestido de encaje diseñado por Simone Rocha, con corte de inspiración mod, el escote clásico de este estilo y largo hasta unos centímetros arriba de la rodilla. Los botines Belle Epoque de Nicholas Kirkwood fueron una lección en mix-prints y texturas, algo que solamente Alexa podría hacer con tanto éxito. 

 

 

Lily Collins
Lily Collins lució fantástica en un vestido de Mulberry y con un maquillaje impecable. (Foto: Getty Images)

 

1. Lily Collins. Nuestro look favorito de la noche fue el de esta actriz, que aprovechó al máximo su pálida complexión con un maxi dress negro de Mulberry, acentuando su silueta con un cinturón del mismo color y con un toque edgy en los tirantes con tachas.

 

Pero lo que hizo de este look un 10 absoluto fue el maquillaje: jugando a la perfección con los colores que le quedan, pero tomando un riesgo significativo, Lily optó por labios en tono granate y ojos muy oscuros, con pestañas impactantes. 

 

El pelo, marrón oscuro, en combinación con los labios hacía un contraste que no podemos dejar de mirar. Definitivamente un look ganador, aún si Lily no estaba nominada a ningún premio esa noche.

 

 

LILY SALMA
Los outfits de Lily Allen y Salma Hayek no nos convencieron, ¿tú qué opinas? (Foto: Getty Images)


En duda: Lily y Salma. Dos atuendos sobre los que no sabemos que sentir fueron los de Lily Allen y Salma Hayek. Esta última presentó uno de los premios a Stella McCartney, y dejó ir una oportunidad para presumir su figura al usar un vestido negro que, si bien era entallado, perdía forma debido a los flecos que salían del cuello y caían hasta la cintura, y los que partían de esta hasta debajo de las rodillas.

 

Este largo no favorecía a la petite estrella, quien podría haber presumido sus piernas un poco más, aprovechando para alargarlas con un vestido hasta arriba de las rodillas y unos tacones que dejaran los pies al descubierto. Sus curvas, bien ocultas por el inexistente escote, hubieran lucido mejor con uno en V o un poco más bajo. 

 

En el caso de Lily, aunque los maxi dresses suelen ser una excelente elección para usar durante el embarazo, el peinado de (demasiado) poco esfuerzo y la bolsa casual hicieron que el look se viera aburrido. Unos labios en color oscuro, un clutch y un peinado que luciera su cabello hubieran hecho maravillas.