Tras su mentira en Río, Ryan Lochte pierde a su principal patrocinador

Speedo USA no toleró la falsa acusación de robo que el nadador contó durante su participación en los Juegos Olímpicos y esperan que aprenda de la experiencia.
Speedo USA no toleró la falsa acusación de robo que el nadador contó durante su participación en los Juegos Olímpicos y esperan que aprenda de la experiencia.
 Speedo USA no toleró la falsa acusación de robo que el nadador contó durante su participación en los Juegos Olímpicos y esperan que aprenda de la experiencia.

Speedo USA anunció el lunes que ya no patrocinará a la estrella olímpica de la natación, el estadounidense Ryan Lochte, quien dijo falsamente haber sido robado a punta de revolver en Rio, admitiendo luego que había "sobre-exagerado".

"Aunque disfrutamos una relación positiva con Ryan durante una década y ha sido un miembro importante de equipo Speedo, no podemos aceptar una conducta que contradiga los valores que esta marca ha apoyado largamente", señaló la empresa en un comunicado.

Speedo donará 50 mil dólares provenientes de los derechos de Lochte a Save the Children, destinados a ayudar a niños brasileños.

"Apreciamos sus múltiples logros y esperamos que siga adelante y aprenda de esta experiencia", señaló Speedo USA, aludiendo a Lochte, que ganó un total de 12 medallas en competiciones olímpicas durante su carrera, seis de ellas de oro.


Speedo USA apoyó a Ryan Lochte durante 10 años.
 Speedo USA apoyó a Ryan Lochte durante 10 años.  (Foto: AFP)

El nadador estadounidense asumió la responsabilidad por destrozar un baño en una gasolinera de Rio y luego inventar una historia a la policía brasileña durante los Juegos Olímpicos de Río-2016.

El episodio, que ha avergonzado a la superpotencia deportiva de Estados Unidos, vio a Lochte y a otros tres nadadores medallistas de oro envueltos en una polémica después de dar un impactante y falso testimonio, al decir que habían sido asaltados a punta de pistola.

El nadador admitió la culpa sólo después de que la policía declarara falsa la historia, diciendo que los cuatro nadadores habían sido detenidos únicamente por la seguridad y fueron obligados a pagar una indemnización por vandalismo en un baño de una estación de gasolina estando ebrios.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas