Tras mala experiencia con infidelidad, ¿Sandra Bullock piensa en boda?

Después de su traumático divorcio de Jesse James por las infidelidades de este, la actriz podría estar planteándose la idea de casarse con el fotógrafo Bryan Randall.
Después de su traumático divorcio de Jesse James por las infidelidades de este, la actriz podría estar planteándose la idea de casarse con el fotógrafo Bryan Randall.
 Después de su traumático divorcio de Jesse James por las infidelidades de este, la actriz podría estar planteándose la idea de casarse con el fotógrafo Bryan Randall.  (Foto: Getty Images)

La actriz Sandra Bullock, de 52 años, vive una de las etapas más dulces de su vida junto al fotógrafo Bryan Randall, de 50, hasta el punto de que podría considerar incluso la idea de llegar por segunda vez al altar después de su fallido matrimonio con Jesse James.

"Sandra y Bryan son compañeros. Los amigos cercanos de Sandra nunca la habían visto así de feliz. Desde hace poco ha empezado a mostrarse más abierta a la posibilidad de casarse otra vez", comentó una fuente cercana a la pareja al portal de noticias E! News.

Los hijos de la intérprete -Louis, de seis años, y la pequeña Laila, de cuatro, a quienes adoptó en solitario- habrían aceptado con los brazos abiertos a Bryan, que está aprovechando las vacaciones de verano para estrechar aún más el vínculo que tiene con los dos pequeños.

"Están disfrutando los últimos días de verano con los niños antes de que empiecen la escuela. Pasarán más tiempo en Los Ángeles cuando empiecen las clases. Las cosas se han puesto muy serias entre ellos", añadió la fuente.

Después del desengaño amoroso que vivió con su ex marido -quien reconoció haber mantenido una relación extramatrimonial con la modelo Michelle McGee-, Sandra parece haber encontrado por fin la estabilidad sentimental junto al fotógrafo, aunque no todo el mundo tiene tan claro que Bryan sea el hombre adecuado para ella, debido a sus antiguos problemas de adicción, que lo llevaron a ingresar a rehabilitación hace unos años.

"No creo que deba casarse con Bryan. Si su madre siguiera viva no se casaría con él, eso seguro. Sandra no sabe elegir a los hombres de su vida y sigue tomando muy malas decisiones. Es una gran actriz, y además ahora también tiene mucho éxito y una familia maravillosa, ¿por qué arruinarlo todo corriendo riesgos? Yo rezo por ella. Rezo para que se aleje de hombres malos", comentó al respecto su antigua profesora Geraldine Filpi al National Enquirer.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas